El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa
Entrevistas 10 diciembre, 2021 Sostenibilidad Ambiental Energía

Aernnova diseñará la estructura de un avión eléctrico que tendrá una autonomía de 400 kilómetros

La aeronáutica ha sido elegida por la firma sueca Heart Aeroespace y un fondo de inversión liderado por Bill Gates, fundador de Microsoft
Javier Fernández de Retana, director de Relaciones Institucionales de Aernnova.

 

Que la aviación del futuro será medioambientalmente sostenible resulta una certeza ya asumida por todos los integrantes de la cadena de valor del sector. Aviones menos contaminantes y ruidosos, más ligeros y eléctricos conformarán el nuevo escenario mundial en un plazo relativamente corto de tiempo. Y en ese contexto de búsqueda de una movilidad verde a partir de modelos de transporte mucho más sostenibles se mueven algunas de las compañías industriales de referencia en Euskadi. La ferroviaria CAF, por ejemplo, participa junto a RENFE, Adif y otras empresas europeas, en un proyecto para transformar una locomotora diésel contaminante en un sistema de hidrógeno que solo emita vapor de agua. Desde Irizar, igualmente, se trabaja en un autobús autónomo cero emisiones que ya ha sido testado en Málaga y también en un camión silencioso para núcleos urbanos. Y en el sector aeronáutico, una de las grandes compañías vascas como Aernnova, va a participar en el proyecto de fabricación de un avión eléctrico de la mano de la firma sueca Heart Aerospace y del multimillonario y fundador de Microsoft, Bill Gates.  En concreto, la compañía alavesa ha sido contratada para diseñar la estructura de un avión revolucionario que estará impulsado por cuatro motores eléctricos, con una autonomía de 400 kilómetros y que tendrá una capacidad para 19 pasajeros. Si todo transcurre según lo previsto, el ES 16, que es el nombre con el que ha sido bautizado esta nave, podría estar listo en 2026, asegura Javier Fernández de Retana, director de Relaciones Institucionales de Aernnova.

 

¿El futuro de la aviación eléctrica ya es presente?

Yo creo que sí. Todo está cambiando mucho, incluido un sector como el nuestro, y la puesta por la nueva movilidad y la sostenibilidad es una realidad imparable. Se están haciendo en ese sentido grandes esfuerzos en desarrollos para contar con aviones eléctricos muy pronto.

 

Es todo un reto para renovar este proyecto…

Es realmente ilusionante y un orgullo muy grande que a una empresa como Aernnova la hayan seleccionado para participar en este proyecto. Creo que es el fruto de una trayectoria de muchos años, de 28 años en el mercado, y que somos una empresa reconocida…

 

Para Airbus, al menos, pues son ustedes uno de sus proveedores de referencia…

Es cierto. Mantenemos una relación muy larga en el tiempo y justamente hace unos días recibimos por su parte un premio a la Excelencia Operacional, que dice mucho de la buena trayectoria de la compañía. Y estas cosas, al final reconocen en el mercado.

 

¿Cómo llega una compañía como Heart Aerospace a ustedes?

Aunque pueda parecer lo contrario, en un sector como el aeronáutico no somos muchos los actores que lo conforman sin embargo todos somos bien conocidos, por lo tanto no hay que salir al mercado sino que es el mercado el que te elije, así que en función de nuestras capacidades y de nuestra trayectoria y de nuestro saber hacer, se presentan ofertas y a veces se gana y a veces se pierde.

 

¿La noticia de este proyecto puede interpretarse como un soplo de aire fresco para un sector tan marcado tras la pandemia?

Sin duda. Después de tantos meses y tan malos, nos hacían falta buenas noticias porque si algún sector ha sido damnificado por la pandemia ese ha sido el aeronáutico. Basta echar la mirada atrás para comprobar como hace solo unos meses no había un solo avión en el cielo ni se veía ninguna estela… Hemos sufrido y estamos sufriendo mucho, como el resto de empresas supongo, de modo que noticias como éstas son muy ilusionantes.

 

¿De qué se van a encargar exactamente en el ES-16?

Nos vamos a encargar prácticamente de diseñar y desarrollar toda la estructura del avión, es decir, el fuselaje, las alas y los estabilizadores horizontales y verticales. No entramos en la motorización sino en la estructura, que va a ser diferente a la de un avión convencional.

 

¿En qué sentido?

Los aviones convencionales, por ejemplo, llevan el combustible en las alas y en este caso no va a hacer falta; también las cargas y la distribución de las masas van a variar muchísimo, por lo que habrá que recalcularlo todo; y luego están las baterías, claro, que tienen un peso importante y otras condiciones dentro del avión… Es un reto muy importante.

 

¿Qué impacto va a tener este proyecto en las plantas de Aernnova en el Parque Tecnológico de Álava y en la planta de Berantevilla?

El acuerdo que tenemos en esta primera fase es para el diseño y el desarrollo del avión, que vamos a llevar a cabo con nuestro equipo de ingeniería de diseño. La gran mayoría de estos profesionales están en Álava y contaremos con ellos, pero también con los que sea necesario de otras plantas de la compañía. Somos una empresa global con sociedades en Brasil, Reino Unido, Mexico o Estados Unidos.

 

Asumiendo la madurez de los proyectos aeronáuticos, ¿de qué plazos de entrega o ejecución estamos hablando en este caso?

El timing que ha preparado el cliente para este proyecto en concreto es y está muy definido, como ocurre siempre en el sector. Hay diferentes fases: una de diseño conceptual (se denomina PCR), otra de diseño de certificación, una tercera donde se desarrollan y se fabrican los prototipos, y luego está la última etapa donde se certifica totalmente el avión. De modo que teniendo esto presente, el plan es que para 2022 la fase de diseño preliminar esté lista, para 2023 estaría culminada la fase crítica de diseño, en 2024 se fabricarían algunos prototipos que deberían echar a volar, y si todo va bien, llegaría la certificación completa para poder volar de una forma comercial con pasajeros a finales de 2026.

 

Una de las características de este avión es su limitada autonomía…

El problema del avión eléctrico es el peso de las baterías y la autonomía de las mismas, de modo que hay que buscar un equilibrio entre ese peso y esa capacidad de las baterías, la autonomía, el número de pasajeros y la distancia que va a recorrer. Es una realidad que ahora mismo los aviones eléctricos no pueden realizar grandes viajes ni rutas internacionales, sino que están enfocados hacia otro tipo recorridos más regionales, donde existe un gran mercado.

 

Es un primer paso…

Eso es. La idea es que según vayan desarrollándose las capacidades de las baterías, la autonomía será cada vez mayor y por tanto las distancias a recorrer serán también mayores, al igual que el número de pasajeros que puedan albergar. Todo esto va muy rápido y la buena noticia es que el sector del automóvil está evolucionando muchísimo en el campo de las baterías, lo cual, sin duda, hará que el aeronáutico puede seguir avanzando.

 

¿El problema global de falta de materias primas, incluidos los semiconductores, es algo que les puede afectar a la hora de cumplir con los plazos?

Estamos en la fase de diseño y hay una apuesta muy fuerte por parte de las compañías impulsoras de sacar adelante este proyecto, por lo tanto, en este primer momento no se supone que debería haber contratiempos. Y respecto a la falta de materias primas, los semiconductores son elementos que no nos afectan de igual modo que al sector del automóvil, pero ahí está la realidad del precio de la energía, el precio del aluminio, que en el último año y medio prácticamente casi se ha duplicado, y todo lo que está pasando en cuanto al transporte y la logística, la falta de contenedores…

 

¿Al margen de este proyecto, y desde un plano más global, con qué sensaciones va a terminar Aernnova este 2021?

Lo que pensábamos es que ya habíamos tocado fondo después de pasar una crisis tan dura y que a partir de ahora empezaríamos a recuperar poco a poco y a recuperar posiciones para llegar en algún momento a la normalidad anterior. Sin embargo, las últimas noticias que estamos recibiendo en cuanto a las nuevas variantes del virus y demás, pues lo están complicando un poco más. En cualquier caso, en Aernnova somos optimistas, siempre lo hemos sido, y creemos que la Ciencia está trabajando muy bien por detrás para que las nuevas vacunas se adapten a las nuevas versiones del virus… Esperemos que la economía siga recuperándose poco a poco y sigamos adelante.

 

¿Y qué perspectivas tienen para el año que viene?

Algo parecido a lo de este año pero recuperando un poco más. Seguimos trabajando en la búsqueda y consolidación de nuevos proyectos, pero el problema es que todos estamos en la misma situación, todos los fabricantes de aeroestructuras estamos igual. El mercado está ralentizado y muy complicado, por eso es una gran noticia haber conseguido el proyecto del avión eléctrico.

 

Si le llegan a decir hace dos años la que se nos venía por delante…

Es algo terrible porque hace justo dos años, poco antes de que estallara la pandemia, estábamos en un momento dulce, creciendo, con perspectivas y nuevas oportunidades, nuevos mercados… ¡Y fijémonos en lo que ha pasado! En cualquier caso, en Aernnova somos resilientes y luchadores, y vamos a seguir ahí esperando tener nuevas oportunidades de negocio los próximos meses.

 

Entrevistas 24 mayo, 2022 Sostenibilidad Ambiental
Madera procedente de Euskadi en el edificio ganador del ‘premio emergente’ Mies Van Der Rohe 2022
Leer más
Entrevistas 18 mayo, 2022 Sostenibilidad Ambiental
Grupo Spri presenta la iniciativa Basque Net Zero Industrial Super Cluster en la jornada Sustech Day en Madrid
Leer más
AMVA BT Medellín
Entrevistas 17 mayo, 2022 Sostenibilidad Ambiental
Oportunidades en materia ambiental del Área Metropolitana del Valle de Aburrá
Leer más
Entrevistas 17 mayo, 2022 Sostenibilidad Ambiental
El Gobierno Vasco refuerza su compromiso con la innovación en la industria alimentaria y bebidas con el “Food 4 Future”
Leer más
Entrevistas 12 mayo, 2022 Sostenibilidad Ambiental
Una empresa nacida en Vitoria-Gasteiz, semilla del grupo nabla wind hub
Leer más

Última hora sobre nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afianzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?
// Canales especializados

Síguenos. Canales especializados
y actualidad diaria