OSAXYL, un innovador biosensor que detecta la intolerancia a la lactosa

5 febrero, 2019

 

El sistema, creado por la startup Osasen, ha obtenido la licencia de fabricación

 

La prueba más generalizada para detectar la intolerancia a la lactosa consiste en tomar este glúcido para observar la reacción física, lo que inevitablemente supone un sufrimiento para el paciente. La startup vasca Osasen, de la mano de la farmacéutica Venter Pharma, ha desarrollado un sistema para detectar dicha patología de una forma inocua y fiable, determinando además el grado de intolerancia.

 

El biosensor OSAXYL es el primer desarrollo de la startup, que surge a raíz de una necesidad detectada en el mercado farmacéutico. “Venter Pharma había desarrollado y patentado un fármaco para diagnosticar la intolerancia a la lactosa mediante xilosa” explica Asier Albizu, CEO de Osasen, “y necesitaban un sistema para medir su concentración en orina y determinar el grado de intolerancia del paciente”. El resultado es OSAXYL, un kit de diagnóstico formado por un lector electrónico portátil y tiras reactivas desechables. El sistema se basa en tecnología de biosensores y su principal innovación es que supone una herramienta rápida, no invasiva y económica para evaluar de manera precisa esta patología.

 

Recientemente, Osasen ha obtenido la licencia sanitaria previa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, lo que les permite comenzar la producción y lanzar el dispositivo al mercado. Aún así, el equipo realizará en febrero la última validación en entorno clínico antes de iniciar la comercialización. “Hemos hecho validaciones internas y externas, pero vamos a someternos a una tercera con el Hospital de Toledo, en un entorno clínico con pacientes reales”. Tras este proceso, esperan lanzar al mercado OSAXYL durante el primer semestre de 2019.

 

Osasen se crea en 2014 como spin off de la empresa Biolan, especializada en biotecnología para el sector agroalimentario y ubicada en el Parque Tecnológico y Científico de Bizkaia. La startup ha trasladado la experiencia de Biolan para aplicarla al ámbito de la salud, desarrollando dispositivos de biosensórica capaces de detectar parámetros en fluidos biológicos.

 

Recientemente, Osasen ha sido seleccionada como una de las 32 startups que participarán en la 3ª edición de BIND 4.0. En el marco de la aceleradora, la spin off de Biolan trabajará con la farmacéutica FAES y otra startup tecnológica con el objetivo de dotar de inteligencia y conectividad a los biosensores de Osasen. BIND 4.0 es un programa de aceleración público-privado liderado por el Gobierno Vasco, Grupo SPRI y empresas tractoras de Euskadi. En cada edición, startups y empresas consolidadas trabajan conjuntamente con el objetivo de impulsar nuevos proyectos basados en las nuevas tecnologías de la Industria 4.0.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow