AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

“Diseño social significa pensar primero qué quieres resolver para luego desarrollar la tecnología y no al revés” · Adriana Martínez, directora de APTES

Vota esta entrevista
Resultado:    Sin interés  8 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen de Adriana Martínez.

APTES, la Asociación para la Promoción de la Tecnología Social, y Fundación Novia Salcedo han lanzado la Escuela de Diseño Social, una iniciativa dirigida a impulsar proyectos que generen una transformación social. Han elaborado diez principios, o "esencias", para cambiar las estructuras habituales de desarrollo de proyectos, situando las necesidades sociales en el centro para dar con soluciones innovadoras. La escuela está abierta a entidades, empresas y personas que quieran repensar sus iniciativas, productos y servicios poniéndolos en común.

Imagen del portal de la Escuela de Diseño Social.

¿Qué es el diseño social?

Es un concepto que probablemente, según a quien preguntes, te dará una definición u otra. Para nosotros, el diseño social significa que antes de pensar en la tecnología propiamente dicha, pensemos en qué va a resolver, es decir, adelantar la finalidad social de la tecnología. Nosotros somos una asociación que promueve la tecnología social, y nos hemos encontrado con que muchos de los proyectos en los que teníamos que evaluar una determinada tecnología supuestamente social, realmente no se había diseñado pensando en la necesidad social a resolver, sino en usar una tecnología que estaba disponible. Se trata de dar varios pasos hacia atrás y ver primero cómo queremos resolver ciertos problemas sociales para luego desarrollar la tecnología más adecuada. 

¿Puedes poner algún ejemplo de proyecto que siga esta idea de diseño social?

En el ámbito educativo hay uno que es clarísimo. Los profesores están todo el día quejándose de lo poco participativos que son los alumnos. Pero si tú, como profesora, lo que haces es diseñar la evaluación de forma diferente, valorando no las respuestas que te da el alumnado sino las preguntas que te hacen, consigues fomentar la participación y el interés en hacer preguntas. Se trata de repensar las prácticas que hemos ido haciendo de la misma manera durante años, planteando cuál es el objetivo que queremos cubrir.

"la convocatoria está totalmente abierta a personas o entidades en fase de diseño de un proyecto"

Así que tampoco tiene por qué ser una solución tecnológica... 

No, no es imprescindible. Lógicamente hay que aprovechar toda la tecnología disponible. En este caso, si al alumno no le dejas consultar Google, no te podrá hacer buenas preguntas porque no dispondrá de la información suficiente, pero si fomentas que busquen en Internet para plantearte luego preguntas a ti, los estudiantes van a usar las TIC. 

¿Para qué sirve la Escuela de Diseño Social? ¿Qué objetivos os marcáis?

Puede ser un poco pretencioso llamarle escuela, porque la idea es construir ese aprendizaje entre todos, pero la hemos llamado así porque consideramos que todos los que se acerquen a ella están dispuestos a aprender, y sobre todo lo que queremos aprender son nuevos hábitos para enfocar los proyectos. Hemos hecho un borrador con diez elementos que consideramos ingredientes de reflexión esenciales, y los hemos llamado diez esencias. Tienen que ver con que el proyecto genere un bucle educativo, con la libertad de elegir entre varias opciones,... Un concepto muy interesante que forma parte de las esencias es la sostenibilidad, en el sentido que no genere residuos sociales. Por ejemplo, el fracaso escolar es un residuo social, porque invertimos un montón de dinero en educación pero luego no resolvemos las necesidades de quienes tienen más dificultades de aprendizaje.

¿Qué otras esencias consideráis como elementos de diseño social? 

Que sea transformador, que cambie las cosas hacia donde queremos que avancen,.. Otros elementos esenciales son la participación, la transparencia y el concepto de autonomizante, que es una palabra que nos hemos inventado para definir el desarrollo de la capacidad para tomar decisiones autónomas.

"No queremos quedarnos en el ámbito de las ONG, el diseño social también tiene que ver con la industria"

¿Y qué hacéis a partir de esos principios esenciales? 

Son esencias que consideramos que debe tener todo proyecto con un diseño social, aunque están totalmente a prueba. La idea es ir de una reflexión teórica a la práctica, donde las organizaciones o entidades traigan sus proyectos, los pongan encima de la mesa y de alguna forma pasemos la prueba del algodón.

¿A quien está abierta la escuela?

A toda persona, organización, empresa con o sin ánimo de lucro,... a todo aquél que quiera resolver necesidades sociales de una manera más lógica. Nosotros estamos hartos de ver proyectos donde se desarrolla una tecnología pero no ha habido una reflexión previa. El hecho de que Fundación Novia Salcedo esté también en el proyecto nos facilita el acceso a las empresas con las que la fundación lleva trabajando un montón de años. Para nosotros eso es importante porque no queremos quedarnos solo en el ámbito de lo social, el enfoque sirve también para quien está en el mundo industrial, y lo mismo pasa con las instituciones públicas. Las políticas tienen que tener diseño social, porque sino no  serán ni educativas, ni transformadoras, ni sostenibles. Así que nos toca a todos, ONGs, empresas, administraciones públicas y personas.

¿Qué objetivos os marcáis en los próximos meses?

Yo creo que el objetivo para 2014 es ser capaces de evaluar cuatro o cinco proyectos. La manera de hacerlo será en reuniones abiertas donde la entidad promotora presenta su proyecto y luego todo el grupo vamos haciendo un barrido por las 10 esencias para ver hasta dónde da de sí en cada uno de los puntos.
  • Fecha: 19/06/2014



AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: