Filtros X
Tipos de Posts
Agenda

Ir al blog El blog de la empresa vasca

Información diaria relevante para tu empresa

Entrevistas 11 marzo, 2024 Innovación

Didheya convierte el acero inoxidable en el valor diferencial de sus accesorios para vivienda y transporte público

Con 30 años de trayectoria y tres crisis superadas, vende su producción desde Irún a 55 países de Europa y Estados Unidos
Aitor Ramos.

La historia de Didheya es una historia de resiliencia y adaptación. De cómo una empresa nacida hace tres décadas en Irún y que en sus comienzos se dedicaba al suministro industrial, tuvo que reinventarse una y otra vez al caer en la quiebra hasta en tres ocasiones, coincidentes todas ellas con grandes crisis económico-financieras. De semejante experiencia germinó una valiente forma de hacer empresa que actualmente le permite consagrarse como un destacado protagonista el campo del diseño y la producción de accesorios y elementos decorativos en acero inoxidable. Su extenso catálogo de productos, entre los que se pueden encontrar pomos o tiradores para viviendas y edificios públicos hasta asideros y señalítica para vehículos de transporte como metros, autobuses o ascensores, se puede encontrar hoy repartidos entre 55 países de Europa y América, avanza su actual Director General, Aitor Ramos.

 ¿En qué contexto se funda DIDHEYA?

Nuestra historia es la historia de tres grandes crisis. La primera, la industrial, la de 1992, que pegó duro, especialmente en Euskadi. Mi padre estaba a punto de quebrar su Suministro Industrial debido a la cantidad de impagos que había en aquella época y yo estaba cerrando por quiebra también mi pequeño proyecto de emprendimiento en audiovisuales y comunicación con 25 años, después de las Olimpiadas de Barcelona. Muchas agencias de comunicación tuvieron que cerrar esos días… En ese verano de 1992, regresé de Barcelona y mi padre me habló de un proyecto de nuevo negocio de distribución mayorista a ferreterías. Mis hermanos habían detectado un nicho y una fuente de producto. Ayudé en la redacción y diseño del plan de negocio y en noviembre de 1993 iniciamos la andadura. Habíamos creado un catálogo de herrajes decorativos para mueble y puertas de alta gama y diseño, fabricados en Irún y con el objetivo de ponerlos en el mercado nacional e internacional. En definitiva, salir de Euskadi al exterior para evitar riesgos de localización.

¿Se cumplieron las expectativas?

En diez años pasamos de trabajar en un altillo de 90m2 a instalarnos en un industrialdea de 1.500 m2 con maquinaria de última generación. Pasamos de vender solo en Euskadi a hacerlo en toda España, Francia y Portugal, y más importante aún, en más de 40 países alrededor del mundo.

¿Cuándo llega la segunda gran crisis?

Esta vez tuvo una connotación financiera y estalló en 2008. No la notamos mucho al principio, pero cuando comenzó a afectar al sector inmobiliario, estalló el suflé. Perdimos la mitad de nuestra facturación. Tuvimos que reinventarnos, aprender de innovación y de estrategia, definir cuáles eran las actividades clave y saber a qué otros sectores íbamos a ser capaces de dirigirnos. Exploramos diferentes caminos, pero ninguno ponía en valor nuestro elemento clave, que es el gusto por el diseño y por los acabados excelentes. Hasta que descubrimos que las empresas de transporte público tenían departamentos de interiorismo y que consumían asideros para los vehículos urbanos. Ahí dimos con firmas como CAF, STADLER, IRIZAR y THYSSEN ELEVATORS y ahí pusimos todo nuestro know-how y ahí comenzó el segundo gran despegue. No solo recuperamos lo perdido, sino que lo superamos con creces.

Y llegó la tercera…

La más reciente, la de la Covid. Nos afectó gravemente. Algo en el sector de ferretería, pero nada en el del transporte público. Cierto es que nos obligó a reflexionar y volver a comenzar a pensar en la tercera vía de negocio, por aquello de seguir innovando y diversificando, por ese temor o vulnerabilidad a los factores externos. De nuestra reflexión estratégica de 2022 surgió sumar nuestro know-how en diseño y acabados a nuestra capacidad industrial actual y con ambos valores dirigirnos al que para nosotros será un nuevo sector con un nuevo producto, el mobiliario urbano o mobiliario de exterior para el entorno público urbano.

¿A qué responde nombre de la marca, DIDHEYA?

Desde el inicio nos quisimos posicionar con un branding que nos desubicara geográficamente pero que nos conectara con el diseño que venía del norte de Europa. Hicimos muchos juegos de palabras para definir la actividad de la empresa, aquello de explicar lo que haces en una sola frase. Y del acrónimo de una de esas frases se quedó la marca: Distribución Internacional De HErrajes Y Accesorios (DIDHEYA).

¿Qué tipo de productos conforman su catálogo?

En nuestra unidad de negocio de herrajes decorativos hemos suministrado los manillones de las puertas de acceso al auditorio del Kursaal, de Rafael Moneo, y del Museo Guggenheim, de Frank Gehry. Hemos equipado con manillones encastrables elegantes puertas correderas, con nuestros accesorios de baño, hoteles boutique en Cancún o Nueva York y muchas, muchas cocinas y baños de hogares alrededor del mundo con nuestro producto principal, los tiradores para mueble.

¿Por qué esa apuesta por el acero inoxidable y no otro tipo de materiales?

Nos especializamos en acero inoxidable al inicio. Enseguida vimos que en Euskadi sabíamos trabajar este material y que en muy pocos lugares eran capaces de hacerlo. Al margen de Alemania o Dinamarca, no se producían tiradores de inox en ningún otro lugar del mundo. El acero inoxidable, muy apreciado en decoración, era muy demandado por un mercado exigente y al mismo tiempo muy escaso en su oferta. Y ahí encontramos un nicho de éxito y ahí nos especializamos. Aunque también tocamos otras materias primas, el inox sigue siendo sin duda nuestro material favorito.

¿Y qué aporta su presencia en el negocio de transporte público?

En esta unidad de negocio y de la mano de CAF, hemos tenido la oportunidad de equipar con asideros a metros como el de Medellín, Ámsterdam o Nápoles; también tranvías en Australia o Islas Mauricio. Y de la mano de otras firmas como Thyssen y sus elevadores pudimos equipar proyectos alrededor del mundo con especial presencia en el Middle y East y Estados Unidos, además de renovar los elevadores de los supermercados Mercadona de toda España. En estos momentos equipamos con Irizar EMobility los buses eléctricos de Pamplona y aunque no es oficial aún, es probable que en breve comencemos de la mano de Stadler a equipar el megacontrato de trenes de cercanías de RENFE. Todo ello supone una carga de trabajo muy potente hasta finales de esta década.

 

Noticias relacionadas

22 mayo, 2024 Innovación
Forest Pioneer: “El programa Hazinnova nos ha permitido buscar nuevos mercados y mejorar en nuestra competitividad”
Leer más
26 abril, 2024 Innovación
Lortek consolida su liderazgo como centro tecnológico referente en tecnologías de unión
Leer más
15 abril, 2024 Innovación
Gymchess: “Una forma muy efectiva de cuidar nuestro cerebro a través del entrenamiento cognitivo”
Leer más
19 marzo, 2024 Innovación
Sirope: “Las organizaciones que a día de hoy no han asimilado la importancia del branding parten de una posición de desventaja»
Leer más
4 marzo, 2024 Innovación
Kupsa vende de manera regular sus barnices y pinturas industriales a una veintena de países
Leer más
Ir al blog

Última hora sobre nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afianzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?
// Canales especializados

Síguenos. Canales especializados
y actualidad diaria