AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

Consumo colaborativo, lo que era mío es tuyo

Vota esta noticia
Resultado:    Sin interés  13 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen del libro What’s Mine is Yours

Aunque el trueque ha existido toda la vida, nuestro modelo de consumo está basado en poseer las cosas. Libros, cds o ropa en propiedad que en todo caso prestamos o donamos cuando ya no queremos a un círculo social cercano. Internet amplia ese círculo, pero también facilita la expansión de una forma diferente de consumo, donde lo importante no son tanto los objetos como el uso que hacemos de ellos.

Video  sobre el fenómeno del consumo colaborativo

Video sobre el fenómeno del consumo colaborativo.

A excepción de las familias con algún aficionado al bricolaje, la media de uso de un taladro en un hogar es de un cuarto de hora. Tras ese tiempo, el taladro ocupa un rincón en el desván, a la espera de que en algún momento pueda volver a ser útil. Algo parecido pasa muchos libros, películas o videojuegos, que solo pueden ser disfrutados un número finito de veces, para luego quedar aparcados en las estanterías como objetos más bien decorativos.

Rachel Botsman, co-autora del libro What's mine is yours, afirma que con la expansión de la Red ha surgido también un nuevo modelo de consumo donde las personas damos más importancia a la experiencia o necesidad que satisfacen las cosas que al objeto en sí, "queremos la película, no el aparato reproductor, queremos la música, no el cd", explica. Dejando a un lado los objetos de coleccionista, una buena parte de las cosas que nos rodean ya han dado todo lo que podían dar de sí.

Junto con Roo Rogers, Botsman habla en su libro de una práctica que se está extendiendo en Internet, el intercambio de objetos, que nace de la dinámica colaborativa propia de la Red. Primero han sido imágenes, vídeos o ideas, y ahora también libros, ropa o herramientas, aunque no se trata de una práctica altruista, sino de un consumo diferente que además alarga la vida de los objetos, con consiguiente beneficio ecológico.

Alrededor de este consumo colaborativo están surgiendo múltiples iniciativas empresariales, especialmente en Estados Unidos. Una de las más conocidas es Swaptree, un portal que ofrece la posibilidad de intercambiar libros, películas y videojuegos usados, donde los usuarios pagan solo los gastos de envío y una pequeña cuota por el servicio, aunque existen otros ejemplos como ThredUP, un espacio donde las familias pueden intercambiar la ropa de sus hijos que ya no les vale, o Book Mooch, una red internacional para donar libros usados.

Todas estas iniciativas se basan en la construcción de confianza a través de la red social de usuarios. Tal y como explica Botsman, es un fenómeno que se da no solo por la facilidad que ofrecen las herramientas de Internet, sino por un cambio en las dinámicas sociales, puesto que "hace años, sería impensable que te atrevieras a intercambiar tus cosas con un extraño, del cual no conoces ni el nombre".

Este fenómeno va ligado además a un cambio de mentalidad hacia la reducción del consumo, sin que por ello se reduzca también el acceso a bienes o experiencias. Una tendencia que se está produciendo también en otros ámbitos como la movilidad, con un aumento de alternativas para compartir o alquilar vehículos en lugar de poseerlos.

También puede interesarte:

  • Fecha: 23/09/2010
  • Autor: Laura Fernández

Comentarios para este Noticia

Deja aquí tu comentario

Para añadir un comentario es necesario iniciar sesión o registrarse

Normas de uso

  • Tu comentario será revisado, antes de su publicación, por los moderadores, que comprobará si cumple los criterios de publicación de Euskadi+innova. En cuestión de pocas horas tu comentario será publicado, si observa dichos criterios.

Criterios de publicación

Para insertar aportaciones en Euskadi+innova, el remitente deberá estar registrado e identificarse. Eso nos permitirá identificar mensajes de procedencia dudosa o poco fiable.

Los moderadores revisarán los comentarios y, podrán, asimismo, efectuar correcciones ortográficas o gramaticales en los textos antes de publicarlos. Si el texto no se corresponde a la temática y objetivos de Euskadi+innova, no será aceptado. Si el texto supone una falta de respeto, el comentario no será publicado. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas. Los moderadores no están obligados a dar ninguna explicación respecto a sus decisiones.

Euskadi+innova no se hace responsable de las opiniones y comentarios que los particulares puedan expresar en este sitio.




AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: