El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa

11 junio, 2020
Marta Areizaga: “Las alianzas serán clave para aunar recursos, reducir costes y ampliar objetivos”

Marta Areizaga.

 

Marta Areizaga, de la consultora FirstLehen, sitúa la Sostenibilidad Empresarial en el eje central de la recuperación social y económica de Euskadi

 

Marta Areizaga es una directiva vasca con un extenso bagaje profesional y un conocimiento notable en lo que a la Sostenibilidad Empresarial se refiere. Con más de dos décadas de trabajo al más alto nivel directivo en compañías del sector tecnológico, industrial y distribución, nunca ha dejado de insistir en la bondad de esta filosofía como un vector empresarial determinante que aporta riqueza a las partes interesadas y al propio negocio. La actual CEO y fundadora de la consultoría FirstLehen fue la primera directora de Responsabilidad Social del Estado y pionera en traer a Euskadi el Pacto Mundial de Naciones Unidas. Al margen de su responsabilidad principal, es profesora universitaria, voluntaria de diversas ONGs y patrona de la Fundación Tubacex.

 

¿A qué se dedica exactamente una consultoría como FirstLehen?

Lo que hacemos son diagnósticos a medida para diferentes empresas de distinto tamaño y diferentes organizaciones y administraciones públicas respecto a su relación con la Sostenibilidad, especialmente en el escenario de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que es lo que llamamos la Agenda 2030. Nuestro trabajo es obtener un diagnóstico certero de cómo está esa organización en aspectos sociales, medioambientales y de respeto a derechos humanos, es decir, todo lo que tiene que ver con el gobierno corporativo y por su puesto con un resultado económico exitoso.

 

¿Y cómo está Euskadi?

Muy bien, mucho mejor de lo que contamos, porque la verdad es que contamos muy poco. La visión de que la Sostenibilidad es una de las transformaciones que va a hacer avanzar a las empresas y a la sociedad en general es inexcusable. Ha venido para quedarse y ni siquiera la COVID19  va a poder con ello. Creo que junto con la digitalización van a ser las dos palancas para trabajar la transformación.

 

Cuando se refiere a que contamos muy poco, ¿a qué se refiere?

Nos cuesta mucho contar las buenas prácticas porque las damos por supuestas. Es cierto que tenemos una cultura empresarial en general bastante respetuosa con los aspectos sociales y con los medioambientales, pero no lo divulgamos. Hasta el punto esto es así que en muchos sentidos ni tan siquiera hemos necesitado que venga una legislación para obligarnos a hacer las cosas… Tenemos una cultura de respeto al entorno y al diálogo, que es fundamental a la hora de desarrollar la Sostenibilidad, no solo hacia el interior de la propia empresa si no a lo que se denominan las partes interesadas, que pueden ser los consumidores, los competidores, el propio sector, el Gobierno… Tenemos una red bastante madura en ese sentido, pero no lo contamos. No contamos que hacemos muchas cosas y las hacemos muy bien. Y no lo hacemos, quizá, porque a veces nos da hasta vergüenza. ¡Y somos fantásticos gestionando cuadros de mando, que es la manera de medir aspectos intangibles como puede ser el comportamiento ético y social de una organización!

 

¿Nos equivocamos si decimos o comparamos la sostenibilidad empresarial como un sinónimo del marketing social, una herramienta de atajo hacia el postureo…?

Creo que eso se da cada vez menos, creo que la Sostenibilidad bien entendida ha tenido diferentes fases, afortunadamente todas crecientes. Sí que en un primer momento la idea se ligaba a donar unos euros a una determinada ONG o a un colectivo vulnerable, y eso sí que puede que haya estado alineado en esa especie de marketing social para ser bien visto, pero yo creo que a estas alturas, la sostenibilidad es un eje transversal en todas las organizaciones, pues toca y afecta a todas las políticas, desde la de producto hasta la de comunicación, pasando por la de gestión de personal y la medioambiental. Ya no es algo vinculado al marketing sino que en este momento donde resulta clave generar confianza en un entorno marcado por el miedo y la incertidumbre, creo que la Sostenibilidad Empresarial ha venido para quedarse.

 

Los fondos de inversión hace ya un tiempo que vienen marcando tendencia en este punto…

Las organizaciones y las empresas que han venido ya trabajando en esta línea de integrar lo que las partes interesadas les dicen y están preocupados no por el cuánto gano sino por el cómo lo gano van a salir más reforzadas de esta situación, sin duda. En este sentido, efectivamente los fondos de inversión hace ya tiempo que vienen exigiendo más variables, que denominan ESG (Enviromental, Social and Governance) en las empresas para trabajar o formar parte de ellas.

 

En ese futuro, ¿considera que a una empresa u organización le puede ir mejor si está liderado por una mujer? Se lo preguntamos porque un estudio reciente para calibrar la respuesta mostrada por los diferentes gobiernos ante la crisis ha concluido que en al menos siete de los países que mejor lo han hecho, las líderes eran mujeres…

Yo creo que lo que nos importa debe ser el talento y las personas que éste aporte, y en estos momentos al liderazgo se le está dando además una vuelta de tuerca, pues necesitamos una gestión y una capacidad de liderar personas y organizaciones cada vez más plana y más horizontal, una gestión en la que la comunicación sea inmediata, tranquila y transparente. Y hombre, estas cualidades generalmente siempre han sido variables muy arraigadas al talento femenino. Sin embargo, también debo decir que hay hombres fantásticos que lideran muy bien, es una cuestión de la persona.

 

¿Qué cree que nos va a exigir el escenario de crisis social y empresarial que se avecina?

Ante todo confianza y  alianzas. Creo que la confianza es la clave para que la sociedad y la economía funcionen. Para cimentarla, la transparencia, la comunicación y la gestión honesta son ejes para los gobiernos y las empresas. Va a tocar gestionar con prudencia, generosidad  y con empatía hacia el sector privado y las personas. Fruto de esa confianza surgen las alianzas. Alianzas público-privadas, alianzas sectoriales, territoriales en las que quizá no hayamos pensado antes. Es la clave para aunar recursos, reducir costes y ampliar objetivos. El sector privado va a necesitar ser prioritario durante un tiempo, porque al final es el que sostiene el edificio. Si queremos que haya impuestos que sustenten los proyectos públicos (Sanidad, Educación….) necesitamos  un sector privado productivo, y éste se ha visto paralizado de manera mayoritaria durante estos meses como nunca antes.

 

¿Alguna receta para hacer frente al actual tiempo de incertidumbre?

Creo en aquella idea de que no hay que preocuparse, hay que ocuparse. Y trabajar siempre con un objetivo claro e inteligente. Creo que va a ser necesaria la adaptación al entorno. Analizar qué necesidades surgen (seguridad, salud, solidaridad, sostenibilidad…) y qué colectivos las necesitan. Y adaptar productos y canales a ello. La digitalización se ha mostrado como una necesidad absoluta, tanto para el teletrabajo como canal de venta preferente o para la educación desde el hogar. Pilares importantes todos ellos de nuestra sociedad.

 

 A pesar de los evidentes logros de la mujer en el panorama político, social y económico a nivel global, sólo el 7% de los líderes mundiales tienen rostro femenino

Es un cambio que va despacio pero va, como la presencia de mujeres en consejos de administración o en puesto de dirección. Al margen de que lo que nos importa es el talento, venga de donde venga, creo que hay que impulsar y ayudar a que las mujeres sigamos llegando. Ninguna sociedad puede prescindir del talento. Hace casi cien años no teníamos derecho a voto; hace cincuenta años no podíamos abrir una cuenta corriente… Es curioso que en lo público mundial seamos solo el 7% de los líderes y en los consejos de administración de las cotizadas rondemos el 30%. Hay cantera, y es importante saber detectarla y apoyarla.

 

De cara a los próximos meses, ¿mejor viajar acompañados y llegar lejos que hacerlo solos pero más rápido?

Siempre mejor acompañados. Uno solo se extenúa con facilidad. Y además nadie es capaz de cubrir todos los flancos. Es necesario saber formar grupos de personas que se complementen, más aún cuando las disciplinas que necesitamos son variopintas: lo digital, las personas, la sostenibilidad, la ética, la productividad, la internacionalización, lo financiero, la innovación… ¿Quién es capaz de dominar todo ello a diario? Si algo nos ha enseñado esta reciente experiencia de la COVID19 es que además de disciplinas académicas o expertise, necesitamos capacidades de adaptación, flexibilidad, decisión a corto, pensamiento global y no solo de mi empresa. La empresa no es un ser aislado, es un ser económico, pero también social y político y las decisiones que toma y los modos en los que genera riqueza afectan al todo. Es nuestro motor y debe ser lo más completo posible. Las alianzas son por ello claves.

 

Estos días se viene insistiendo como si de un mantra se tratase que una vez concluya la actual crisis, vamos a crecer como sociedad en conciencia. ¿Cree realmente que va a aumentar la responsabilidad social, que seremos más sostenibles, que habrá realmente un cambio de modelo…?

Creo que el modelo viene ya encaminado y la COVID19 lo puede retrasar, pero no modificar. La Sostenibilidad ha venido para quedarse, al igual que la digitalización. Son las dos transformaciones del presente y del futuro. La legislación lo va marcando y la sociedad también. Creo que es el momento de las cinco ‘Eses’: la Solidaridad con lo cercano y lo local, ya sea persona, comercio, producto, proveedor…. La Seguridad va a ser un eje clave como trabajadores, consumidores, empresas, sociedad… Ofrecer seguridad no solo momentánea sino a medio plazo. La Salud, que nos hemos dado cuenta de que es lo prioritario. Hay que atenderla desde el ámbito personal al empresarial, social y colectivo. Lo Social, las personas. Somos el eje transformador de cualquier proyecto. Somos el motor. Lo hemos visto con los sanitarios en primera fila pero lo vemos en cualquier proyecto. Según la motivación, el talento y el trabajo, los proyectos salen adelante. Y, por último, la Sostenibilidad, cuidar de las generaciones futuras, cuidando los recursos del presente. Las personas, el medio ambiente, el gobierno correcto, los derechos humanos… Todas las claves que van a hacer que respetemos las variables que aumenten la calidad de vida para las personas. Ese es el futuro. La verdadera inversión somos las personas, nuestro talento, nuestra creatividad. Somos la especie superior en la cadena, y lo somos por estas virtudes. Debemos fomentarlas para salir de cualquier situación en la que nos podamos encontrar.

Iratxe Zuloaga, CEO Ariadna Grid
Innovación 10 julio, 2020
Ariadna Grid: cómo una pyme puede ser líder innovador en un sector de gigantes como el eléctrico

El sector eléctrico está dominado por multinacionales. Pero dentro de ese ecosistema plagado de...Leer más

Cikautxo apuesta por la nanotecnología para dar un salto en las aplicaciones del caucho en sectores como la edificación o la biomedicina
Innovación 8 julio, 2020
Durangaldea se convierte en Territorio Cycle Friendly Employer

La estrategia público-privada incluye la creación de empleo para colectivos...Leer más

Javier Calleja, CEO Solaris
Innovación 3 julio, 2020
“Los últimos meses deberían motivarnos a una transición aún más rápida hacia la movilidad de cero emisiones”

Con la movilidad sostenible por bandera, el CEO de Solaris Bus&Coach, Javier Calleja,...Leer más

En septiembre el número de atención al cliente pasará a ser gratuito: 900 92 93 93

A partir del próximo 1 de septiembre el teléfono de atención al cliente de SPRI pasará a ser...Leer más

Linkedin

Información diaria, segmentada por sectores de actividad y
países de interés para tomar las decisiones más
competitivas.

Última hora sobre Nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afinzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?