AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

La lentitud como valor inmediato

Vota esta noticia
Resultado:    Sin interés  11 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen de Redtype

La sociedad de la información teje una red de intercambios cada vez más rápidos. La abundancia de contenidos y la inmediatez con que se crean y difunden puede resultar abrumadora. Frente a este ritmo, se expanden alternativas que reclaman una ralentización que deje espacio para reflexionar.

Imagen de un Fast Food, de Luis Villa

Imagen de un Fast Food, de Luis Villa.

Si hace unos años, la expansión de los contenidos se medía en días, hoy depende de minutos. En la Web a tiempo real, la comunicación ya no se da tanto a través del correo electrónico como en espacios de miniblogging como Twitter, y en las redes sociales, donde cualquier contenido de interés corre como la espuma, desde una noticia de actualidad, hasta un nuevo artículo en un blog o un vídeo de Youtube, inundando a los pocos minutos toda la Red. Son consecuencias del mundo interconectado, ligado cada vez más a la inmediatez y la abundancia.

Si hay un ejemplo claro de esta sobreabundancia de contenidos, es el de los RSS. Cada mañana se acumulan miles de feeds, imposibles de leer y resulta inevitable escoger, pero ¿bajo qué criterios? Tal y como afirmaba Thomas Petersen en su artículo Slaves of the feed, somos esclavos de esta abundancia. Si queremos estar informados, debemos dedicar horas a buscar de forma manual entre calidad y ruido con una constante sensación de que nos perdemos contenidos de interés. Para liberarnos de esta esclavitud, Petersen aboga por motores de búsqueda inteligentes, basados no en palabras sino en significados y conexiones, que muestren la información de forma visual y en contexto.

Pero esta sociedad de la inmediatez no afecta sólo a los contenidos en Internet, sino a muchas otras áreas de la vida profesional. No es casualidad que como determinación de año nuevo, varias editoras de diferentes publicaciones se hayan propuesto, en lugar de hacer más, hacer menos. Reducir las horas frente al ordenador, apagar el móvil fuera del horario laboral y no responder a todos los mensajes de forma inmediata son fórmulas para recuperar parte de los valores de una sociedad más lenta, con un poco menos de tecnología y un poco más de reflexión, no sólo para mejorar la calidad de vida, sino también la productividad.

Desde hace unos años se ha expandido alrededor del mundo un movimiento que defiende la lentitud como valor, el Slow Movement. Comenzó en Italia a finales de los 80, como una reacción de un grupo de ciudadanos ante las cadenas de comida rápida, bajo el nombre de Slow Food, reclamando la calidad de los alimentos locales. Con el paso de los años, el movimiento se ha trasladado hacia la defensa de un consumo sostenible y modelos diferentes de vida, llegando hasta el Slow Cities, una idea que pretende recuperar no sólo la lentitud sino también la autenticidad ante la globalización en las metrópolis, como valor turístico y también como medida para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

  • Fecha: 13/01/2010
  • Autor: Laura Fernández

Comentarios para este Noticia

Deja aquí tu comentario

Para añadir un comentario es necesario iniciar sesión o registrarse

Normas de uso

  • Tu comentario será revisado, antes de su publicación, por los moderadores, que comprobará si cumple los criterios de publicación de Euskadi+innova. En cuestión de pocas horas tu comentario será publicado, si observa dichos criterios.

Criterios de publicación

Para insertar aportaciones en Euskadi+innova, el remitente deberá estar registrado e identificarse. Eso nos permitirá identificar mensajes de procedencia dudosa o poco fiable.

Los moderadores revisarán los comentarios y, podrán, asimismo, efectuar correcciones ortográficas o gramaticales en los textos antes de publicarlos. Si el texto no se corresponde a la temática y objetivos de Euskadi+innova, no será aceptado. Si el texto supone una falta de respeto, el comentario no será publicado. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas. Los moderadores no están obligados a dar ninguna explicación respecto a sus decisiones.

Euskadi+innova no se hace responsable de las opiniones y comentarios que los particulares puedan expresar en este sitio.




AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: