AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

“Los mayores en Euskadi contribuyen enormemente al trabajo no remunerado” · María Ángeles Duran, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

Vota esta entrevista
Resultado:   Sin interés   5 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen de María Ángeles Duran.

María Ángeles Duran, catedrática de sociología e investigadora del CSIC, ha elaborado para el Gobierno Vasco el estudio Los mayores en la economía social de Euskadi. Contribución no monetaria de los mayores, donde se recoge el importante papel de este grupo de población en la economía vasca, tanto dentro del mercado, como en especial, los cuidados no remunerados. Duran presentó las conclusiones del estudio en la Escuela Universitaria de Estudios Empresariales de la UPV/EHU en Donostia-San Sebastián.

Portada del estudio.

En Euskadi tenemos una población cada vez más envejecida, una cuestión que preocupa tanto en el ámbito económico como social, ¿qué hacemos ante este cambio demográfico?

La primera idea interesante es que solo es moderadamente predecible lo que va a suceder. Eustat trabaja con siete escenarios distintos, y aunque todos coinciden en que la población de Euskadi va a envejecer más, cambia en cuanto y en cómo se va a distribuir la proporción. Lo que sí podemos decir es que lo más probable es que crezca sobre todo el grupo de mayores de 80 años y tienda a feminizarse. Pero en lugar de presentarlo como un problema, yo agradecería que se presentara como un éxito, tenemos que acostumbrarnos a dejar de hablar de pirámides de población y empezar a hablar de torres, y eso en realidad es un éxito porque significa que todos estamos invitados a la fiesta de la vida. Es algo que hemos conseguido gracias sobre todo a las mejoras tecnológicas que han permitido que pueda comer más gente.

Sí es un éxito, pero a nivel económico las personas mayores se consideran una carga...

Es cierto que en una economía de mercado estorban todos aquellos a quienes no se les puede extraer fácilmente una plusvalía. Solo interesa el trabajador o el consumidor que adquiere bienes que ha costado poco producir. Con la economía de mercado, las personas nos relacionamos de dos maneras, o producimos bienes, o consumimos lo que el mercado produce. Pero es un error confundir el mercado con la economía, el mercado es una parte relativamente pequeña, aunque muy poderosa e importante que además resuelve muchas funciones. Yo no estoy en contra del mercado en absoluto, es eficaz en muchas cosas, pero para otras es todo lo contrario. No se puede confundir el todo con una parte y la economía es el todo, donde hay que tener en cuenta también los recursos no monetarizados, de los cuales el más importante sin comparación es el trabajo no remunerado.

¿Qué papel juegan los mayores en la economía?

En el ámbito monetarizado son muy importantes porque son garantes de una estabilidad en el consumo y son redistribuidores de rentas con los otros miembros de la familia que lo necesitan, jugando un papel fundamental en la crisis. Son grandes propietarios como colectivo porque, aunque individualmente sus viviendas sean menos valiosas que las de los jóvenes, como las tienen más pagadas, son dueños de un parte de la riqueza de Euskadi, y eso tiene que quedar claro. Así que, sin salir de la economía monetaria, son garantes de consumo, redistribuidores de riqueza, productores de estabilidad y grandes propietarios, que no está mal. Tampoco dice nadie nada del tema de la liquidez, porque los fondos de pensiones tienen una misión fundamental que es la de engrasar la disponibilidad de dinero fácil para la economía. 

"Deberíamos considerar el envejecimiento de la población como un éxito y no como un problema"

¿Y en la economía no monetarizada?

En el momento en que están jubilados, dejan de ser productores para el mercado, pero siguen siendo consumidores y su papel se redefine. Los hombres, cuando se jubilan, más que duplican el tiempo al trabajo no remunerado. Las mujeres mayores, por otro lado, trabajan una barbaridad porque se hacen cargo de muchísimos servicios. Pero las estadísticas falsean completamente la realidad, porque si a una mujer mayor le preguntan en la EPA, probablemente dirá que es pensionista, aunque reciba una pensión de 500 euros, lo que no va a decir es que es productora de servicios no remunerados para el resto del hogar. Solo la que no reciba ninguna pensión ni esté trabajando dirá que es ama de casa, así que nos salen unos porcentajes totalmente falsos. Hasta yo, catedrática de universidad y profesora de investigación, soy ama de casa. Antes me mato que definirme ante una encuesta así, pero es verdad porque le dedico montones de horas. Los grandes instrumentos de estadística tienen un gran poder de deformación de la realidad porque iluminan muchísimo una zona y oscurecen otra.

¿Y qué valor tiene realmente esta economía no monetarizada, y en especial los cuidados, tan importantes con una población cada vez más envejecida?

Eustat ha publicado al menos cuatro estudios donde vienen esos porcentajes. Cuando se contrae el mercado laboral aumenta el trabajo no remunerado, es como la energía que ni se crea ni se destruye, si yo no tengo dinero para comprar comida fuera, la produzco dentro. Previsiblemente en el próximo estudio habrá aumentado, pero lo importante es la metodología del estudio. Eustat lo que ha hecho es convertir horas en equivalentes monetarios, y ahí tienes un problema, primero de subestimación de tiempos, y segundo, del valor que se le otorga a esas horas, con el cual yo no estoy de acuerdo. Yo pondría el mismo precio que la media del mercado de trabajo. Ahí, algunos economistas me arañarían, dirían que no puede ser porque el trabajo de casa es muy poco productivo, pero según los convenios laborales, el trabajo hecho en domingo y hecho de noche es el doble, sin ir más lejos.

"Las mujeres siguen trabajando hasta los 80 años"

Entonces, ¿qué soluciones tenemos a la demanda de cuidados, que van a seguir aumentando?

Redistribuir. Si dibujas las circunferencias del trabajo no remunerado y el remunerado, la primera es mucho más grande que la segunda, así que si quieres reducir la circunferencia de los no remunerados, tienes que pegar un mordisco mucho mayor a la otra. Es muy difícil que eso se pueda hacer, así que tenemos que redistribuir e integrar las dos. La gente joven no cuida, está exenta, los hombres cuidan muy poco, sobre todo en edad productiva, y cuando llegan a los 65 años, se jubilan, mientras que las mujeres siguen trabajando hasta los 80. Otro tema importante es la internacionalización del cuidado. En España se está resolviendo en gran parte con la inmigración, y eso es pan para hoy y hambre para mañana. A quienes llegan de fuera el mercado les quiere mucho porque son muy baratos, pero estás generando una población marginada y pobre. Al cabo de cinco años, quienes han podido se han ido a otros nichos mejores, vuelve a quedarse vacío y necesitas llenarlo de nuevo. Eso no se mantiene de forma indefinida.

 

  • Fecha: 17/07/2014



AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: