El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa

14 mayo, 2020
Grado Cero: de cazos y palas para excavadoras a mascarillas para prevenir la Covid19

La compañía alavesa Grado Cero reconvierte su actividad como fabricante de componentes para maquinaria pesada y adquiere siete máquinas en China para fabricar mascarillas
Montaje de una máquina.

 

La compañía alavesa Grado Cero reconvierte su actividad como fabricante de componentes para maquinaria pesada y adquiere siete máquinas en China para fabricar mascarillas

 

Javier Aracama, fundador de la compañía alavesa Grado Cero, especializada desde 1990 en la fabricación de componentes para excavadoras (cazos, palas, rastrillos…), tenía claro que o hacía algo con urgencia que pudiera mantener viva la actividad de su empresa o la aplicación de un ERTE era solo una cuestión de tiempo. Comprobando desde la distancia la emergencia sanitaria de China y advirtiendo lo que se cernía sobre Europa, ideó en tiempo récord un replanteamiento de la actividad de su empresa para tratar de sacar al mercado un producto que resultara necesario y tuviese demanda. La respuesta llegó en forma de mascarillas. Acostumbrado a lidiar con máquina herramienta y electrónica, ha invertido dos millones de euros en la compra de siete máquinas en China para fabricarlas en Vitoria-Gasteiz. Si todo transcurre según lo previsto, esta misma semana comenzarán a fabricarse las primeras unidades. ¿El objetivo? “Que nuestras máquinas sean capaces de producir 40.000 mascarillas a la hora”, sostiene Aracama desde su factoría del polígono de Júndiz.

 

Un cazo o una pala para una excavadora y una mascarilla, a priori, no se parecen en mucho, señor Aracama…

La diferencia, qué duda cabe, es notable. Son sectores absolutamente distintos, pero las circunstancias son las que son y no te queda otra que adaptarte …

 

¿O qué..?

Pues que hubiéramos tenido que tomar una medida más traumática entre nuestra gente (85 personas en plantilla) en forma de ERTE o reduciendo personal, pues veíamos al principio que la crisis iba a ser dura y muy grave.

 

¿Y cómo surge la metamorfosis empresarial de Grado Cero?

Surge por pura experiencia, la nuestra. Podíamos esperar a la suerte o ser capaces de encontrar algún producto que realmente fuese de necesidad.  Cuando inicié mi actividad con el tema de las excavadoras en el año 90 lo hice sin tener ninguna experiencia y la crisis del 90-92 me pilló de lleno. Años después me volvió a suceder con la de 2008, que llegó sin avisar y volvió a pasarme por encima, así que me fío mucho de mi instinto a la hora de tomar medidas y acoplarme a esa nueva realidad para buscar soluciones que me permitan tener capacidad de producir algo que se pueda vender, tenga demanda y nos mantenga activos.

 

Las mascarillas…

Eso es. Hemos realizado una inversión muy importante (dos millones de euros) para comprar en China siete máquinas con las que poder fabricar, a pleno rendimiento, unas 42.000 protecciones de boca y nariz a la hora en nuestras instalaciones de Júndiz.

 

Teniendo en cuenta las dificultades propias del mercado exterior en estos momentos, ¿cómo ha sido el proceso de compra de esas siete unidades?

Tenemos bastante experiencia en exportación, pues el 80 % de todo lo que fabricamos los vendemos fuera. Y al mismo tiempo, también importamos, pues necesitamos materias primas muy especiales que se traen de otros países, con lo cual esa relación con el mercado exterior la teníamos ya, tanto en Europa como en el resto del mundo. La puerta a China la hemos podido abrir a través de nuestros distribuidores, que han sido quienes nos han puesto en la pista de las necesidades de este producto tan concreto y las exigencias industriales que requiere. A partir de ahí todo se aceleró a través de Internet, donde buscamos información, referencias, productos… Ha sido un aprendizaje exprés sobre este negocio tan concreto para luego tener una cierta base sólida a la hora de comprar tanto las máquinas como los materiales.

 

En otros productos esenciales como los guantes de látex, que en su gran mayoría se fabrican en el sudeste asiático, los precios de venta se han triplicado desde el comienzo de la crisis…

Aquí supongo que estará pasando parecido porque a nosotros nos ha pasado. De un precio pactado en un comienzo para la compra de las máquinas a otro de casi del doble justo antes de que despegara el avión… Te vienen a decir algo así como “o lo coges o lo dejas”, así que la impotencia es grande. Además, dese cuenta que está cerrando toda esa operación a través de correo electrónico, con las garantías que uno puede tener a tanta distancia…

 

Estando acostumbrados a trabajar con máquina herramienta, planos, electrónica y demás, ¿por qué no han decidido fabricarlas ustedes mismos?

Porque no hay tiempo. Estamos hablando de que necesitaríamos entre seis meses y un año para tener lista una máquina desde cero, y la gente necesitamos las mascarillas ya.

 

Cuando tengan las siete máquinas operativas, ¿cuál es la previsión de fabricación?

Nuestra idea en un principio es ser capaces de producir unos cinco millones de unidades al mes, y si todo transcurre en tiempo y forma, poder aumentar poco a poco la producción hasta las 15 millones de mascarillas. Todo va a depender, al margen de que las propias máquinas estén a la altura, de los problemas que podamos encontrar para encontrar las materias primas que utilizan las mascarillas.

 

“Que las máquinas estén a la altura…” ¿A qué se refiere?

Las máquinas que hemos comprado en China están muy lejos de la calidad a las que estamos acostumbrados aquí en Euskadi. Y por descontado que no cumplen ni con las medidas de seguridad y calidad que Europa exige, por eso el problema de ponerlas en marcha es muy serio y complejo. Sin embargo, aparte de eso es que tampoco funcionan como deberían…

 

¿Y eso?

Básicamente, en China están acostumbrados a trabajar con máquinas que pueden presentar fallos, errores y problemas de forma sistemática. Como tiene un montón de mano de obra disponible son capaces de tener a seis personas alrededor de la máquina arreglándola cuando ésta falle y eso en nuestro escenario no se entiende, ni mucho menos cabe. Nosotros no podemos ni trabajamos así. Necesitamos una máquina que sea estable, que haga piezas de forma sostenida y que las haga con un índice de rechazo bajísimo. Y que sea controlada por una sola persona en condiciones de trabajo normales, sin riesgo ninguno. Por eso tenemos que revisar las máquinas y ajustarlas como es debido. Una por una y de forma concienzuda, lo que representa sin duda un reto en el que está trabajando un equipo nuestro de mecánicos y electrónicos.

 

Cuanto la crisis se normalice, ¿qué cree que vamos a aprender de toda esta situación?

Me gustaría aprender, o que aprendiésemos todos, a ser conscientes de que tenemos que preocuparnos de ser mucho más autosuficientes en el futuro. En este caso concreto de las mascarillas hemos visto de forma clara la enorme dependencia que tenemos respecto a un país como China, pero si nos vamos a otros sectores nos pasa lo mismo. Tenemos que abandonar ese estado de comodidad en el que quizá habíamos caído y pelear, luchar y mejorar por ser autosuficientes en el futuro. Si no eres capaz de salir adelante por ti mismo, no esperes que nadie te vaya a regalar nada.

Fagor Industrial crea Nebukare para reforzar la higienización de espacios
Bio salud 21 julio, 2020
Fagor Industrial crea Nebukare para reforzar la higienización de espacios

Fagor Industrial ha ampliado su portafolio de productos para sumarse a la creación de nuevas...Leer más

Maider Zabala, Onena Medicines
Bio salud 16 julio, 2020
Onena Medicines: “Desarrollamos medicamentos para eliminar una proteína que convierte en inmortales a algunas células tumorales”

Onena Medicines abrió sus puertas en abril de 2019 en Donostia, después de que sus fundadores...Leer más

Biolan, un ‘Campeón oculto’ en el ámbito de los biosensores

  La biotecnológica vasca, que acaba de invertir dos millones de euros en la mejora y...Leer más

Bio salud 8 julio, 2020
EuCanImage, big data e inteligencia artificial para mejorar el diagnóstico de cáncer

UPV/EHU participa en el proyecto europeo desde su Cátedra de Derecho y Genoma...Leer más

Bio salud 6 julio, 2020
Las 75 empresas vascas de BioSalud generan el 1,45% del PIB de Euskadi

  Los datos del sector se presentaron en la Asamblea General Ordinaria de Basque Health...Leer más

Linkedin

Información diaria, segmentada por sectores de actividad y
países de interés para tomar las decisiones más
competitivas.

Última hora sobre Nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afinzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?