El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa

21 mayo, 2020
Las universidades vascas dan un impulso al talento de Euskadi en inteligencia artificial

Las universidades vascas dan un impulso al talento de Euskadi en inteligencia artificial

Euskadi dará este año un importante paso en materia de inteligencia artificial (IA). Con el nuevo curso 2020-2021 comenzarán dos nuevos grados específicos en el sistema universitario vasco -de la UPV/EHU y Deusto– centrados en esta materia, ante la necesidad de formar nuevos talentos que contribuyan a la implantación de esta especialidad en las empresas.

Jorge Posada, director adjunto de Vicomtech (centro tecnológico miembro de la alianza BRTA) lo ve claro. “Actualmente la competencia por personas con talento en inteligencia artificial es global: no existe la densidad suficiente de personas debidamente capacitadas y con talento en estas tecnologías en los ámbitos geográficos estrictamente cercanos. Ni en Euskadi, ni en una gran mayoría de los sitios donde hay verdadera demanda y necesidad de estos perfiles”.

Alexander Mendiburu, decano de la Facultad de Informática de la UPV/EHU, subraya que “tanto las empresas como la propia sociedad y el estudiantado” están demandando formación específica en esta materia. “La inteligencia artificial ha llegado para quedarse”, sentencia desde Tecnalia Esther Villar Rodríguez, responsable de la plataforma Artificial Intelligence. Desde Deusto, la profesora Amaia Méndez recuerda que según el Foro Económico Mundial, para 2050 habrá 58 millones de puestos de trabajo vinculados a ella.

Inteligencia artificial local y externa

El Gobierno Vasco trabaja en una estrategia específica de Inteligencia Artificial que a principios de 2020 ha contrastado con líderes en el sector como Microsoft. La estrategia recoge entre otros objetivos el de atraer talento a Euskadi en esta materia, y las universidades vascas también se han puesto manos a la obra. Algunas llevan años avanzando a través de másteres y de especialidades, pero es ahora cuando se da el impulso a formaciones más largas y especializadas. Posada defiende que “hay que combinar una estrategia de formación local de alto nivel en IA, y por eso apoyamos claramente estas iniciativas de nuestro sistema universitario, con la apertura de nuestra red de Ciencia, Tecnología e Innovación y de nuestras empresas hacia el talento global”.

Analistas de datos, ingenieros o ingenieras en Machine Learning, expertas y expertos en inteligencia artificial… Muchos de esos puestos de trabajo quizá aún no tengan ni un nombre, pero ya son una realidad que todo apunta a que crecerá en los próximos años y la anticipación es la clave. “Cada vez los sistemas son más complejos y son más las empresas que apuestan por implantar tecnología de este tipo en su día a día, lo que requiere de profesionales muy formados”, especifica Mendiburu, un aspecto en el que coincide Posada: “es necesario enfatizar el criterio práctico y traccionado por la necesidad real de las aplicaciones que incorporan la IA”. La “cercanía a las problemáticas y a las aplicaciones reales”, así como la parte de negocio, son importantes a juicio de Méndez.

Tres universidades, tres alternativas

El campus donostiarra de la UPV/EHU acogerá el nuevo grado en Inteligencia Artificial que, con 40 plazas, será uno de los primeros planes formativos de cuatro años destinados exclusivamente a esta materia -sí existen numerosos posgrados en el estado, de menor duración-. El grado, impartido en castellano y euskera con algunas asignaturas en inglés, aglutina materias vinculadas a la ingeniería y a la ciencia de datos, y profundiza también en aspectos como la robótica, el procesamiento del lenguaje natural, la visión por computador, la optimización o los sistemas expertos.

Alexander Mendiburu explica que desde hace más de 10-15 años años los propios grupos de investigación de la UPV/EHU se han centrado en cuestiones como el big data, el procesamiento del lenguaje natural, la visión artificial o la robótica colaborativa, aspectos que ahora se han incorporado en el nuevo grado, que supone “un paso natural” en la evolución de la facultad. Esta ofrece desde hace años una especialidad en computación, así como un máster orientado hacia la ciencia de datos, la necesaria para generar los modelos de inteligencia artificial. El grado ha sido creado “teniendo muy en cuenta a las empresas”, escuchando sus necesidades y atendiendo al conocimiento que los equipos de investigación de la propia universidad han atesorado y desarrollado en todos estos años.

Deusto arrancará en las mismas fechas en su campus de Bilbao su nuevo grado en Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial, que será impartido en castellano e inglés (más del 40% de las asignaturas) y ofrece la posibilidad de realizar el doble grado junto con Informática. El nuevo grado abarca el ciclo completo de la IA, desde capturar datos para identificar patrones, hasta la automatización de decisiones y el producto final.  Para configurarlo, han colaborado con una treintena de expertos y expertas de distintas empresas y la docente Amaia Méndez destaca que el objetivo es lograr “profesionales capaces de trabajar en equipos multidisciplinares, que tengan conocimientos de tratamiento de datos y representación de la información, pero también de la arquitectura necesaria para poder hacer posible el almacenamiento y procesado de la información”.

Por su lado, Mondragon Unibertsitatea cuenta con un grado en Business Data Analytics en su campus de Bilbao, que enseña desde este curso 2019-2020 a transformar la infinidad de datos que hoy en día crean y recopilan las compañías en valor para tomar decisiones, modificar procesos y diseñar nuevos modelos de negocio. La universidad aborda temas vinculados a la inteligencia artificial también en dos másteres universitarios, el de Análisis de Datos, Ciberseguridad, Desarrollo y Operaciones, y el de Robótica y sistemas de control, con los que MU incide en temas de IA, visión artificial y robótica.

Aplicaciones desde el sector biosalud hasta la conducción autónoma

“La IA mejorará prácticamente todos los sectores económicos relevantes. El mayor impacto económico lo puede experimentar la propia industria del futuro (la que en el nuevo Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación se denominará Industria Inteligente), de eso no hay duda. Además, somos una región fuertemente industrial con lo cual el impacto es mayor”, detalla el director adjunto de Vicomtech, “pero también el sector de la salud humana tendrá un impacto positivo muy importante gracias a los avances de la IA, pensemos por ejemplo en la gestión de pandemias como el Covid-19. El transporte inteligente (incluyendo la conducción autónoma y automatizada) tracciona en muchos casos a nivel tecnológico avances que llegan a otras áreas y cambiará nuestra forma de transportarnos y organizarnos. Pero también la gestión energética, la banca, el comercio electrónico… prácticamente todos los sectores de actividad”.

Esther Villar coincide con Posada y añade otros ejemplos, como los “modelos multitarea que puedan realizar varias tareas a la vez, la interpretación y comprensión de imágenes aplicada en ciberseguridad o en monitorización medioambiental, entre otros muchos”.

Mendiburu señala que este paso adelante “sin duda” permitirá avanzar en la implantación de la inteligencia artificial en la red vasca, que tal y como subraya Méndez desde Deusto, va a poder incorporar un “perfil prácticamente inexistente hasta el momento y, sin embargo, muy demandado”.

Basque Industry 4.0 2 julio, 2020
La IV edición de BIND 4.0 vuelve a superar  las expectativas a pesar de la crisis

  Aitor Urzelai, director de Emprendimiento de Grupo SPRI, presentará este viernes los...Leer más

Basque Industry 4.0 30 junio, 2020
Crece el número de empresas y startup de ciberseguridad en Euskadi

La segunda edición del Libro Blanco de la Ciberseguridad en Euskadi, elaborado y editado por el...Leer más

Linkedin

Información diaria, segmentada por sectores de actividad y
países de interés para tomar las decisiones más
competitivas.

Última hora sobre Nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afinzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?