El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa
5 diciembre, 2019

Begoña Laibarra, directora general de SQS: “La Industria 4.0 está añadiendo mucha complejidad al ‘software’”

 Begoña Laibarra, directora general de Software Quality Systems (SQS).

La empresa vasca ofrece a sus clientes herramientas para mejorar el desarrollo de ‘software’ y realizar pruebas de validación

La compañía vizcaína Software Quality Systems (SQS) lleva casi 20 años ofreciendo servicios de testing y QA (Quality as a Service). Con 30 empleados en sus oficinas de Getxo, sus objetivos se centran en crecer en plantilla y aumentar su cartera de clientes. Charlamos con Begoña Laibarra, directora general de SQS, sobre la importancia de la validación del ‘software’ orientado a los procesos industriales.

 

¿A qué os dedicáis en SQS?

Ayudamos a las empresas en dos cosas: a mejorar sus procesos de desarrollo de ‘software’, y realizamos pruebas y actividades de validación y verificación tanto de ‘software’ como de sistemas. Tenemos dos tipos de clientes: los de entornos regulados y los de entornos no regulados. En lo que se refiere a los entornos regulados, trabajamos en el sector ferroviario para validar sistemas de vías y de control de trenes. También trabajamos en el sector de la salud en el ámbito de equipos médicos y las líneas de producción. Se trata de entornos en los que existen normativas de obligado cumplimiento y nuestra labor es supervisar que se cumplen las especificaciones.

 

También trabajamos en entornos no regulados. Por ejemplo, uno de nuestros clientes es una empresa del sector de logística que dispone de un ‘software’ de gestión y les facilitamos un entorno automatizado de pruebas. Otro cliente es un fabricante de CRMs y ERPs que antes de lanzar al mercado sus herramientas quiere que veamos cómo funcionan y las sometamos a pruebas de rendimiento y volúmenes de carga, etc. También realizamos pruebas para aplicaciones móviles. Uno de nuestros proyectos más recientes es la validación de una ‘app’ para la difusión de resultados electorales. Al cliente le interesa que la ‘app’ funcione bien y la verifiquemos antes de subirla a las diferentes ‘stores’.

 

¿Nos puedes detallar algún caso de éxito que hayáis llevado a cabo?

Un laboratorio farmacéutico quería migrar su sistema de almacenes porque vieron que otras tecnologías les daban más posibilidades de tratamiento de datos y trazabilidad. Querían calcular cuáles eran los requerimientos de los usuarios del almacén o de los gestores de pedidos, y diseñar y ejecutar pruebas para ver cómo funcionaría, por ejemplo, un brazo robótico o los pesajes. Hicimos pruebas funcionales para garantizar que todo el sistema funcionaba correctamente y, como se trataba de un entorno regulado por diferentes normativas, también había que validar que se cumplían los requisitos establecidos.

 

¿Cuál es el proceso a la hora de testar un ‘software’ o un sistema de este tipo?

Lo primero de todo es saber para qué vale lo que vas a probar. Hay que entender los requerimientos, saber por qué quiero probar, para qué quiero probar, qué alcance de las pruebas tengo que hacer, entender los riesgos del producto, cuáles son sus partes más críticas y menos críticas… Hay que tener un conocimiento sobre la arquitectura, el tipo de persona que va a interactuar con él, qué tipos de pruebas voy a hacer, hasta dónde voy a llegar con esas pruebas, si voy a realizar las pruebas de forma automática o manual… Pero lo fundamental es entender para qué vale, conocer sus puntos claves, su arquitectura, etcétera.

 

A la hora de testar un ‘software’, el aspecto tecnológico es fundamental, pero parece que cada vez está adquiriendo más importancia el factor humano o la experiencia de usuario entendida como la percepción del usuario que va a usar ese ‘software’ o aplicación.

A la hora de analizar un ‘software’ uno de los atributos es la usabilidad. Los usuarios son diversos y cada uno tiene una relación diferente con el ‘software’. La usabilidad y la experiencia de usuario juegan un papel clave a la hora de evitar errores en la operación con un sistema. Hay que pensar en quién usa un sistema, durante cuánto tiempo lo usa y para qué lo usa. Y con esa información hay que plantear una estrategia de desarrollo y otra de prueba que sea la que valide su uso. Creo que en los últimos años se ha mejorado mucho la experiencia de usuario vinculada con el ‘software’

 

¿Cuál es el principal impacto del testeo y la validación del ‘software’ en la transformación digital?

Industria 4.0 es digitalización de procesos, por lo que necesitamos soluciones ‘hardware’ y ‘software’ adaptadas a situaciones concretas. La Industria 4.0 está añadiendo mucha complejidad al ‘software’. Hablamos de sistemas robóticos, inteligencia artificial, ‘big data’ o dispositivos físicos que se integran y eso genera retos en el desarrollo y las pruebas. Dentro de la Industria 4.0 se están desarrollando estándares para fomentar una adopción rápida y segura de esas tecnologías. Tenemos que pensar en nuevas estrategias de pruebas que respondan a esos requerimientos de complejidad. En el sector ferroviario no siempre podemos realizar pruebas sobre un tren real y tenemos que llevarlas a cabo sobre simuladores de trenes que son muy complejos. Todo esto complica la labor de testeo. De alguna forma tenemos que pensar que el ‘software’ es cada vez más importante en Industria 4.0 y un fallo tiene más impacto del que tenía hace tiempo.

 

¿Qué estáis haciendo en el ámbito de las certificaciones y las normativas?

Desde SQS lideramos un proyecto de I+D europeo, denominado AUTOWARE, en el que participan 14 empresas, organizaciones y centros tecnológicos de siete países diferentes. El propósito de AUTOWARE es establecer e impulsar un ecosistema de CPPS (Cyber-Physical Production System) abierto, que permita a las pymes acceder a todos los diferentes componentes para desarrollar soluciones cognitivas de automatización digital para sus procesos de fabricación. Se trata de dar fiabilidad a un sistema y que funcione bien en plazos y tiempo. Estas estrategias de certificación son interesantes para garantizar la adopción rápida de tecnologías. Te dan garantías de que algo funciona en condiciones determinadas, podemos saber qué tipo de uso podemos ofrecer de una forma segura y fiable, y te ayuda a garantizar que el sistema hace lo que tiene que hacer, que lo puedes usar en las condiciones que marca la certificación y te ayuda a la adopción de ciertas tecnologías porque te fiás de ellas.

 

Basque Industry 4.0 7 abril, 2020
Robótica Flexible: Tecnologías con aplicación directa a la PYME vasca por su versatilidad

En la imagen, Damien Sallé, Coordinador transversal de la tecnología Robótica en Tecnalia y...Leer más

Basque Industry 4.0 6 abril, 2020
Optimus 3D: “Con esta crisis, la fabricación avanzada se ha hecho definitivamente mayor de edad”

La firma vasca Optimus 3D ha adaptado parte de su fabricación en 3D a necesidades como mascarillas...Leer más

Ivan Mateos, Director Comercial de Zitu
ERIS, plataforma para la mejora de la producción en máquina-herramienta

La firma guipuzcoana Zitu ha desarrollado este 'software' orientado a la captura eficiente de datos...Leer más

Basque Industry 4.0 4 abril, 2020
Agentes económicos acogen positivamente la presentación de las jornadas de inmersión en tecnologías 4.0 – Deep Dive

El pasado 1 de abril el Basque Digital Innovation Hub presentó sus Jornadas de inmersión en...Leer más

Basque Industry 4.0 2 abril, 2020
384.000 robots industriales y la colaboración robot-humano en Euskadi

Soluciones robóticas 4.0 de apoyo a fabricación colaborativa y flexible. En el contexto de...Leer más

Linkedin

Información diaria, segmentada por sectores de actividad y
países de interés para tomar las decisiones más
competitivas.

Última hora sobre Nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afinzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?