El reto de implantar la estrategia digital en las empresas industriales

13 febrero, 2018
Un momento de la jornada.

Una jornada organizada por el Grupo SPRI muestra las maneras de incrementar el negocio a través de Internet

El experto Guillermo Villaroig apunta que las empresas pequeñas tienen ventaja en la implantación digital porque “son más ágiles”

 

Con el imparable crecimiento de internet, las webs se han convertido en una herramienta fundamental de venta de los productos industriales. Una jornada organizada por el Grupo SPRI, la agencia vasca de desarrollo empresarial, en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, ha mostrado la manera de integrar en las empresas industriales la estrategia digital con el plan comercial tradicional.

 

Guiillermo Villaroig, de la empresa Overalia, ha expuesto que todavía persiste, en muchas compañías industriales, la descoordinación entre los departamentos de ventas tradicionales y las áreas de marketing. La vía digital, según ha afirmado, aumenta considerablemente las posibilidades de captar nuevos clientes y sobresalir frente a la competencia local e internacional.

 

El experto ha instado a unir los impactos por internet y los tradicionales de la red de ventas. “Se necesita un tráfico de calidad en la web para contactar con gente que no nos conoce y queremos vender. Ahí tiene mucha importancia los planes de contenidos, que se basa en hacer un mapeo de las búsquedas y palabras claves. Pero nadie puede asegurarte la visibilidad”.

 

“Yo cada día recibo un email con todas las visitas anónimas recibidas. A partir de ahí empiezas a indagar. Por ejemplo hemos comprobado que un blog que hicimos en 2008 todavía genera tráfico”, ha comentado Guillermo Villaroig.

 

El experto ha enfatizado la importancia de no realizar un mal uso de los datos y ha comentado las múltiples posibilidades para las empresas que se dedican a actualizar tarifas y renovar catálogos. Ha recomendado que, en vez de recurrir al envío a través de e mail, se recurra a “plataformas on line, que son gratuitas o cuestan muy poco”.

 

Villaroig ha aseverado que las empresas no quieren mucho tráfico en su web “si no se convierte en venta”. Ha expuesto varios ejemplos de compañías que han incrementado su negocio con la estrategia digital: Serrats, una empresa que era solo off line y se convirtió en líder online de alimentación, con un 800% de aumento de visitas en su web; Recambios Viaweb, de recambios de coches, que en nueve meses facturó un millón de euros, o Raiformo, de embalajes, que aumentó un 50% sus ventas. “En el 90% de los casos, si se sigue el plan se consiguen buenos resultados”.

 

¿Pero qué pasa cuando esto no es efectivo?, se ha preguntado el ponente. “Hay un mercado tan sumamente maduro y hay que hacer mucha labor de investigación para elaborar luego un plan de presencia digital, con detalles de cómo vamos a medir y optimizarlo. Cuando tenemos todo eso y se ha hecho el matrimonio entre marketing y ventas y todo está patrocinado por la dirección de la empresa, se le pone el diseño y el gestor de contenidos”.

 

Ha comentado que otro problema frecuente para implantar la estrategia digital es contactar con la persona idónea de cada empresa. “No sabemos a dónde apuntar”, ha dicho. Ha resaltado que las empresas pequeñas tienen ventaja en la implantación digital porque “son más ágiles”. Y ha recalcado: “Lo importante no es tener muchos impactos sino impactar a quien tú quieres”.

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow