El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa
Noticias 22 septiembre, 2021 Start up UP Euskadi

‘The Future Game’ da voz a la juventud para imaginar el futuro

Hablamos con Olatz Ibarretxe, directora creativa de DOT, el equipo impulsor del proyecto.
The future game

¿Cómo quieres que sea el futuro…? Ésa es la pregunta que plantea The Future Game a las nuevas generaciones de jóvenes, invitándoles a participar en la creación de iniciativas que generen un impacto social positivo.

Olatz Ibarretxe DOT
El proyecto es un juego colaborativo, online y presencial, donde cada equipo debe ganar años para el Planeta, mediante la puesta en marcha de acciones reales. Por el camino, desarrollan habilidades ligadas al emprendimiento, el liderazgo y la prospectiva.

Desde que nació, la plataforma se ha extendido a 6 países y recientemente ha obtenido varios reconocimientos: ha sido uno de los proyectos ganadores de Next Generation Foresight Practitioners Awards 2021 y está dentro de los semi-finalistas de European Social Innovation Competition 2021. Hablamos con Olatz Ibarretxe, directora creativa de DOT, el equipo impulsor del proyecto.

 

¿Qué es The Future Game?

Una plataforma para que los y las jóvenes construyan futuros deseados, positivos. Consideramos que las personas jóvenes tienen un papel muy importante a la hora de construir el futuro, pero desde la sociedad no se les da voz, estamos construyendo visiones del futuro sin contar con quienes van a vivirlo. Por eso vemos importante preguntarles qué futuro quieren y ayudarles a desarrollar ideas para lograrlo.

 

Y llevado a la práctica, ¿en qué consiste?

La plataforma tiene dos partes principales. Primero hay una fase de pregunta y escucha, donde les preguntamos cuestiones relacionadas con el futuro. ¿Qué creen que va a existir y qué va a desaparecer?, ¿cómo les gustaría vivir?, ¿qué modelo económico creen que habrá?… Todo ello enfocado a abrir reflexiones y siempre enmarcado en 2050.

A partir de ahí, se inicia un proceso de 40 días, en el cual desarrollan una iniciativa o proyecto en equipos. Es un proceso de aprendizaje autónomo, pero a lo largo del proceso les vamos ofreciendo contenidos y herramientas, con voces expertas sobre el futuro que les ayudan a activar sus ideas. Esta fase está dividida en mundos, donde van imaginando y luego prototipando su visión de futuro.

 

¿Qué parte tiene de juego?

Toda la plataforma se enfoca como un juego. La tierra tiene una fecha límite para revertir el cambio climático, así que el reto consiste en ganar años para la Tierra. Eso se consigue mediante acciones positivas, con impacto social y medioambiental, pero en equipo. La parte de la colaboración es super importante, no vale que lo hagas solo tú, si logras hacerlo con todo tu equipo, ganarás muchos más puntos de vida para el Planeta.

 

¿Qué tipo de proyectos han surgido dentro de The Future Game?

El proyecto se inició en 2016 y, desde entones, hemos hecho ediciones en diferentes lugares del mundo, desde Oñati y Madrid a Mauritania, Somalia… Es muy interesante ver los proyectos que surgen en cada territorio. En Somalia, por ejemplo, un grupo de chicas montó un gimnasio solo para mujeres y lograron ponerlo en marcha. A principios de este año, realizamos una edición de ‘The Future Game’ en ‘BBK Kuna’ y participaron 30 jóvenes de perfiles super diferentes. De ahí surgió un sistema para la recogida de mascarillas y su uso en el desarrollo de nuevos productos, una aplicación de comercios locales con impacto social, o un huerto urbano adaptado a personas con movilidad reducida, entre otros proyectos. Fue muy interesante porque todas las iniciativas estaban muy localizadas en Bizkaia pero, a la vez, son fácilmente replicables en otros lugares.

 

¿Por qué veis tan importante poner el foco en la juventud a la hora de buscar soluciones?

Para mí, hay dos cosas a tener en cuenta. Por un lado, debemos replantearnos cómo le hablamos a la gente joven, sobre todo en una sociedad tan mayor como la nuestra; qué futuro les estamos pintando. También deberíamos ser críticos en el papel que les damos. En los lugares de decisión, a día de hoy nos llama la atención si no hay mujeres o personas de culturas diferentes, pero no nos preocupa que no haya menores de 30 años. Son parte de la sociedad y creemos que también tienen algo que decir.

Además, tenemos unas generaciones jóvenes hiperformadas, con muchísimo conocimiento, una visión global increíble y un montón de energía. Están mucho más concienciados acerca del planeta, ven la igualdad de género como algo transversal y se hacen preguntas que nosotros no nos hacemos. Pero, a la vez, no encuentran las vías para desarrollarse. Nos estamos perdiendo una mina de oro en cuanto a innovación, creatividad y visión…

 

The Future Game también se enfoca a desarrollar habilidades de cara al futuro ¿cuáles son?

Trabajamos el autoliderazgo, en el sentido de aprender a desarrollar su voz propia, capacidades relacionadas con la prospectiva y con el prototipado. Como sociedad, estamos acostumbrados a aprender del pasado. Cogemos lo que ha funcionado, lo metemos en la mochila y lo usamos como herramientas para enfrentarnos al futuro. Pero estamos en un momento en que esas herramientas no nos sirven porque el mundo ha cambiado completamente.

 

Desde que empezó en 2016, el proyecto ha crecido hasta llegar a 14 ciudades en 6 países y más de 90 startups creadas. ¿Cuáles son vuestros retos de futuro?

Queremos seguir generando esa comunidad activa de jóvenes pero, a la vez, nos gustaría lograr un ecosistema de aliados que recojan esos proyectos y les acompañen en su desarrollo una vez han cobrado vida propia. Por otro lado, nuestro objetivo es seguir llegando a más y más jóvenes para darles la oportunidad de imaginar un futuro mejor. En ese sentido, ¡dentro de poco anunciaremos algo gordo en Euskadi!

Linkedin

Información diaria, segmentada por sectores de actividad y
países de interés para tomar las decisiones más
competitivas.

Última hora sobre Nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afianzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?