El blog de la empresa vasca Información diaria relevante para tu empresa

1 marzo, 2018
Addilan lanzará al mercado sus propias máquinas de fabricación aditiva en metal

Amagoia Paskual, gerente de Addilan.

La compañía vasca es pionera a nivel mundial en la utilización de tecnología WAAM por plasma

 

Existen diferentes tipos de tecnologías de fabricación aditiva o impresión 3D en metal. Genéricamente se pueden diferenciar por el tipo de materiales que utilizan (polvo de metal e hilos de metal) y por la tecnología que emplean para fundir el metal (haz de electrones, láser y soldadura). La combinación entre el tipo de materiales y la forma de fundirlos da lugar a estas tecnologías.

 

La empresa vizcaína Addilan ha apostado por la tecnología WAAM (Wire Arc Additive Manufacturing) que utiliza hilo de material metálico y soldadura por arco. Esta compañía nació en 2017 de la colaboración de dos fabricantes de máquina herramienta: Ona Electroerosión y Grupo Maherholding. Entre ambas acumulan más de 110 años de experiencia en el mercado y en 2014 detectaron las posibilidades que ofrece la fabricación aditiva en metal. Desde ese momento, trabajaron en desarrollar la tecnología y el diseño para la  fabricación de máquinas WAAM. Tres años después, han generado el conocimiento suficiente para presentarse al mercado con el nombre de Addilan.

 

La tecnología WAAM se basa en un cabezal de soldadura que va fundiendo la punta del hilo metálico y lo va depositando en una base. A medida que se enfría, se superpone una nueva capa de metal fundido sobre la anterior y así hasta completar la pieza. Las ventajas respecto a otras opciones de fabricación aditiva en metal se centran en el tamaño de los objetos, la velocidad de fabricación y el ahorro de costes. “El tipo de piezas que se pueden crear son elementos de gran tamaño, de hasta cuatro metros de ancho por otros cuatro de alto”, explica Amagoia Paskual, gerente de Addilan. “Otra ventaja competitiva es la tasa de aporte o la velocidad a la que se va generando la pieza, que es mayor que otras tecnologías. Entre 3-8 kilos/hora dependiendo del material. Y en cuanto a materiales, lo bueno del hilo de metal es que ya se utiliza en soldadura y hay hilos certificados. Cuando hacemos una pieza para un usuario, cada fabricante te pide hacer la prueba con un hilo homologado. Es algo que no ocurre con los polvos de metal”.

 

Durante los últimos tres años, el equipo de Addilan ha estado trabajando en perfeccionar su propio método de fabricación aditiva, que les ha llevado a ser pioneros a nivel mundial en el uso de soldadura por plasma. “Además de evolucionar la tecnología y crear un prototipo de máquina WAAM, durante estos años hemos contactado con posibles usuarios finales de esta tecnología para que nos propusieran la fabricación de piezas concretas, que ellos pudiesen emplear. No se trata solo de fabricar la pieza, sino de sacar probetas, analizarlas y compararlas contra especificaciones de fundición o forja y ver los resultados. La integridad de la pieza resultante es buena, no hay porosidad. Estamos llegando a un 90-92 por ciento de especificaciones de forja sin utilizar ningún tipo de tratamiento térmico”. Hay que destacar que no se consigue una pieza final, sino una preforma que hay que mecanizar varios milímetros.

 

Addilan ya está trabajando en la fabricación de piezas de geometría de complejidad media para sectores como el aeronáutico, el naval, oil&gas,  utillajes y para el ferrocarril. Muchas de estas creaciones están destinadas a compañías vascas, lo que supone “crear una cadena de suministro con empresas locales”, algo que resalta Amagoia Paskual. Esta colaboración se extiende a otros ámbitos como el acuerdo que tienen suscrito con el centro tecnológico Tecnalia  “para acelerar el desarrollo tecnológico y su llegada al mercado” y el convenio con el centro Tknika “para que se vayan generando conocimientos para que sus alumnos se especialicen y puedan trabajar con esta tecnología”.

 

La máquina que está desarrollando Addilan cuenta con un control exhaustivo de las piezas y “un sistema de trazabilidad para que se conozca todo lo que ha ido ocurriendo con la pieza mientras se ha ido generando”, subraya Paskual. Además, dispone de una “cámara inerte para trabajar con materiales reactivos como el titanio” y cuenta con un CNC propio. Addilan da trabajo a 10 personas directamente y hay otros ocho investigadores relacionados con el proyecto en Tecnalia. Su próximo objetivo será el lanzamiento al mercado de su propia máquina de tecnología WAAM y “diseñar un sistema de servicios adicionales a la venta de la maquina: desde los más sencillos hasta los más avanzados”.

 

 

Basque Industry 4.0 2 junio, 2020
Microsoft AI for Earth impulsa dos proyectos en Euskadi para afrontar los retos de sostenibilidad

  El Gobierno Vasco aplaude el trabajo de profesionales que han generado ideas capaces de...Leer más

Ikerlan prueba en Florencia un nuevo sistema para gestionar el ‘big data’ hacia la movilidad urbana inteligente
Ikerlan prueba en Florencia un nuevo sistema para gestionar el ‘big data’ hacia la movilidad urbana inteligente

La actividad de las ciudades es una gran generadora de datos gracias a los numerosos sensores que...Leer más

Basque Industry 4.0 1 junio, 2020
Ikusi refuerza sus servicios orientados a la Industria 4.0 y a la transformación digital

  La compañía vasca se centra en proyectos relacionados con la captación y el análisis...Leer más

Basque Industry 4.0 25 mayo, 2020
Los drones aportan nuevas soluciones a la Industria 4.0

  La compañía Drone by Drone está desarrollando junto a Tecnalia un navegador virtual...Leer más

Linkedin

Información diaria, segmentada por sectores de actividad y
países de interés para tomar las decisiones más
competitivas.

Última hora sobre Nuevas ayudas

Para pymes, para diversificar mercados, becas en el extranjero, licitaciones internacionales, subvenciones a fondo perdido para afinzar la exportación, ayudas para implantaciones o formación específica en internacionalización.

Te interesa ¿verdad?