El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa
Noticias 17 mayo, 2021 Basque Industry 4.0 Industria inteligente

Grupo VASCO: 50 años de soluciones para la Logística

La empresa, con sede central en Santurtzi, ha desarrollado Pelikane, un 'software' de transporte, logística y distribución a medida
Ismael Barriuso, responsable de Logística de Intermodal Forwarding, y Fran Magdalena, CEO de VTLAB (VASCO).

Según un informe de Alimarket, el sector de la Logística vivió un importante impulso durante la pandemia del coronavirus gracias a la venta online. En un contexto de confinamientos y de cierre de gran parte de los comercios físicos, la venta en Internet se antojaba como la única vía para adquirir diferentes tipos de bienes. Para hacernos llegar esos productos a nuestras casas ha sido fundamental el papel de las nuevas tecnologías, tanto para poner en marcha esas tiendas virtuales como para gestionar de forma eficaz el traslado de millones de mercancías por todo el mundo.

VASCO es una multinacional del transporte y la logística fundada en el año 1970. El grupo está conformado por 10 empresas que abarcan todas las actividades del transporte: la logística, la consultoría, el almacenamiento o la innovación. Sobre sus orígenes, Ismael Barriuso, responsable de Logística de Intermodal Forwarding, una de las empresas que integran VASCO, recuerda: “Comenzó como una consignataria, trabajando a pie de puerto, trabajando con las grandes navieras internacionales que escalaban en el Puerto de Bilbao y, a medida que la logística necesitaba más recursos, ampliamos a tierra creando una flota de camiones que operaban en países de Europa del Este cuando era complicado llegar hasta ellos. También comenzamos con la representación de la naviera china COSCO, cuando era desconocida y hacer negocios con China era algo novedoso”. 51 años después, VASCO tiene más de 300 trabajadores repartidos en 10 países, con sus oficinas centrales en Santurtzi.

En este más de medio siglo de funcionamiento, nunca había experimentado una situación a nivel logístico como la que se ha vivido y se sigue viviendo a consecuencia de la pandemia de la COVID-19. “Estamos viviendo tiempos sin precedentes. La pandemia ha desatado situaciones que no se habían dado nunca. Se han multiplicado por seis fletes en algunas rutas. Hay líneas que te cancelan los ‘bookings’ porque no tienen espacio. Hay un nivel de incertidumbre sin precedentes. La gente está concibiendo que estas cosas son la nueva normalidad y una carga que antes venía en dos semanas, ahora tarda dos meses, y lo que antes costaba 1.000, ahora tienes que pagar 3.000”, recalca Barriuso.

Uno de los elementos clave para que la Logística haya seguido funcionando en este contexto es el uso de diferentes herramientas tecnológicas para la gestión de operaciones o para la localización de mercancías. En los últimos cinco años VASCO ha apostado por impulsar su propia empresa centrada en la innovación: VTLAB, definida como “el brazo tecnológico para dar soporte a la transformación digital y la revisión de procesos de todas las empresas del grupo”.

El CEO de VTLAB, Fran Magdalena, explica que la empresa que dirige trabaja en dos líneas. La primera se centra en “modernizar la tecnología en cuanto a servidores o herramientas ofimáticas”. “La pandemia nos ha obligado a trabajar de forma remota, y lo hemos conseguido de una forma sencilla porque las tecnologías internas estaban preparadas para ello”.

La segunda línea de actuación es mediante el desarrollo de una plataforma propia para la gestión de la ‘última milla’ o entrega a domicilio, denominada Pelikane. “Es una plataforma online. Nuestro cliente es el ‘retailer’, las empresas que venden, fabrican y distribuyen; y les ofrecemos conectar en una única plataforma a todos sus agentes logísticos como grandes agencias de transporte, pequeños autónomos o personal propio de reparto. Y en este cóctel juntamos al consumidor, ya sea empresa o particular, que espera el producto en su casa o en su empresa. Conectamos a los agentes en la misma plataforma y permite a nuestros clientes tener cuadros de mando y un montón de información. Es como una especie de torre de control de la logística”, desgrana el CEO de VTLAB.

Los clientes de este ‘software’ de transporte, logística y distribución a medida son grandes empresas que trabajan con bricolaje, electrodomésticos o una gran cadena de alimentación vasca “que realiza cada día más de 3.000 entregas a domicilio”. “Nuestros clientes ofrecen a los suyos nuestra tecnología, con independencia de quién sea la agencia que realiza el reparto. Se puede ver la entrega o valorarla cuando se termina. Poder valorarla es algo fundamental para la experiencia de venta”, incide Magdalena.

Más allá de Pelikane, el sector de la Logística sigue observando el impacto que pueden tener en él las nuevas tecnologías, aunque siempre en clave de utilidad. Se trata de un

sector tradicional en el que la adopción temprana de tecnologías es observada incluso con recelo como explica el CEO de VTLAB: “Nos han contratado empresas con proyectos para automatizar un almacén con robots y el trabajo no ha salido adelante porque no era necesario tanto despliegue. Algunas empresas se dejan llevar por la moda y, probablemente, lo que necesitan es conocer mejor sus propios procesos y encontrar soluciones más a medida, quizás no tan llamativas”.

En el caso concreto de tecnologías como la inteligencia artificial, el Internet de las cosas, la sensórica o el ‘big data’; Fran Magdalena se muestra partidario de “dejar las cosas para lo que sirven”: “Hay que entender para qué sirve, por ejemplo, el Blockchain, porque muchas veces se queda a nivel de marketing. Igual una tecnología tradicional te permite hacer lo mismo que el Blockchain. Si tengo una cadena de frío, la sensórica tiene mucho sentido, si no, probablemente, no me interese invertir en IoT para mis camiones. También se confunde el uso de la inteligencia artificial. La gente confunde inteligencia artificial o ‘machine learning’ con sacar patrones de la información. Lo que sí creo que ha llegado para quedarse es el ‘big data’: el entender los datos y sacar información de negocio de los datos que se generan a lo largo del día”.

En este sentido, el de la adopción de nuevas tecnologías, Ismael Barriuso destaca que “el reto es encontrar la velocidad adecuada. No queremos ir ni muy lentos ni más rápido de lo que nuestros clientes o el mercado es capaz de digerir. Realmente, queremos estar en la primera ola, pero, a veces, nos vemos muy avanzados respecto al cliente que tenemos delante. Nuestra función es saber qué se está moviendo en nuestro sector y en las reuniones internas decidimos a qué nivel queremos llegar”.

Este problema de la velocidad y de la adopción de soluciones tecnológicas es mayor si cabe en distintas regiones geográficas del mundo. Según el responsable de Logística de Intermodal Forwarding: “Nos está costando implantar el ‘tracking’ en navieras de países asiáticos. Estamos haciendo sistemas de integración y vemos que técnicamente funcionan, pero las personas que tienen que dar acceso a esos sistemas tienen otras ideas respecto a la cooperación de los datos. Este mismo escenario lo vemos en países del Este de Europa con chóferes o empresas a la hora de ofrecer el ‘tracking’. No es un problema tecnológico, sino de las personas que tienen que apoyar esos cambios tecnológicos. Tenemos el ‘feeling’ de que estamos avanzando, pero la otra parte no va a la velocidad que queremos nosotros”.

Linkedin

Información diaria, segmentada por sectores de actividad y
países de interés para tomar las decisiones más
competitivas.

Última hora sobre Nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afianzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?