El director del Centro Vasco de Ciberseguridad afirma que Euskadi puede convertirse en el polo de ciberseguridad del sur de Europa

16 noviembre, 2018
Javier Diéguez, en su intervención.

 

Javier Diéguez señala, en una jornada organizada por la Universidad de Deusto, que la ciberseguridad ya no es un concepto de informática, sino que es negocio

 

Insta a las empresas a preservar su seguridad empezando “por lo fácil, lo rápido y lo barato, dirigido a proteger activos importantes. Aplicar ciberseguridad no es caro, los modelos nuevos han superado esa barrera”

 

El director del Centro Vasco de Ciberseguridad-Basque Cybersecurity Centre (BCSC), Javier Diéguez, ha afirmado este viernes en Bilbao que Euskadi tiene capacidad para convertirse en el polo de ciberseguridad industrial del sur de Europa gracias a la confluencia de determinados factores como son la importante existencia de empresas con capacidad tecnológica, la presencia destacada de la Red de Ciencia-Tecnología-Innovación y el apoyo decidido del Gobierno Vasco adoptando un doble perfil incentivador y dinamizador personalizado en el Basque Cybersecurity Centre. En el marco de una jornada organizada por la Cátedra de Industria Digital de la Universidad de Deusto, en el que ha estado presente la viceconsejera de Tecnología, Innovación y Competitividad, Estíbaliz Hernaez, Diéguez ha asegurado, para su proyecto, “2020 ya es pasado. Nosotros aspiramos a un proyecto orientado a 2028 y situar a Euskadi como referencia internacional. Un proyecto basado en la especialización, punto de encuentro entre oferentes y demandantes y liderar iniciativas de colaboración público-privadas”.

 

El responsable del Centro Vasco de Ciberseguridad, integrado en el Grupo SPRI (la agencia vasca de desarrollo empresarial) ha apuntado que este servicio se ha convertido “en un referente de la ciberseguridad en Europa”. “Nuestra presencia en el Partnership Board de ECSO es una prueba clara de ello. Y gracias a ello nuestras empresas, especialmente las más pequeñas, están accediendo a contactos de calidad en el ámbito internacional.  Hemos sido admitidos en FIRST, el foro global de respuesta a incidentes más importante del mundo, lo que nos otorga un perfil de socio de confianza”.

 

Ha destacado además que el Gobierno vasco ha puesto en marcha el primer programa de ayudas, pionero en el Estado, dirigido a la puesta en marcha de proyectos de Ciberseguridad en la industria manufacturera. “Y fue una grata sorpresa el volumen de asistencia al Basque Cibersecurity Day (celebrado en Bilbao el pasado 5 de noviembre, con más de 1.000 participantes). Se ha popularizado la ciberseguridad”.

 

Diéguez ha lanzado una serie de consejos a las empresas vascas para preservar su seguridad. “Lo primero es buscar socios y hacer un autodiagnóstico de lo que quiero proteger. Empezar por lo fácil, lo rápido y lo barato. Aplicar ciberseguridad no es caro, los modelos nuevos han superado esa barrera. Luego ir a cosas más sofisticadas, como diseñar nuestro perímetros”.

 

En su disertación, ha incidido varias veces que la ciberseguridad ya no es un concepto de informática, sino que es negocio.

 

Buen ecosistema de emprendimiento

Sobre el centro de ciberseguridad, ha insistido en que es un servicio es para las empresas vascas. “No somos un competidor de la industria, ni estamos para dar servicios gratis que las empresas cobran. Lo que queremos es alertar a los colectivos empresariales más amenazados, sin invadir la infraestructura interna de las organizaciones”.

 

El director del centro ha apuntado que ya se han “catalogado 18 startups de ciberseguridad en Euskadi. Tenemos buen ecosistema de emprendimiento. El gran reto es el humano”.

 

Ha reconocido que, en ciberseguridad, el grado de madurez de la pyme vasca es bajo. Se ha referido a estudio que ha encuestado a 90 empresas industriales, cuya conclusión es que el 85% de las empresas entrevistadas tenían previsión de incrementar sus recursos humanos o presupuesto para 2019. “Hay buena actitud pero la encuesta decía también que solo el 12% de las empresas tiene un plan”.

 

En la jornada también ha intervenido Xabier Mitxelena, director de ciberseguridad de la multinacional Accenture, quien  ha señalado que no se valora el talento y que “la seguridad barata es cara. Ahora hay una normativa que obliga a unos cambios y los directivos tienen una responsabilidad penal en la fuga de datos”.

 

Mitxelena ha aseverado que no se persigue que las pymes contraten expertos de seguridad “sino que se trabaje desde el diseño”. Ha abogado por reconocer el valor de la seguridad en nuestras empresas. “Es una inversión y ha venido a quedarse. Igual que la sanidad es un derecho público, la ciberseguridad va a serlo también.  No es una inversión tecnológica sino una inversión de negocio. En algunas empresas, dentro del equipo de recursos humanos, empieza a haber una responsable de ciberseguridad”.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow