El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa

7 abril, 2020
Robótica Flexible: Tecnologías con aplicación directa a la PYME vasca por su versatilidad

En la imagen, Damien Sallé, Coordinador transversal de la tecnología Robótica en Tecnalia y responsable de Mercado en robótica para Fabricación avanzada en TECNALIA.

Este mes de la robótica se cierra con la opinión del coordinador del nodo de robótica flexible y colaborativa del BDIH, Damien Sallé.

Damien Sallé es ingeniero mecánico, que realizó su doctorado en el prestigioso Instituto de Sistemas Inteligentes y de Robótica (ISIR) francés hace casi 20 años, especializándose en robótica aplicada a intervenciones quirúrgicas mínimamente invasivas. También trabajó en Robosoft, una empresa puntera de robótica y servicios durante 5 años, de donde se movió a Tecnalia para trabajar en aplicaciones de robótica para la fabricación avanzada.

A día de hoy, Damien es un experto reconocido internacionalmente que, entre otras cosas, coordina el nodo de robótica flexible y colaborativa del BDIH.

Damien compartirá en este artículo sus conocimientos sobre la tecnología, activos y talento del nodo, sobre las tendencias internacionales en robótica y sobre cómo el nodo trabaja para reforzar la competitividad de la industria vasca.

El nodo de robótica colaborativa y flexible del BDIH cuenta con más de 25 activos, distribuidos entre 9 centros (TECNALIA, TEKNIKER, IDEKO,CEIT, VICOMTECH, UPV/EHU, Mondragon Unibertsitatea, Innovalia, LORTEK) además de un número considerable de expertos que, de modo conjunto, proporcionan asesoramiento a la industria vasca en relación con el diseño, testeo, validación e implementación de soluciones prácticas que incorporen estas tecnologías robóticas.

Los miembros del nodo han trabajado en la última década aproximadamente con más de 50 empresas vascas para explorar soluciones robóticas que les permiten automatizar sus procesos productivos y aumentar la flexibilidad en reducir el tiempo de fabricación.

Estas empresas incluyen fabricantes de productos terminados para consumidores finales, o para otras empresas industriales, proveedores de piezas o componentes y empresas de mecanizado teniendo en común la necesidad de mejora de productividad, garantizar la calidad del producto final, y la seguridad minimizando la exposición a riesgos para los trabajadores.

A partir de estas necesidades comunes, el nodo se ha dotado de los activos más útiles para las empresas de cara a poder responder a la problemática de cada cliente.

Como ejemplo, la incorporación de tecnologías robóticas para el control de calidad basadas en últimas tecnologías en visión (visión artificial, ultrasonidos, termografías…) permiten detectar defectos de manera automática lo que posibilita llegar al cero defecto en producción.  Dependiendo de la técnica de inspección y la tipología de pieza el nodo de robótica del BDIH dispone de diferentes soluciones robotizadas para hacer pruebas. “Estas tecnologías favorecen el control dimensional de cada pieza sin contacto, vamos, que el robot valida la pieza” nos asegura el coordinador del nodo.

Por otro lado, la manipulación avanzada con robots flexibles y autónomos permite robotizar tareas complejas cuya automatización a día de hoy no es rentable, dotando a los robots de sensores de visión y capacidades computacionales que permiten atacar el problema de la fabricación “high mix low volume”, donde tenemos situaciones de muchas variantes de piezas y poco volumen de cada una.

Dependiendo de la precisión, velocidad y robustez requeridas en la aplicación (paletizado, Bin Picking – coger una pieza de una caja sin que esté ordenada, kitting – meter esta pieza dentro de un kit/caja ordenada para que el operario solo tenga que instalarla, traslado de mercancía…) se dispone de distintos equipos para probar y estudiar la viabilidad de la tecnología. “Hemos trabajado con empresas que, por ejemplo, fabrican muchísimas referencias de distribuidores hidráulicos para la aeronáutica, y se ha demostrado la viabilidad de robotizar estos montajes casi unitarios” dice Damien Sallé.

La automatización de procesos de fabricación de componentes por robots, en la que se pueden ejecutar labores de fresado, taladrado, remachado, pulido y otras, requieren de elementos auxiliares como sensores de visión y de fuerza para transformar el robot de un autómata a un sistema flexible y adaptable, lo que permite realizar estas tareas con la precisión y robustez que demandan. “Sabemos por experiencia que conseguir robotizar estos procesos necesita optimizar el binomio proceso-robot, ¿Qué quiero decir con esto? Por ejemplo, el proceso de taladrado impacta en la precisión del robot y viceversa, la rigidez y vibración del robot impacta la calidad del taladrado” enfatiza Sallé.

En otro ejemplo de capacidad de respuesta del nodo del BDIH, tecnologías como la navegación autónoma permiten ofrecer sofisticados servicios para la logística interna con robots móviles, y nuevos desarrollos en visión y simulación incrementan la flexibilidad en la producción a través de una interacción humano-robot más segura y colaborativa. “Podemos combinar plataformas móviles con brazos robóticos para no solo poder transportar, sino también poder detectar, agarrar y manipular todo tipo de componente” asegura el coordinador de este grupo.

El nodo de robótica del BDIH es especialmente activo en actividades de I+D+I a nivel internacional, participando en iniciativas que marcan la vanguardia tecnológica internacional como SPARC, Eurobotics, AER-ATP o EFFRA, entre otras, y trabajando con organizaciones de referencia como la Universidad de Montpellier, el Instituto Fraunhofer IPA o el DTI danés, entre otros muchos, y empresas robóticas internacionales como ABB, Kuka o Comau, además de con todo el ecosistema de integradores nacional y europeo.

“Llevamos al territorio de las pymes vascas ayudas europeas como Robottnet, ESMERA, ROSin y RobotUnion, que proporcionan apoyo específico al desarrollo de producto y aplicaciones robóticas a pymes y startups” nos asegura el coordinador del nodo.

“Estamos experimentando con visión 3D para bin picking y manipulación flexible con varias empresas, tecnologías que vemos con aplicación directa a la industria vasca por su versatilidad, hace falta programar menos, y los ahorros que genera en la incorporación de nuevas referencias de piezas” nos comenta un Damien entusiasmado.

“Ofrecemos una red de experimentación y testeo con tecnologías innovadoras que al mismo tiempo son prácticas, que permiten a la industria anticiparse a problemas de su día a día y desarrollar nuevos productos para la industria vasca” concluye Damien Sallé, “Os invitamos a explorarla para desarrollar proyectos concretos”.

Ponte en contacto con la red del BDIH para averiguar cómo podemos acercar tu empresa a las soluciones que más te interesen.

First Lego League España
Basque Industry 4.0 28 julio, 2020
La innovación y el emprendimiento de dos equipos vascos, premiados en First Lego League España

Euskadi es una región puntera en el sector de la innovación, que cuenta con una gran cantera de...Leer más

Autoescuela Tawity
El futuro de las autoescuelas llega a Euskadi con clases de realidad virtual y vehículos eléctricos

La start-up Tawity ha unido la tecnología de realidad virtual y el enfoque ecológico para...Leer más

BCSC
Basque Industry 4.0 27 julio, 2020
171 empresas vascas reciben ayudas por 1,3 millones para impulsar la ciberseguridad industrial

  La tercera edición de este programa, gestionado por el Grupo SPRI, ha movilizado una...Leer más

Mondragon Unibertsitatea y Open Cloud Factory impulsan un nuevo laboratorio de Industria 4.0, abierto a empresas

Linkedin

Información diaria, segmentada por sectores de actividad y
países de interés para tomar las decisiones más
competitivas.

Última hora sobre Nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afinzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?