La transformación de la salud en la Cuarta Revolución Industrial

21 mayo, 2019

 

 

Foro Económico Mundial publica un estudio sobre el impacto de las tecnologías en los sistemas sanitarios

 

Los avances en biotecnología e ingeniería genética, así como el potencial de la Inteligencia Artificial, la analítica de datos y la Internet de las Cosas supondrán una revolución en los servicios de salud durante los próximos años. Así lo destaca el estudio Health and Healthcare in the fourth industrial revolution, publicado recientemente por el Foro Económico Mundial.

 

El informe recoge las claves de cómo las innovaciones tecnológicas y científicas transformarán los sistemas sanitarios a niveles muy diferentes. Estos avances abren la puerta a la mejora en los diagnósticos y los tratamientos, así como a cambios sustanciales en la forma en que entendemos la provisión de servicios médicos. Según el estudio, los servicios sanitarios se entenderán cada vez más como un sistema de distribución continua de cuidados (en lugar del esquema centrado en el entorno clínico) y un enfoque totalmente personalizado.

 

El avance de la ingeniería genética supone la oportunidad de encontrar nuevos tratamientos para enfermedades. Además, unido a las tecnologías de analítica de datos, permite hablar de medicina de precisión, o medicina genómica. Este concepto significa la elaboración de diagnósticos y tratamientos personalizados en función de los genes, el entorno y los hábitos de cada paciente.

 

En el ámbito de la analítica y la computación, la Inteligencia Artificial ofrece grandes oportunidades para apoyar al personal médico en los diagnósticos y la toma de decisiones. La IA ya está demostrando su efectividad en diagnósticos, y tal y como recoge el informe, en algunos casos ofrece resultados más exactos frente a especialistas humanos. En un reciente estudio en detección de cáncer de piel, el sistema de IA fue capaz de detectar el 95% de los casos, frente al 87% obtenido por el profesional médico. Esta capacidad de análisis también permitirá mejorar el desarrollo farmacéutico, ya que será posible predecir cómo puede afectar un medicamento a cada persona.

 

Otras tecnologías como la realidad virtual y aumentada, así como la Internet de las Cosas médica están empezando a ofrecer mejoras en los tratamientos y en los cuidados desde el hogar. Por otro lado, el blockchain permite facilitar la gestión e intercambio de datos tan sensibles como los médicos, asegurando su control.

 

El estudio, elaborado por personas expertas en sanidad del ámbito público, empresarial e investigador a nivel internacional, resalta también importantes retos ligados a la revolución en salud. Por un lado, la necesidad de avanzar hacia sistemas sostenibles que den respuesta al envejecimiento global de la población, y por otro, el peligro de que solo pueda acceder a estas innovaciones médicas la población con más capacidad económica. Finalmente, el informe destaca la necesidad de abrir debates acerca de las cuestiones éticas y de privacidad que plantean dichos avances tecnológicos.

 

Las biociencias y la salud humana son una de las prioridades detectadas por la Estrategia de Especialización Inteligente RIS3 Euskadi, junto con Fabricación Avanzada y Energía. Esta estrategia pone el foco en aquellas áreas que presentan mayor potencial de crecimiento para el territorio, a partir de la capacidad empresarial y científico-tecnológica existente en Euskadi.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow