La startup vasca ‘Khao Thai’, comercializa escorpiones, saltamontes y gusanos tailandeses

25 abril, 2018
Khao Thai

ZITEK, el programa que en Bizkaia ofrece apoyo a las personas que forman parte de la comunidad universitaria y emprendedora del Campus de la UPV/EHU, organizó recientemente una actividad para dar a conocer su actividad y mostrar dos de sus proyectos: WALDEN y HOLA.

Julen San Sebastián, técnico de ZITEK se acompañó en esta ocasión de Patricia Draghici y Ander Méndez, dos de los promotores que junto con Lucía Dueñas, han puesto en marcha una singular iniciativa: Existen 1.900 especies de insectos considerados comestibles según Naciones Unidas y, un joven equipo emprendedor no ha querido dejar pasar esta oportunidad; ha puesto en marcha Khao Thai, la primera startup vasca en vender insectos comestibles; escorpiones con chocolate negro, saltamontes con chocolate blanco y gusanos con chocolate y leche.

La iniciativa surgió en un viaje a Tailandia, donde se enamoraron de su naturaleza y gastronomía: “Cuando volvimos, quisimos traer algo que nos recordara su esencia, y como no nos cabía un elefante en la maleta, trajimos el pedacito más exótico de su gastronomía…”, explica Ander Méndez, miembro del equipo de emprendedores.

Los insectos son recolectados frescos en granjas certificadas dónde se crían de forma ecológica; se limpian, se tuestan y se secan; después se distribuyen de forma online a través de su espacio web. “En Tailandia son una opción gastronómica más, tan sabrosa y nutritiva como la carne”, señala Patricia Draghici, una de los fundadores.

Desde enero de 2018, la regulación de la Unión Europea llamada Novel Foods (Nuevos Alimentos) se ha renovado y los insectos ya se incluyen en la lista de productos aprobados para su venta y consumo. Aunque en el Estado sea una novedad, es sabido que no ocurre así en lugares como Asia y México e incluso en otros países europeos como Francia, Reino Unido o Bélgica que ya hace años han adoptado esta medida.

  

Sabores de almendra tostada, nuez asada,..

Los escorpiones con chocolate negro, el bocado más atrevido, tienen un sabor intenso que se asemeja a almendras tostadas. Los escorpiones son usualmente comidos junto a sus aguijones y se maridan con vino tinto.

Los saltamontes con chocolate blanco, por otro lado, tienen un sabor difícil de describir aunque se podría decir que recuerda a nuez asada. La experiencia sensorial evoca a un bombón crocante, cuyo sabor se potencia con vino tipo Chardonnay y moscateles dulces.

Los gusanos tienen un sabor más neutral, donde el protagonista es su textura crujiente que junto al chocolate con leche, hacen que sea una experiencia única que casa con la cerveza.

 

Alto contenido proteico

Los insectos destacan por su alto contenido proteico: 100 gramos de insectos aportan las mismas proteínas que un filete de ternera, ya que el 60% de este nuevo alimento es proteína. Los insectos son ricos también en omega 3 y tienen un elevado contenido en calcio, hierro y zinc.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que los insectos se incluyen en la dieta tradicional de cerca de 2.000 millones de personas en todo el mundo.

+info: www.khaothai.es

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow