AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

¿Qué construye la identidad de un barrio?

Vota esta noticia
Resultado:   Sin interés   7 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen de Germania, de Wikipedia.

El diseño de ciudad ha estado siempre en manos de las clases dirigentes, aunque paralelamente, la personalidad de los barrios se ha construido a través del uso del espacio público y la creación de redes entre sus ciudadanos. Las necesidades económicas y de movilidad de las urbes trasladan la globalización a las ciudades, que corren el peligro de convertirse en espacios demasiado similares, eliminando la identidad propia.

Imagen de Lauren Keith.

Imagen de Lauren Keith.

A lo largo de la historia el urbanismo ha sido utilizado como herramienta del poder, con multitud de ejemplos que van desde el proyecto mastodóntico de Germania, con el que Hitler quería transformar Berlín en una nueva ciudad acorde con su visión imperial de Alemania, hasta la construcción en los años 50 del barrio de Nowa Huta, en Polonia. En este caso, el régimen comunista utilizó el urbanismo para acallar a una clase media contraria al gobierno, levantando una planta siderúrgica y un barrio residencial para reconvertir la zona en un vecindario obrero, con una estructura cuadriculada de edificios homogéneos, siguiendo a raja tabla el estilo soviético. Décadas después, el barrio representa la antítesis de la identidad vecinal, semiabandonado tras la caída del comunismo, sin servicios y sin espacios comunes donde pueda surgir un mínimo de vida comunitaria.

En el otro extremo, existen también muchas experiencias de arquitectura espontánea, barriadas que surgen ante el vacío de poder o la indiferencia de las administraciones, donde si bien existe una identidad propia, muchas veces lo que falta son servicios básicos que permitan unas condiciones de vida aceptables. Un ejemplo exagerado de este urbanismo espontáneo es el de la mítica ciudad amurallada de Kowloon, en Hong Kong, que fue el asentamiento con más densidad de población del planeta hasta su demolición en 1994.

Las ciudades actuales se sitúan en un lugar intermedio entre el urbanismo excesivamente racional y el uso libre del espacio, aunque en esta balanza resulta difícil encontrar un equilibrio, donde la regulación y la ocupación privada del entorno público no ahogue las posibilidades de la ciudadanía de utilizar sus calles de forma espontánea. Ante la pregunta de cómo construir el barrio ideal, la respuesta es compleja, aunque tal y como recoge el último número de la revista Good, dedicado a los vecindarios, existen elementos que crean ciudad, como son los espacios públicos multiusos que permiten la interacción, los eventos organizados por la propia ciudadanía que refuerzan el sentimiento de identidad, los lugares de encuentro y los centros públicos que ofrecen espacios y actividades culturales y educativas para los vecinos. A eso se suma también un diseño urbanístico a escala humana y la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones acerca de su entorno.

También puede interesarte:

  • Fecha: 22/04/2010
  • Autor: Laura Fernández

Comentarios para este Noticia

Deja aquí tu comentario

Para añadir un comentario es necesario iniciar sesión o registrarse

Normas de uso

  • Tu comentario será revisado, antes de su publicación, por los moderadores, que comprobará si cumple los criterios de publicación de Euskadi+innova. En cuestión de pocas horas tu comentario será publicado, si observa dichos criterios.

Criterios de publicación

Para insertar aportaciones en Euskadi+innova, el remitente deberá estar registrado e identificarse. Eso nos permitirá identificar mensajes de procedencia dudosa o poco fiable.

Los moderadores revisarán los comentarios y, podrán, asimismo, efectuar correcciones ortográficas o gramaticales en los textos antes de publicarlos. Si el texto no se corresponde a la temática y objetivos de Euskadi+innova, no será aceptado. Si el texto supone una falta de respeto, el comentario no será publicado. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas. Los moderadores no están obligados a dar ninguna explicación respecto a sus decisiones.

Euskadi+innova no se hace responsable de las opiniones y comentarios que los particulares puedan expresar en este sitio.




AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: