AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

Cuando los artículos periodísticos estén escritos por máquinas

Vota esta noticia
Resultado:   Sin interés   5 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen del proyecto Cryoscope.

Quizá no somos conscientes de ello, pero estamos rodeados de software por todas partes. No solo en las pantallas, también los coches, los aviones, e incluso las transacciones de bolsa que hoy mueven el mundo están controladas por software. Las impresoras 3D o la Internet de las Cosas muestran que la frontera entre lo digital y lo físico es cada vez más fina. El desarrollador Aitor García estuvo en Bilbao hablando de las implicaciones morales y económicas de este futuro.

Vídeo de robots cuadricópteros interpretando una canción de forma autónoma con instrumentos reales.

 El vídeo de la Escuela de Pensilvania de Ingenería muestra cómo los robots son capaces de tocar una canción de forma autónoma.

Narrative Science es una startup dedicada a la redacción de artículos periodísticos mediante robots.  La empresa está especializada en temas donde el manejo de datos es lo más importante, como los deportes o el análisis financiero e inmobiliario, y ya han publicado varios artículos en medios que han sido escritos totalmente por máquinas. Este ejemplo ilustra cómo el software está llegando a espacios y usos que traspasan con creces el ámbito de las pantallas, y aunque quizá el caso de los artículos no es muy relevante, sí lo es el hecho que el 70% de las transacciones de bolsa se hagan de forma automática, con máquinas hablando entre ellas, a una velocidad de nanosegundos. Tal y como explicaba el desarrollador de software Aitor García en la charla Our role in a software based civilization, celebrada en Bilbao el pasado 21 de marzo, la programación tiene cada vez más implicaciones sociales, "y todavía no somos conscientes de ello". Aitor apelaba a una creciente responsabilidad de los desarrolladores, que traspasa el simple hecho de "picar código". El caso de la empresa Path, una red social que robó los contactos de sus usuarios, es un claro ejemplo, donde se culpó a la compañía pero nadie planteó la responsabilidad moral de quien desarrolló el sistema, "no sabemos por qué, pero la gravedad del robo en el mundo virtual nos parece menor que en el mundo físico".

Con la expansión de la Internet de las Cosas, esta implicación tiene también elementos emocionales. Aitor daba como ejemplo la caja Cryoscope, un pequeño dispositivo que al tocarlo transmite la temperatura del lugar del mundo que tú elijas. Es de prever que en un futuro estemos rodeados de este tipo de objetos donde el componente emotivo y de interacción humana es más importante que su utilidad. Por ello, explicaba Aitor García, los desarrolladores de software no pueden quedarse en sus nichos de especialización, y han de buscar colaboraciones con ámbitos como la antropología o la psicología.

Por otro lado, la expansión de las impresoras en 3D, capaces de imprimir cualquier objeto, plantean un futuro donde se tambaleen los sistemas de producción y distribución tal y como los conocemos. Hoy en día existen impresoras como las de MakerBot, que cuestan alrededor de 1.300 euros y son capaces de imprimir objetos de plástico en tres dimensiones. Sus capacidades son aún limitadas, pero el avance de esta tecnología supone cambios radicales en la forma en que consumimos. Tal y como planteaba Aitor, "¿qué pasará cuando puedas imprimir la pieza de recambio que antes pedías a Alemania y te costaba 70 euros? ¿o cuando puedas diseñar tú mismo un juguete para regalárselo a tu hijo?".

También puede interesarte:

  • Fecha: 23/03/2012
  • Autor: Laura Fernández

Comentarios para este Noticia

Deja aquí tu comentario

Para añadir un comentario es necesario iniciar sesión o registrarse

Normas de uso

  • Tu comentario será revisado, antes de su publicación, por los moderadores, que comprobará si cumple los criterios de publicación de Euskadi+innova. En cuestión de pocas horas tu comentario será publicado, si observa dichos criterios.

Criterios de publicación

Para insertar aportaciones en Euskadi+innova, el remitente deberá estar registrado e identificarse. Eso nos permitirá identificar mensajes de procedencia dudosa o poco fiable.

Los moderadores revisarán los comentarios y, podrán, asimismo, efectuar correcciones ortográficas o gramaticales en los textos antes de publicarlos. Si el texto no se corresponde a la temática y objetivos de Euskadi+innova, no será aceptado. Si el texto supone una falta de respeto, el comentario no será publicado. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas. Los moderadores no están obligados a dar ninguna explicación respecto a sus decisiones.

Euskadi+innova no se hace responsable de las opiniones y comentarios que los particulares puedan expresar en este sitio.




AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: