AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

Desarrollo de sensores para el vehículo eléctrico · Ainhoa Galarza - Coordinadora del Proyecto HEMIS

Vota esta entrevista
Resultado:      0 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Ainhoa Galarza

El centro tecnológico CEIT (Centro de Estudios e Investigaciones Técnicas) ubicado en San Sebastián, ha lanzado de un nuevo proyecto europeo llamado HEMIS centrado en tecnologías que permitan impulsar el vehículo eléctrico como medio de transporte de referencia, consiguiendo así un menor consumo energético y una reducción de emisiones de gases contaminantes. La directora y coordinadora del proyecto HEMIS, Ainhoa Galarza nos ha contado las novedades del mismo. Ainhoa, compagina su carrera como investigadora en el departamento de Electrónica y Comunicaciones de CEIT-IK4 con su trabajo como profesora en TECNUN, Universidad de Navarra.

Recientemente celebrasteis la reunión de lanzamiento del proyecto HEMIS. ¿Por qué habéis decidido iniciarlo?

El proyecto nos interesa mucho porque nos permite profundizar en nuestras líneas de investigación relacionadas con los vehículos eléctricos y, por otra parte, nos da la oportunidad de colaborar con socios europeos de gran prestigio.

¿Cómo se busca socios para una aventura así? ¿Qué aporta cada socio a HEMIS?

A algunos de los socios ya los conocíamos previamente porque pertenecemos a la asociación de investigación en temas de automoción EARPA o porque cooperamos en otros proyectos anteriores. Sin embargo, en alguna de las áreas de conocimiento que necesitábamos tuvimos que identificar centros de referencia y contactar con ellos para invitarles a unirse al proyecto. También existen reuniones organizadas periódicamente por las instituciones para poner en contacto a las empresas interesadas en participar en proyectos de colaboración.

Dentro del consorcio buscamos tener varios expertos en cada una de las áreas tecnológicas que necesitamos, de manera que se puedan apoyar si es necesario. Por ejemplo, VTT y MIRA aportan expertos en motores, CEIT-IK4 y Jema Energy aportan expertos en electrónica de potencia, el Politécnico di Milano y VTT aportan su experiencia en sistemas de diagnóstico y pronóstico de fallos, CEIT-IK4, Jema Energy y MIRA tienen experiencia en el desarrollo de sistemas confiables, y York EMC Services, MIRA e IDIADA tienen instalaciones de test y homologación de vehículos.

Por otra parte, dentro de los socios hay una universidad, 3 centros de investigación y 3 empresas. Estas últimas ayudan a orientar el proyecto de manera que, al final, sea más fácil que los resultados lleguen a la sociedad. Además de los socios, estamos formando un panel de empresas que nos aconsejarán también para conseguir este objetivo.

¿Cómo se coordina un proyecto en el que participan 7 agentes de cuatro países diferentes?

En primer lugar hay que tener claro que la coordinación de este tipo de proyectos en sí misma requiere un esfuerzo, aparte de las tareas de investigación. Hay que ser ordenado porque hay que coordinar bastantes trámites con cada uno de los socios y con la Comisión Europea. Hay que tener en cuenta que puede haber ligeras diferencias culturales entre los distintos países. Y finalmente es muy importante disponer de unas normas internas de funcionamiento bien definidas dentro del consorcio.

El sistema que pretendéis desarrollar, Prognostic Health Monitoring System (PHMS), aportará más fiabilidad y seguridad. ¿Cómo funcionará el sistema?

Este sistema irá instalado en el vehículo, de manera que cuando el vehículo esté en marcha medirá algunas señales (intensidad, tensión, temperatura, etc.) que nos permitan identificar el estado de degradación del tren de potencia eléctrico (el motor eléctrico de tracción y su electrónica de potencia). De esta manera, podrá detectar si hay algún componente que esté fallando y pueda poner en peligro a los ocupantes o al vehículo, y lanzar un aviso.

Además, incorporará algoritmos para prever el tiempo de vida útil de los componentes, de forma que dará una estimación de qué componentes van a fallar y cuándo. Esto permitiría en un futuro desarrollar sistemas de mantenimiento predictivo.

También analizaréis los campos electromagnéticos generados y su efecto en el cuerpo humano. ¿Creeis que esto mejorará la aceptación del vehículo eléctrico?

Sí, uno de los objetivos del proyecto es precisamente ese. Lo que vamos a hacer en HEMIS es analizar el efecto de estos campos y las interferencias con el resto de sistemas del vehículo, y ver en qué medida hay que adaptar la normativa de automoción, que actualmente está enfocada en los vehículos convencionales. También definiremos unas guías de diseño y test para los fabricantes de vehículos eléctricos, e incorporaremos medidas del campo electromagnético dentro de nuestro sistema de monitorización.

 

  • Fecha: 08/08/2012



AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: