Itziar Epalza: “El peso de la Red de Parques Tecnológicos en el PIB vasco es ya del 7,1%”

10 junio, 2019
Itziar Epalza.

En el ecuador de su Plan Estratégico 2017-2020, la Red se consolida como referente internacional de I+D+i a partir de un ecosistema envidiable de apoyo al conocimiento y el talento en Ciencia y Tecnología

 

La Red de Parques Tecnológicos de Euskadi es, probablemente, uno de los mayores agentes vascos en favor de la Innovación y el Desarrollo. Un fabuloso ecosistema de conocimiento extendido por Álava, Bizkaia y Gipuzkoa que acoge en estos momentos a 544 empresas que facturan casi 5.600 millones de euros y dan empleo directo a 18.500 personas. Un entorno ejemplar, en definitiva, que en pleno ecuador de su Plan Estratégico 2017-2020 está confirmando no ya solo un importante crecimiento en cuanto a su actividad sino también una influencia cada vez mayor sobre la economía vasca. En sintonía con la Estrategia de Especialización Inteligente RIS 3 impulsada por el Gobierno Vasco, la  Red de Parques es, hoy por hoy, un influyente y envidiable foco de talento en áreas como la Aeronáutica, Ciberseguridad, Energía, Biociencias o Telecomunicaciones. A dos años vista de la conclusión de plan fijado, su directora general, Itziar Epalza, analiza las claves de presente y futuro de la Red.

 

Hace tiempo se le preguntó en relación a la Red de Parques y las empresas y centros tecnológicos que lo conforman si Euskadi tenía una suerte de Ferrari de la I+D y aún no se había dado cuenta… ¿Cree que unos años después esto ha cambiado?

Estamos en camino. Una de las líneas estratégicas marcadas es la importancia que tiene la divulgación, el hacer llegar a la sociedad lo que está pasando en la Red y en sus empresas, incubadoras, centros tecnológicos, centros de investigación, clústers y universidades, los proyectos de altísimo contenido tecnológico que están desarrollando, que son en muchas ocasiones increíbles. Creo que la sociedad tiene una serie de problemas importantes que resolver en el futuro, retos en los que en estos momentos nuestras empresas están trabajando en áreas como la salud, la energía, los nuevos materiales, automoción, aeronáutica… Por eso el esfuerzo que decidimos llevar a cabo y que estamos realizando para divulgar de manera intensiva está dando sus frutos. Sabíamos que nuestras empresas y centros eran muy buenos, pero ahora lo sabe también el resto de la sociedad.

 

Al igual que el papel de la mujer…

Así es. Para nosotros es de vital importancia divulgar también el papel de la mujer en la Ciencia y la Tecnología y todo lo que tiene que ver con vocaciones científico-tecnológicas. El futuro de las nuevas vocaciones lo tenemos que trabajar entre todos y todas así como la incorporación de la mujer. Somos el 52% de la sociedad y no podemos permitirnos que todo ese talento no esté en el mundo de la ciencia y la tecnología. Es necesario para ser un país competitivo. Por eso es habitual que organicemos en esta línea jornadas, congresos o recibamos visitas. Solamente en los dos últimos años hemos recibido más de mil personas de 76 delegaciones a nivel internacional interesadas en conocer la filosofía y el ecosistema que tenemos en la Red de Parques Tecnológicos.

 

Afirma que en el ecuador del Plan Estratégico 2017-2020 ya se está experimentando un crecimiento importante en su actividad y una influencia en la economía vasca cada vez mayor. ¿En qué sentido? 

Los datos inicialmente aportados están ahí, pero yo añadiría alguno más para contextualizar el crecimiento que estamos experimentando. Los 544 proyectos que en estos momentos conforman nuestro esqueleto empresarial (33 más que en 2016) suponen el 1% de la actividad económica que se desarrolló en el País Vasco, pero es que solo ese 1% genera el 42% de toda la I+D que se realiza cada año en Euskadi. Hablamos también de 5.600 millones de euros de facturación. Pues bien, en los dos últimos años hemos crecido un 21% en ese sentido facturación, pasando la actividad de la Red de Parques del 5,9% del PIB vasco al 7,1% en estos momentos, casi tanto como el Turismo. Y hablamos también de 18.500 personas trabajando en la Red de manera directa con un crecimiento también importante en los dos últimos dos años, donde se ha crecido casi un 15%.

 

¿Qué perfil profesional es el predominante?

Del total de la plantilla, casi 9.000 son tituladas superiores (un 19,1% más) y 1.271 son doctores y doctoras, cifra que representa un crecimiento del 12% sobre los datos de 2016. Del mismo modo también ha crecido el número de personas que dentro de las empresas de la Red se dedica a tareas de I+D (5.768 frente a 4.960), así como el gasto destinado a esta partida, que se eleva de 494 a 544 millones de euros.

 

¿En qué son muy buenas las empresas de la Red?

Yo diría que en muchas cosas pero sobre todo destacaría que el patrón que nos guía es el de la especialización, impulsada a partir de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3) del Gobierno Vasco. En este sentido, cada uno de los parques ha puesto en marcha iniciativas para convertirse en referencia y polo de atracción de los principales agentes tractores de innovación y desarrollo en diferentes áreas. Así, por ejemplo, en Álava destacan el sector aeronáutico, la ciberseguridad y la energía; en Bizkaia, el aeroespacial, de las telecomunicaciones y la ingeniería; y en Gipuzkoa, las biociencias y la salud.

 

¿Nos pone un ejemplo de esta realidad por cada uno de los tres Parques?

En Álava se ha inaugurado el Centro Vasco de Ciberseguridad-Basque Cybersecurity Centre (BCSC), que aspira a posicionar Euskadi como referente internacional en seguridad informática, pero es que también se ha puesto en marcha el centro de excelencia de mecanizado de Aernnova tras una inversión de 18 millones de euros y los Laboratorios de Desarrollo Farmacéutico Basque Pharmalabs 4.0., que han supuesto la culminación del proyecto con el que Tecnalia y la Universidad del País Vasco-Euskal quieren convertirse en uno de los líderes europeos en servicios avanzados y de I+D para la industria farmacéutica.

 

¿Y en Bizkaia y Gipuzkoa?

En Bizkaia los principales hitos han estado en el inicio del proyecto del Parque Tecnológico en Ezkerraldea-Meatzaldea, en Abanto, que está destinado a la energía y la fabricación avanzada y cuando esté en pleno funcionamiento acogerá, junto al Energy Intelligence Center (EIC), medio centenar de empresas que generarán 2.000 empleos directos y un volumen de negocio conjunto superior a los 800 millones de euros; y en el inicio de la construcción de nueva sede y factoría de ITP Externals, filial de ITP Aero, actual nombre de Industria de Turbopropulsores en Derio. Mientras que en Gipuzkoa ha iniciado su actividad la nueva instalación industrial de la Fundación Cidetec, que será el centro neurálgico de la división dedicada a la ingeniería de las superficies del centro tecnológico. También ha estrenado instalaciones Viralgen en el campo BIO y se han consolidado compañías que son referente en su campo como Grapehenea, poseedora del 23% del mercado mundial de láminas de óxido de grafeno que se utilizan para prototipos de baterías que almacenarán más energía.

 

¿Qué queda pendiente para los dos próximos años?

Llevamos el plan estratégico bastante avanzado. Más del 90% de las 66 líneas estratégicas que hemos definido ya están en marcha, pero nos quedan aún poner en marcha cinco de ellas muy vinculadas al tema futuro de la movilidad. 18.500 personas además de todas las que nos visitan cada año se mueven cada día por nuestro Territorio y tenemos que ver cómo podemos hacer que esto sea más sostenible. Tenemos que trabajar también todo el tema de energía, pues somos un entorno de muchos millones de hectáreas lleno de edificios e infraestructuras y eso también lo tenemos que trabajar así como el tema de la gestión. Tenemos que conseguir la excedencia, ser los mejores con nuestras empresas, con nuestros clientes y los mejores en todo lo que hagamos. Y sobre todo también debemos adaptarnos a los nuevos tiempos. Ya están aquí la ciberseguridad, las biociencias, la fabricación avanzada, la transformación tecnológica… Nuestras infraestructuras se tienen que adaptar de manera óptima a todo ese nuevo entorno y no hay tiempo que perder. Estamos llenos de retos pero con una ilusión bárbara por poder sacarlos adelante.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow