AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

“Los alumnos aprenden cosas haciéndolas, no memorizando” · Jabi Luengo, profesor de Tecnología

Vota esta entrevista
Resultado:    Sin interés  8 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen del proyecto Kubo.

Jabi Luengo es profesor de Tecnología en el centro educativo Hirukide, en Tolosa. Desde hace 4 años, en sus clases los alumnos desarrollan proyectos basados en Arduino y tecnologías en código abierto, aplicando la metodología de "aprender haciendo". A lo largo de diferentes cursos, han creado una sonda estratosférica capaz de recabar información ambiental, una incubadora y un juego para que los mayores realicen ejercicios de psicomotricidad, estos dos últimos financiados gracias a campañas de crowdfunding en GoteoEuskadi.

Equipo de Hirukide en el gerontológico Uzturre.

Equipo de Hirukide en el gerontológico Uzturre.

En Hirukide lleváis ya unos cuantos cursos utilizando Arduino y herramientas de hardware libre en el aula, ¿cómo os metéis en este mundo?

Son proyectos que estamos realizando desde el área de Tecnología. Nosotros tenemos súper claro que la tecnología se tiene que aprender a través de la práctica, no vale de nada seguir lecciones de un libro de texto porque es una burrada. Así que seguimos una metodología de aprendizaje por proyectos, sobre todo en la asignatura de tecnología. Hace unos años empezamos a ver que las tecnologías de hardware y software libre estaban pegando muy fuerte y decidí ver qué era eso. Me topé con Arduino y me encantó, por la sencillez, por la potencia que tiene, porque puedes realizar prototipado de proyectos de todo tipo, y porque es barato, ¡que es algo muy importante en los colegios! Empezamos coqueteando con él y la verdad es que estamos encantados.

El primer proyecto que hicisteis con Arduino es Izar Galaktik, una sonda estratosférica, ¿en qué consiste?

Con ese empezamos hace 4 años. En un blog leí que un instituto de Cataluña había hecho una experiencia de este tipo, lanzando un globo sonda con cierta electrónica dentro para recabar datos del espacio cercano. Al día siguiente les dije a los chavales de clase "¿y si hacemos algo así?", me dijeron que estaba loco, que era imposible, pero nos pusimos, mirando cómo se podía hacer, hablando con uno, con otro,... y conseguimos que la sonda subiera a la estratosfera. El año pasado lanzamos la tercera y en este tiempo hemos ido mejorando las características, incluyendo vídeo, dos cámaras, y captando con Arduino valores meteorológicos como la temperatura, la presión y la humedad. A los chavales el proyecto les encanta, lo de lanzar un globo y que suba hasta ahí arriba... Ha sido el proyecto estrella.

"A los alumnos les encanta porque ven que hacen cosas que funcionan"

Eso también hará que los alumnos se sientan orgullosos de lo que hacen...

¡Claro! Tecnología en 4º de ESO es optativa, y los chavales que la escogen son un tipo de alumnos que están cansados de la clase magistral y la teoría, no es para ellos. Sin embargo, cuando hacen algo y ven que funciona, que consiguen el objetivo que tenían marcado, es un chute de autoestima.

El curso pasado lanzasteis dos proyectos basados en Arduino, Incubegg y Kubo, ¿cómo ha sido la experiencia?

El primero, Incubegg, nació a raíz de una petición de los profesores de Primaria. Ellos están estudiando los animales y nos dijeron que les gustaría que sus alumnos vieran cómo nacen unos pollitos del huevo. Yo trasladé la idea a los chavales y un grupo se animó a construir una incubadora. Tomando como base Arduino, empezamos a pensar cómo hacerlo y vimos que el material que necesitábamos era ya un poco importante, así que planteamos la posibilidad de buscar financiación a través de crowdfunding abriendo una campaña en GoteoEuskadi. Lo primero fue la sorpresa de los chavales, al ver que había gente que nos apoyaba, me decían "¿cómo puede ser que la gente en Internet nos dé dinero a nosotros?!" Se dieron cuenta que su proyecto tenía un calado. Cuando tuvimos la incubadora la llevamos a Primaria y al cabo de 21 días nacieron los pollitos. Fue una gozada, los críos de Primaria estaban encantados y los nuestros súper contentos porque la incubadora funcionaba.

¿Y el proyecto de Kubo? 

Ese surgió a raíz de la relación que tiene el colegio con el gerontológico Uzturre, en Tolosa. Los chavales de bachillerato suelen bajar al gerontológico para estar con los abuelos, y de ahí salió la idea de hacer algo que les facilitara la vida o les pudiera ir bien. Los alumnos pensaron en un juego para que se mantengan despiertos y trabajen la psicomotricidad. Fuimos trabajando y al final salió la idea. Es un cubo cuyos lados se encienden con colores distintos y el juego consiste en buscar el lado rojo para ponerlo boca arriba. Cuando se consigue, el cubo emite un pitido y los colores se vuelven a mezclar. Los chavales lo presentaron delante de los usuarios, explicando cómo funciona, y luego los cuidadores nos han dicho que lo sacan a diario y siempre hay alguien jugando con él. Este proyecto también lo financiamos con Goteo e incluso logramos más dinero que con Incubegg.

"No solo aprenden tecnología, también habilidades útiles para la vida"

Además de programar y aprender a usar hardware, ¿qué otras habilidades aprenden los alumnos con este tipo de proyectos?

Muchísimas. Tenemos un sistema educativo que está compartimentado en asignaturas, matemáticas, lengua, tecnología,... Pero la vida real no es así, si yo quiero hacer algo tengo que utilizar un montón de herramientas y ser capaz de llevarlo adelante. En este proyecto los chavales han hecho de todo, han tenido que escribir en el blog, hacer un pedido por Internet, realizar presentaciones de su proyecto delante de gente, grabar un vídeo explicando qué querían hacer para luego colgarlo en Goteo,... mil cosas. Algunas están relacionadas con la tecnología, con aprender a usar Arduino y programar, pero otras no. Es como en la vida, aprendes cosas haciéndolas porque es como se aprende, de la experiencia.

¿Crees que se están extendiendo este tipo de proyectos en educación?

Sí hay mucha gente que está metida en esto, igual no son muy visibles, y además a veces en los medios aparecen solo cosas negativas relacionadas con la educación, pero hay gente trabajando y empujando para intentar cambiar la educación desde dentro, haciendo cosas distintas. Lo más importante es que trabajamos en positivo, porque a veces oyes que si los chavales hoy en día no tienen interés, que si pasan de todo,... Eso no es verdad, cuando se meten en un proyecto y ven que pueden hacerlo, que además a la gente les gusta y valoran su trabajo, se vienen arriba y pueden con todo.

  • Fecha: 30/09/2014



AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: