AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

"¡Copiad, Malditos!", un documental sobre los derechos de autor en la era Internet

Vota esta noticia
Resultado:    Sin interés  5 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen del documental ¡Copiad, Malditos!

Ante la expansión de la copia digital y las descargas por Internet, desde la industria cultural se anuncia el peligro de que desaparezca la producción de contenidos. Y, sin embargo, nunca se han creado tantos productos culturales, eso sí, bajo otras reglas y formatos. El documental ¡Copiad, Malditos!, el primero producido bajo licencia copyleft por una cadena de televisión pública en España, indaga en el conflicto entre la propiedad intelectual, el derecho a la copia y la cultura de la remezcla. A la vez, narra los pasos para que el film esté bajo licencias Creative Commons, un proceso más complejo de lo que parece.

Imagen del documental ¡Copiad, Malditos!

 El documental ¡Copiad, Malditos! está disponible online y se podrá descargar a principios de mayo.

La palabra copiar significa algo diferente dependiendo de a quien se pregunte. Hay quien piensa que es un acto poco moral o que implica falta de imaginación. Otros lo consideran como la base de cualquier creación, porque es imposible hacer algo a partir de la nada. Esta opinión se extiende sobre todo entre las nuevas generaciones que, ante la gran cantidad de contenidos de música y vídeo que tenemos a nuestra disposición, entienden la copia y la remezcla como algo de lo más natural.  Es el caso de Pep Domènech, un adolescente que, como muchos jóvenes de su edad, usa contenidos colgados en Internet para remezclarlos y crear cosas nuevas, estén protegidos o no bajo licencias copyright. Tal y como explica en el documental ¡Copiad, Malditos!, Domènech no entiende que su hobby pueda considerarse ilegal, puesto que lo hace por simple diversión y sin sacar ningún beneficio económico. 

Probablemente es una opinión que comparten todos los jóvenes que han crecido con la era digital, un mundo que choca frontalmente con las reglas de la industria cultural y los derechos de propiedad intelectual previos a Internet. El documental ¡Copiad, Malditos!, dirigido por Stéphane M. Grueso y coproducido por RTVE, ofrece perspectivas diferentes ante el conflicto entre la cultura de la remezcla y las estrictas leyes del copyright, a la vez que narra el proceso que ha de recorrer el director para poder licenciar su obra, el propio documental, bajo una licencia copyleft. Durante el camino, el director se encuentra con barreras legales y burocráticas, así como dilemas en cuanto al uso de los contenidos que están colgados en plataformas como Youtube. Unos productos audiovisuales que por otro lado, muchas cadenas de televisión no tienen ningún reparo en utilizar, sin preocuparse por los derechos de autor.

El film, que se estrenó durante el último festival Zemos98 en Sevilla y se emitió por primera vez en televisión el pasado 17 de abril, está disponible durante 15 días en la web de Televisión Española. A principios de mayo se podrá descargar desde el portal copiadmalditos.net, así como otros materiales como las entrevistas íntegras, bajo una licencia Creative Commons.

Más allá del debate sobre las descargas ilegales, el documental trata de mostrar el escenario actual, donde las reglas de la industria y las entidades de gestión de derechos de autor, con la Sgae a la cabeza, ya no responden a las necesidades ni de los usuarios ni de los creadores. Ante esta situación, surgen modelos alternativos, como la financiación distribuida o el crowdsourcing, que tiene como el ejemplo más conocido la película El Cosmonauta. También, iniciativas que aprovechan la visibilidad de Internet para la distribución, algo que están haciendo muchos pequeños grupos de música mediante netlabels, y algunas editoriales, como es el caso de Traficantes de Sueños. Tal y como explican sus fundadores en el documental, ofrecer de forma gratuita un libro en Internet no impide que se pueda vender como objeto físico en la tienda. La audiencia sigue siendo pequeña, pero es una forma de generar mucha más publicidad para el libro y también para el autor.

También puede interesarte:

  • Fecha: 18/04/2011
  • Autor: Laura Fernández

Comentarios para este Noticia

Deja aquí tu comentario

Para añadir un comentario es necesario iniciar sesión o registrarse

Normas de uso

  • Tu comentario será revisado, antes de su publicación, por los moderadores, que comprobará si cumple los criterios de publicación de Euskadi+innova. En cuestión de pocas horas tu comentario será publicado, si observa dichos criterios.

Criterios de publicación

Para insertar aportaciones en Euskadi+innova, el remitente deberá estar registrado e identificarse. Eso nos permitirá identificar mensajes de procedencia dudosa o poco fiable.

Los moderadores revisarán los comentarios y, podrán, asimismo, efectuar correcciones ortográficas o gramaticales en los textos antes de publicarlos. Si el texto no se corresponde a la temática y objetivos de Euskadi+innova, no será aceptado. Si el texto supone una falta de respeto, el comentario no será publicado. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas. Los moderadores no están obligados a dar ninguna explicación respecto a sus decisiones.

Euskadi+innova no se hace responsable de las opiniones y comentarios que los particulares puedan expresar en este sitio.




AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: