AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

“Estamos viviendo una revolución en la producción y en la forma en que creamos valor” · Michel Bauwens, fundador Peer-to-peer Alternatives Foundation

Vota esta entrevista
Resultado:     Sin interés 4 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen de Michel Bauwens.

Michel Bauwens es experto en teorías p2p y redes distribuidas de creación de conocimiento a través de Internet. Estuvo en Bilbao participando en las jornadas Hacia una sociedad p2p, un encuentro donde se debatió acerca de las posibilidades que abre la economía del intercambio, la producción bajo licencias abiertas y la organización horizontal y entre iguales propia de la Red. Ejemplos que van desde las plataformas para compartir coche o alquilar una habitación entre particulares, a las monedas sociales o el movimiento maker.

Michel Bauwens en el encuentro Hacia una sociedad p2p, Bilbao.

Michel Bauwens en el encuentro Hacia una sociedad p2p, Bilbao.

¿En qué  consiste una sociedad P2P?

La primera cosa a entender es que p2p es una forma de organización en red para crear valor juntos, para desarrollar cosas como Wikipedia, el software Linux, un coche en código abierto como Wikispeed, un satélite p2p... Esto supone una nueva forma de organizarnos en comunidad donde cada persona contribuye a una piscina común, de forma que el conocimiento, el software, el diseño son para todos. 

¿Y esa forma de crear se puede trasladar a un modelo de sociedad?

Puedes pensar en ello como un modelo social donde el valor no es creado por empresas que lo privatizan y no comparten el conocimiento generado, sino un nuevo sistema donde la sociedad civil es productora, crea valor que es accesible para todos, y alrededor de eso tienes emprendedores creando valor añadido en forma de servicios. Es una forma de gobernanza colectiva, y si queremos trasladarlo a un modelo de sociedad, lo que yo propongo es que avancemos hacia un partner state, una autoridad pública que facilita y empodera a la ciudadanía para que pueda crear este tipo de autonomía en su propia economía. 

¿Cómo crees que deberían las entidades públicas impulsar esta sociedad p2p?

Por supuesto, el concepto de partner state es una idea, no una realidad, pero ya hay algunas semillas. En Nápoles, por ejemplo, hay una comisión de los comunes que se dedica a mapear y proteger los recursos comunes urbanos, y han convertido el agua en un procomún gestionado por los usuarios, bajo el proyecto Acqua Bene Comune. Ese es un ejemplo de colaboración entre estado y ciudadanía. En San Francisco, dentro del Ayuntamiento tienen un grupo de trabajo que ha identificado ya 20 áreas en políticas públicas que deben cambiar para permitir que se desarrolle la economía del intercambio. Hay mucha gente experimentando con prácticas de lo que yo llamaría estado-socio, donde el estado funciona como una agencia facilitadora. No decimos que necesitamos más o menos estado, sino un tipo diferente de administraciones públicas que ayuden a la gente creando infraestructuras para que podamos trabajar juntos.

"P2P es una forma de organización social donde la gente contribuye para crear procomunes"

En esta economía p2p basada en la colaboración abierta, ¿cómo conseguir que los proyectos sean económicamente sostenibles más allá del trabajo voluntario o el crowdfunding?

La idea es crear una red de emprendedores alrededor de las comunidades de personas que contribuyen creando bienes comunes. Está el ejemplo de IBM, que apoya Linux porque les permite reducir sus inversiones en infraestructura, así que pagan a personas para desarrollar software que luego estará disponible para todo el mundo y a la vez quienes lo desarrollan pueden vivir de ello. Lo que me gustaría es que también la economía social y las cooperativas empezaran a entender esta posibilidad. Normalmente las cooperativas trabajan para sus miembros, pero si construyes una base de conocimientos abierta, podrían beneficiar a todo el mundo.

En la charla hablabas también de crear licencias especiales que protejan el procomún...

Si creas tu propia empresa y tratas de vivir de tus servicios, la idea que proponemos es usar un tipo especial de licencia, peer production licence, que no he inventado yo, es de un alemán llamado Dmitry Klein. Consiste en que si tu contribuyes a crear bienes comunes, puedes usarlos gratis, pero si eres una empresa con ánimo de lucro que usa bienes comunes sin contribuir, entonces tienes que pagar algo por utilizarlos. Eso supondría una forma de financiación para la comunidad que permitiría sostener los comunes y las personas que los crean.

Hay quien dirá que esto es una visión utópica, que al final las empresas para ganar dinero y crear innovaciones necesitan patentes...

Bueno, no se trata tanto de ganar dinero, sino de cómo ganas dinero. Nosotros lo que defendemos es una forma de ganar dinero donde a la vez apoyas la creación de recursos comunes. Lo que no puedes hacer en ese modelo es conseguir grandes beneficios basados en rentas de copyright. Sabemos que las patentes no impulsan la innovación, que lo que hacen es apoyar a los monopolios y servir de freno para otras personas que quieren innovar, lo estamos viendo en muchas empresas, como las farmacéuticas, por ejemplo. Invierten un 99% en tratamientos de lujo para el 1% de la población y siguen removiendo las mismas moléculas una y otra vez, no porque quieran innovar sino porque quieren mantener sus patentes. Eso es anti-innovación. No decimos que se tengan que abolir las patentes, pero sí reducirlas. Por supuesto, lo que proponemos es una opción. Puedes seguir haciendo las cosas de la forma tradicional, pero si quieres contribuir a esa comunidad global de personas que innovan juntas, has de poder tener también esa opción.

 "Necesitamos nuevas políticas que faciliten la colaboración y el intercambio"

¿Cómo imaginas la evolución de esta sociedad basada en la producción entre iguales, abierta y colaborativa?

En la charla hacía una diferencia entre los sistemas p2p que tienen el control centralizado o distribuido, y los que son con ánimo de lucro o orientados a generar un beneficio común. Por ejemplo, en el primer caso, un sistema centralizado y con ánimo de lucro, tenemos a Facebook, que permite dinámicas de colaboración entre los usuarios, pero donde el 100% del control y los beneficios son de la empresa. Luego tenemos Bitcoin, que ilustra un modelo distribuido y con ánimo de lucro. Es una moneda que está fuera del control de bancos y gobiernos, pero el 70% de los bitcoins están en manos de 12 personas. Yo preferiría ver monedas p2p donde quien las crea son las personas, no los ordenadores. 

¿Y en el caso de los sistemas que buscan el beneficio común?

Ahí están los movimientos locales, que utilizan las tecnologías para organizarse, producir alimentos, crear cooperativas de energía alternativas,.. crean procomunes enfocados a lo local. Finalmente, está la cuarta opción, lo que yo llamo procomunes globales, y ahí tenemos ejemplos como Wikispeed, una comunidad internacional de ingenieros que crean coches bajo licencias de código abierto, con los diseños disponibles para todo el mundo. Estos cuatro escenarios son formas posibles de organizarnos, depende de nosotros decidir cómo. Tenemos el reto de hacer que las políticas públicas faciliten la colaboración y el intercambio, ese es el proyecto político de la generación actual.

  • Fecha: 27/06/2013



AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: