AYUDAS A LA NAVEGACIÓN:


CABERECA PARA LA VERSÍON IMPRIMIBLE:

Logotipo SPRI    Logotipo de Euskadi+innova

CABECERA DE LA PÁGINA:

Logotipo SPRI

MENÚ AUXILIAR:

Innovar para mejorar

RUTA DE ACCESO A LA PÁGINA ACTUAL:


CONTENIDO DE LA PÁGINA:

“Hemos de crear expectativas entre los jóvenes para asegurar la cohesión social” · Alfonso Unceta, director de Sinnergiak Social Innovation

Vota esta entrevista
Resultado:   Sin interés   5 votos
Compartir: Twitter Facebook Google + Delicious Menéame
Imagen de Alfonso Unceta.

Sinnergiak es un centro dirigido a impulsar proyectos de innovación social, formado por un equipo multidisciplinar y basado en la investigación, el learning by doing y la transferencia de conocimiento. Empezó a funcionar a mediados de 2012 en el marco de UPV/EHU, y ahora está liderando Transcreativa, un proyecto europeo para impulsar el empleo juvenil dentro de las industrias creativas. Se han marcado el objetivo de crear nueve empresas en dos años.

Imagen de Sinnergiak.

¿Qué es Sinnergiak Social Innovation? 

Sinnergiak es fruto de una colaboración inicial entre la Diputación Foral de Gipuzkoa y un equipo de investigadores de la UPV para crear un centro de innovación social que dé respuesta a problemas y necesidades dentro del territorio de Gipuzkoa. Esa idea inicial se trabajó durante un año y participó también la London School of Economics. Finalmente de ahí surgió el centro, que está incluido en Euskampus, el campus de excelencia internacional de la Universidad del País Vasco, ya con una vocación internacional.       

¿Cómo entendéis vosotros la innovación social? 

Yo creo que la innovación social se tiene que pensar a partir de la interacción entre personas, organizaciones y entornos sociales. En la Sociedad del Conocimiento las personas y sus capacidades son cruciales, y haría también mucho hincapié en los entornos, porque la expresión de la innovación social es siempre local. Se pueden adaptar experiencias de otros lugares pero los agentes que participan en los procesos son locales y los problemas también, por eso la relación con el entorno es muy importante. De ahí que una de las cosas que diferencia la innovación social de otro tipo de innovaciones es que está localizada.

¿Y qué trabajo realizáis desde Sinnergiak para el desarrollo de innovaciones sociales?

Nuestra contribución es desde tres ejes. Por un lado la investigación, porque nosotros somos universitarios y creemos que lo que hagamos tiene que estar fundamentado. Eso significa investigar y participar en redes internacionales que nos aporten conocimiento. Lo segundo, que esa investigación tenga una vocación claramente aplicada, con métodos de learning by doing que den respuesta a necesidades de colectivos de personas en un contexto determinado, y la tercera pata consiste en comunicar, transferir a través de networking, construcción de comunidades y difusión de experiencias. 

"La innovación social se basa en interacciones entre personas, organizaciones y entorno"

Ahora estáis liderando Transcreativa, un proyecto europeo enfocado al empleo juvenil, ¿en qué consiste?

Transcreativa se desenvuelve en el ámbito de las industrias creativas y culturales, que es relativamente emergente en términos económicos y que incluye audiovisual, arte, media, diseño,... Lo que tratamos de hacer es primero mapear el estado de la cuestión, cuantas empresas existen, qué competencias tienen, qué hacen y cómo, de cara a conocer qué tendrían que saber quienes trabajen ese campo. El compromiso del programa, que está financiado por la Unión Europea, es crear nueve empresas con jóvenes en desempleo, tres en cada territorio. En el proyecto participamos nueve socios de Euskadi, Aquitania y Portugal, tres universidades, tres centros tecnológicos y tres entidades locales. 

¿Por qué ese enfoque a juventud y sectores creativos?

Una de las cuestiones más importantes que están sucediendo en el entorno europeo es que derivado de la crisis económica hay una cohesión social muy precaria, en buena parte por la falta de empleo y de expectativas. La Unión Europea está pidiendo a los agentes, a las universidades y a las empresas que seamos capaces de crear expectativas y trabajemos sobre todo el ámbito de la capacitación para el empleo. En ese recorrido hemos de trabajar especialmente con quienes más lo necesitan, que son los jóvenes. 

"En Europa la medición de la innovación social es el gran reto"

¿Cómo participan los jóvenes en el proceso?

Definiremos un set de competencias a través del diálogo con esas empresas y a partir de ahí organizaremos talleres de formación con jóvenes, y para eso usamos un conjunto de instrumentos. Vamos a crear un hub a nivel regional, vamos a crear prototipos tecnológicos que se puedan aplicar a estos sectores y actividades que agrupen a jóvenes, agentes tecnológicos y universidades. Ya estamos trabajando con gente joven para ir definiendo el proyecto porque es algo que va ligado a la idea de gobernanza de la innovación social, donde nadie mejor que los jóvenes conoce las necesidades de los jóvenes. 

¿Qué otros proyectos tenéis en marcha dentro de Sinnergiak?

Tenemos dos grandes líneas. Una es la de las industrias culturales y creativas, y ahí estamos trabajando con la Diputación Foral de Gipuzkoa en el proyecto Gipuzkoa Creativa, donde el objetivo no es el empleo sino conocer mejor el sector, porque es un ámbito poco conocido y a veces hay dificultades para identificarlo, son empresas de pequeño tamaño que no tienen la visibilidad de la gran empresa. En la línea de innovación social, el proyecto más importante que tenemos entre manos es el índice de innovación regional que estamos trabajando con Innobasque. Es un intento de medir la innovación social, porque lo que ocurre es que la gente tiene muy claro lo que es la innovación tecnológica y también entiende qué significa innovación organizativa, pero al preguntar por innovación social, no está tan claro. Entre los grupos que en Europa trabajan en esto existe el convencimiento que el estatus de la innovación social será mejor cuanto más medible sea, cuando podamos evaluarla y conocer sus efectos. Llevamos más de siete meses trabajando en esto, hemos hecho un trabajo de campo con casi 300 agentes y dentro de dos o tres meses presentaremos un primer proyecto piloto de lo que será un sistema de indicadores sobre innovación social en el País Vasco.

  • Fecha: 04/02/2013



AYUDAS A LA NAVEGACIÓN: