AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

“Queremos impulsar en el mundo educativo habilidades que permitan a los chicos y chicas ser felices, respetuosos y solidarios” · Juan Carlos Melero, Gestor de Proyectos Sociales y Educativos de Edex

Vota esta entrevista
Resultado:   Sin interés   3 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Juan Carlos Melero.

Del 22 al 23 de abril se celebró en Bilbao el IV Seminario Internacional Habilidades para la Vida, unas jornadas organizadas por la entidad sin ánimo de lucro Edex dentro de su proyecto Habilidades para la Vida. El encuentro estuvo centrado en compartir experiencias de formación socio-emocional para capacitar a niños, niñas y adolescentes en habilidades personales y sociales como el autoconocimiento, la empatía y el manejo de conflictos.

Cartel del seminario Habilidades para la Vida.

Habilidades para la vida es un concepto muy amplio, ¿cómo lo enfocáis desde vuestro proyecto en Edex?

Durante muchos años en Edex hemos intentado dar respuesta educativa a problemas sociales como las drogodependencias, ciertos abusos relacionados con Internet, cuestiones ligadas al trato a personas inmigrantes o diferentes,... Trabajábamos temas específicos, pero fuimos viendo que al final, a la hora de abordarlos educativamente, más importante que el tema en sí es poder desarrollar una serie de habilidades para que chicas y chicos puedan abordar estas situaciones con mayor capacidad de tomar sus propias decisiones. Independientemente de si hablamos de una droga u otra, del nivel de inmigración que haya, del uso de Internet... lo que importa al final es que tú puedas desarrollar aquellas competencias que te ayuden a relacionarte contigo mismo y con los demás de una manera natural y respetuosa. Eso es lo que llamamos habilidades para la vida, una batería de 10 habilidades que pasan por el autoconocimiento, la comunicación asertiva, la empatía, la toma de decisiones, el pensamiento crítico,...

¿Crees que hay una carencia en el aprendizaje de estas habilidades?

Nosotros estamos empeñados, hasta donde lleguen nuestras fuerzas, en tratar de impulsar estas habilidades dentro del mundo educativo. Todos sabemos que las matemáticas tienen su importancia, así como la lengua, la historia,.. y todo lo que ha sido la educación curricular convencional a lo largo de décadas. No lo vamos a negar, pero es verdad que hay algunas habilidades que generalmente, aunque hay excepciones, el mundo educativo deja al margen y solo se dedica a ellas si hay tiempo y de forma secundaria. Sin embargo, para nosotros son troncales, son los núcleos de la educación, porque al final lo que importa es que las niñas y niños aprendan a ser felices y respetuosos con el otro, luego si de paso saben más o menos matemáticas, tanto mejor. A pesar de las tasas de fracaso escolar, nuestro  sistema educativo ya está organizado para que la mayoría de chavales salgan conociendo lo suficiente de las distintas áreas, pero no está pensado para que cuando salgan de la escuela también dispongan de las habilidades que les permitan relacionarse consigo mismos y con las personas de una manera más igualitaria, respetuosa y solidaria. 

"Cada vez hay más sensibilidad por parte de educadores y educadoras en estos planteamientos"

¿Y cómo tratáis de introducirlas en la escuela?

Lo que hacemos es convertir esta visión de habilidades para la vida en recursos educativos para el profesorado de las distintas etapas, con la intención que les pueda ayudar a hacer un hueco en su día a día y trabajar con los chavales este tipo de habilidades. La idea es que sigan haciendo matemáticas, pero que también haya espacio para que las chicas y chicos conversen en torno a los sentimientos que los demás les generan, la manera de tratarlos, etcétera.

¿Estáis consiguiendo que estos conceptos entren en las aulas? 

Sí. Hoy en día el mundo educativo en un país como el nuestro está pasándolo mal, hay mil presiones de todo tipo, la crisis no se acaba y sufren recortes por todos lados. Pero también es verdad que cada vez hay más sensibilidad por parte de educadores y educadoras hacia este tipo de planteamientos porque se dan cuenta que si en clase no hay una expectativa positiva, si no hay interés por los temas y no hay una relación grupal sana, ni siquiera se pueden trabajar los contenidos clásicos. Cada vez hay más profesores que se sienten inspirados por este tipo de planteamientos y tienen interés en abrir poco a poco un hueco a todo esto.

"Trabajamos en alianza con ONGs y gobiernos de 15 países de América Latina"

Vuestro proyecto Habilidades para la Vida se ha extendido mucho más allá del entorno de Euskadi... 

Nosotros empezamos trabajando con esta filosofía hace 25 años y hemos seguido trabajando aquí, donde vivimos y donde nacieron nuestras iniciativas, pero a lo largo del tiempo ha habido cada vez más gente de otros lugares que se ha interesado por este planteamiento, para ver en qué consiste o porque directamente ya lo conocían y han visto en nosotros aliados naturales para trabajar juntos en esta dirección. Esto nos ha permitido trabajar en alianza con ONGs y gobiernos de 15 países de América Latina, donde algunos de nuestros programas han tenido mucho éxito, y en los que además hemos aprendido a hacer mejor nuestros propios proyectos para aplicarlos aquí. Es un viaje de ida y vuelta de cooperación que nos ha permitido enriquecernos. En esta tarea llevamos ya unos cuantos años, fundamentalmente con el mundo latinoamericano, con el objetivo de construir juntos una manera diferente de entender la educación en Iberoamérica.

¿Cuáles son vuestros principales retos de cara al futuro?

Como te decía, empezamos trabajando en torno a temas concretos, y esos temas nos llevaron a habilidades, que al final es lo que está en la base. Nuestra apuesta de futuro es precisamente enfatizar ese planteamiento, que nos podamos olvidar un poco de las situaciones concretas que provocan conflictos sociales y nos centremos realmente en la educación de chicas y chicos en estas habilidades. El objetivo es avanzar en esa línea y que ya no nos llamen para ir a dar una charla sobre drogas o sobre bulling, sino para compartir formas de trabajar con adolescentes para desarrollar habilidades que permitan reducir cada vez más esos riesgos. Esa es nuestra apuesta de futuro.

  • Fecha: 29/04/2015



AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: