El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa

16 diciembre, 2019
Jon Matias, CTO de Keynetic: “En ciberseguridad hay que seguir dando pequeños pasos para ir construyendo un entorno más seguro”

La compañía bilbaína está centrada en soluciones de ciberseguridad orientadas a la Industria 4.0
El equipo de Keynetic con Jon Matias, cofundador y CTO, a la derecha

Keynetic es una de las nuevas empresas que constituyen el ecosistema de ciberseguridad vasco y que presenta una propuesta de valor novedosa y centrada en la Industria 4.0. Fundada en 2016, forma parte del programa ZITEK, una iniciativa de apoyo a los y las miembros de la comunidad universitaria del Campus de Bizkaia de la UPV/EHU con la colaboración de la Diputación de Bizkaia. La ‘startup’ está compuesta por siete empleados y empleadas y tiene entre sus objetivos ampliar plantilla, lograr nuevos clientes y ofrecer su conocimiento a nuevos sectores. Conversamos con Jon Matias, cofundador y CTO de Keynetic.

 

¿A qué os dedicáis en Keynetic?

Hacemos desarrollo de producto de ciberseguridad enfocado a la Industria 4.0. Nuestro objetivo es ayudar a nuestros clientes a mejorar sus condiciones en lo que se refiere a la ciberseguridad y a la exposición de riesgos en los entornos productivos. La ciberseguridad no es un estado permanente. Hay que trabajarla a lo largo del tiempo, y tampoco se puede hacer de un día para otro. Por eso, nuestro objetivo es acompañar a las empresas en esa evolución, principalmente en dos ejes: la visibilidad y la segmentación.

 

En lo que se refiere a la visibilidad, queremos que nuestros clientes tengan en todo momento una visión de lo que está ocurriendo en sus redes. Que sepan lo que sucede es la primera palanca en la que podemos construir la ciberseguridad. Y en este campo tenemos una solución denomina flowNAC que permite visibilizar quién se conecta y a qué se conecta, una información que es muy valiosa.

 

Por otra parte, apostamos por segmentar la red e ir compartimentando y aislando las diferentes áreas de producción. En nuestro caso, vamos un paso más allá y conseguimos aislar cada máquina para que solo pueda “hablar” con quien tiene que “hablar” y de la forma que tiene que “hablar”.

 

¿Por qué vuestros servicios de ciberseguridad están orientados de forma casi exclusiva a la Industria 4.0?

Euskadi es un entorno en el que tiene mucha presencia el sector industrial. Además existe un interés por parte del Gobierno Vasco en potenciar todo lo que tiene que ver con la Industria 4.0 y uno de sus ejes transversales es la ciberseguridad. Es algo que se puede apreciar, por ejemplo, con la puesta en marcha del Basque Cybersecurity Centre (BCSC).

 

Al final, como ‘startup’ que acaba de nacer, tienes que centrarte en un sector que puedas abarcar con tus capacidades y hemos empezado por la Industria 4.0 porque aunaba las mejores características desde el punto de vista de aplicación de nuestra solución de ciberseguridad. Pero la solución no es una solución que no se pueda aplicar en otros entornos o verticales como podrían ser hospitales inteligentes, ‘smart cities’ o sistemas de videovigilancia con cámaras de seguridad o alarmas, que son entornos muy dedicados y a los que esperamos llegar en el futuro. Nuestro producto también se podría aplicar en oficinas, lo que sucede es que es un mercado más amplio, en el que hay más competencia, y es complicado crecer en él.

 

¿Cuáles son las principales diferencias entre un entorno de Industria 4.0 y un entorno industrial tradicional de cara a implementar vuestras soluciones?

Yo destacaría la conectividad, que en el ámbito de la Industria 4.0 se hace omnipresente. En Industria 4.0 se establece un vínculo muy importante entre la parte OT y la IT ya que las máquinas se conectan a recursos de la parte IT. Hasta hace poco tiempo, estos entornos OT estaban aislados y aunque también existían riesgos de sufrir ataques, estos eran menores. Ahora estos entornos OT están ofreciendo mantenimientos remotos, mantenimientos predictivos o utilizan recursos basados en ‘big data’, por lo que están constantemente expuestos a riesgos procedentes de los entornos IT. Todo ello con el agravante de que en los entornos OT es fundamental la disponibilidad: las máquinas no pueden estar paradas. Es en este punto de unión entre los entornos IT y OT donde se plantean los riesgos.

 

¿Cuáles son los principales riesgos a los que se enfrenta el sector industrial?

Se habla mucho del ‘ransomware’ en los entornos IT, pero, en general, hay otra serie de riesgos que no solo dependen de ataques. Un entorno productivo es el corazón de la fábrica y hay cuestiones en las que, a diferencia de otros entornos, es común que haya gente de mantenimiento o  proveedores que puedan acceder a nuestras redes. No es nada raro que aparezca una persona, aunque sea de confianza, que se conecte a nuestros equipos o nuestra red y que, sin que ella misma lo sepa, nos pueda colar cualquier tipo de ‘malware’. Igual que no dejamos entrar a cualquiera en nuestra planta de fabricación, tampoco deberíamos de permitir el acceso a nuestros equipos, máquinas y ordenadores. Si esa persona se tiene que conectar, tengo que tener garantías de a qué se conecta y a qué tiene acceso una vez se ha conectado.

 

¿Las empresas están sensibilizadas en lo que se refiere a la implementación de herramientas de ciberseguridad?

La implementación de servicios de ciberseguridad requiere de un presupuesto. Cada vez hay más presupuesto ya que las compañías son más conscientes de los riesgos de no hacer nada. Cada cierto tiempo se producen incidentes y algunas compañías se dan cuenta de que les podría haber tocado a ellas. Además, hay un impulso a nivel de ayudas por parte de diferentes instituciones, como el programa de ayudas de Ciberseguridad Industrial del Gobierno Vasco, para que las empresas industriales puedan dotarse de herramientas de ciberseguridad. Poco a poco la concienciación va calando, pero no se puede cambiar todo de un día para otro, sino que hay que construir poco a poco y, sobre todo, no parar. En ciberseguridad hay que seguir dando pequeños pasos para ir construyendo un entorno más seguro.

 

¿Cuáles son vuestros retos a corto plazo?

Estamos focalizados en la parte comercial, creciendo en clientes. El reto es incrementar el número de clientes e ir ampliando el equipo de desarrollo y soporte. Queremos crecer de forma sostenible y generando empleos de valor. También queremos llegar a acuerdos con integradores y, una vez que el nicho de Industria 4.0 esté cubierto, queremos llegar a nuevos sectores como hospitales inteligentes, seguridad, videocámaras, alarmas, etc.

 

Arantxa Tapia: “Tenemos que avanzar, no es momento de dejar de invertir”

Estamos trabajando con todos los grupos de interés para preparar un futuro Plan Industrial. El...Leer más

Ceit lidera un proyecto internacional para reducir el riesgo de la industria aeronáutica
Basque Industry 4.0 17 septiembre, 2020
El Gobierno Vasco nombra Director del Grupo SPRI a Aitor Urzelai Inza

Director de Emprendimiento, Innovación y Sociedad de la Información desde 2013, sustituye a Alex...Leer más

Alex Vea, Chief Strategy Officer de Smowltech
“La demanda de nuestros servicios de identificación de alumnado online se ha incrementado un 500% en 2020”

Democratizar la enseñanza superior y aportar herramientas para favorecer los ingresos de las...Leer más

Linkedin

Información diaria, segmentada por sectores de actividad y
países de interés para tomar las decisiones más
competitivas.

Última hora sobre Nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afinzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?