AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

“Vemos la tecnología como una caja de herramientas para empoderar a la gente” · Enrique Varela, presidente de Fundación Tecnología Social

Vota esta entrevista
Resultado:  Sin interés    4 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Fotografía de Enrique Varela.

La Fundación Tecnología Social es una organización sin ánimo de lucro centrada en aprovechar las tecnologías para mejorar la vida de las personas. Su presidente, Enrique Varela, estuvo el 6 de octubre en Donostia-San Sebastián para participar en la jornada De lo imposible a lo tangible, un taller organizado junto a APTES para mostrar las posibilidades de la impresión 3D en el ámbito social.

Imagen del taller realizado en Donostia.

Taller De lo imposible a lo tangible.

¿Qué potencial tiene la impresión 3D en el mundo de la tecnología social?

Las posibilidades son muy grandes porque se pueden hacer cosas que antes eran imposibles, de ahí el título de la jornada, de lo imposible a lo tangible. Hay un montón de cosas que, o bien son muy exclusivas, como todo lo que se escapa del café para todos y resulta muy caro de fabricar, o simplemente no se puede comprar porque no se vende. Hay muchas cosas que se pueden resolver con este tipo de tecnologías y materiales nuevos.

¿Por ejemplo?

Muchas veces, cuando sale una tecnología nueva lo que hacemos es imitar lo que ya existe. Puedes imprimir un escurridor de verduras, pero es una tontería porque lo encuentras en cualquier sitio por 5 euros y a ti te va a costar 5 horas imprimirlo. Tenemos que ir más allá. Un ejemplo, que en este caso he diseñado yo, es un abridor de chapas de botellas para personas que solo tienen una mano que permite apoyar la botella en la mesa y abrirla. Escaneando objetos pequeños en 3D puedes hacer cosas muy específicas para alguien que tiene la mano de una manera concreta y tiene que agarrar algo. Puedes hacer un molde en arcilla, lo escaneas y sacas el modelo para un puño de bastón, por ejemplo. Al escurridor de verdura, que es algo que ya existe, le puedes poner el asa para la mano de esa persona, y eso sí es algo que industrialmente sería imposible fabricar. Ahí está el potencial de estas tecnologías.

"Con la impresión 3D puedes hacer objetos personalizados imposibles de comprar"

¿En qué estáis trabajando desde vuestra fundación para fomentar el uso de estas tecnologías desde una perspectiva social? 

A la larga todo el mundo tendrá impresoras 3D en casa, así que una pretensión interesante es crear un repositorio, una plataforma grande donde se puedan obtener este tipo de objetos. De entrada estaría dedicado a gente que sabe hacerlo y quiere dedicarle un tiempo a lo social, y a personas que los validen, pero la intención es que a la larga cualquier persona se pueda bajar los diseños, previamente certificados por expertos. Queremos hacerlo a nivel global y vamos a necesitar mucha ayuda y mucha difusión, pero estamos en ese camino. También estamos trabajando en el campo de las maquetas para personas ciegas. Antes era dificilísimo hacer maquetas, pero ahora puedes ir a Google SketchUp, coger el Taj Mahal y hacértelo por trozos. Quizá a la vista no es muy agradable, pero los ciegos lo tenían prohibido hasta que salió esto, porque no se hacía. Si estas maquetas están en nuestro repositorio, entonces cualquier colegio lo podrá imprimir. Es lo que yo llamo copy right, así por separado, porque divertirse aprendiendo y creando cosas nuevas siempre nace de la copia.

¿A qué se dedica la Fundación Tecnología Social?

Nuestra fundación no es una organización enfocada a la discapacidad, sino a la tecnología a favor de la gente en general. Pensamos que la tecnología es una caja de herramientas para que la gente viva más cómoda y mejor, para empoderarla, así que nuestro fin es mejorar la sociedad en la que vivimos a través de la tecnología. Trabajamos en cuatro líneas, salud, ocio y cultura, asesoramiento a empresas y formación y difusión. En formación, estamos programando cursos sobre todo para gente mayor, para contarles cómo utilizar ordenadores, y también para acercarles el mundo de la impresión 3D. En la parte de tecnología y salud, estamos implicados en proyectos que tienen que ver con nuevos movimientos de prestación de servicios en casa y domótica. 

"Las cosas se diseñan pensando en una persona estándar que no existe"

¿Y en cuanto a ocio y cultura?

En 2010 hicimos el Camino de Santiago con gente mayor y personas con discapacidad apoyados en las tecnologías. No hemos conseguido financiación pero aún así lo vamos a volver a hacer, porque es un buen escenario para probar tecnologías, y además es divertido. Ahora estamos viendo cómo organizar este modelo pero en rutas más pequeñas, en diferentes comunidades autónomas. La última línea de nuestro trabajo consiste en el asesoramiento a entidades y empresas que quieren hacer cosas enfocadas a un target más amplio, donde entren también las personas mayores y las personas con discapacidad. En general, nos dedicamos a identificar cómo las nuevas tecnologías que van surgiendo pueden servir en nuestro terreno y a partir de ahí trabajarlo y darlo a conocer.

¿Qué necesidades identificáis en el ámbito de las tecnologías para que sean más inclusivas?

Creemos que tradicionalmente las nuevas tecnologías han estado infrautilizadas, y no se han diseñado a favor del usuario. Aunque ahora se empieza a hacer, no siempre se piensa en la gente cuando se diseñan cosas, o se piensa en una persona estándar que no existe, porque las personas somos muy diferentes. Nuestro enfoque consiste en ver cuales son las necesidades de la gente contando con ella. Por eso hablamos de tecnología apropiada en un doble sentido, porque es la que realmente se precisa, y eso solo se consigue estando al lado de la gente para ver qué necesita, y apropiada en el sentido de que la sientan suya, que no asuste.

 

  • Fecha: 29/10/2014



AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: