ES | EU


30 de septiembre de 2014


LIDERAZGO Y EMPRENDIZAJE: CLAVES PARA FAVORECER LA BUENA MARCHA DE TU NEGOCIO

Todas las personas que se unen a un proyecto, tienen inquietudes y necesidades: conocerlas y atenderlas te ayudará a alinear esfuerzos y conseguir resultados

El liderazgo es la capacidad que algunas personas tienen de comunicarse con otras con el resultado de poder influir en sus emociones, ayudarles a dirigir, facilitar que compartan sus ideas, se agrupen en torno a objetivos comunes y persigan su mejor cumplimiento.

Frecuentemente, confundimos Liderazgo con Líder y, sin embargo, son dos conceptos bien distintos, ya que entendemos a las personas líderes como aquellas que van por delante, que son primeras y que, habitualmente “compiten” en solitario.

Una persona que lídera no es “un jefe que manda”; las personas que se encuentran subordinadas a un jefe podrán dejarse dirigir, pero quizá no compartan sus ideas o las de su organización y, por tanto, ya no estaremos cumpliendo principios del liderazgo como la alineación emocional y positiva hacia objetivos comunes, que van a requerir el trabajo en equipo y la puesta en escena de los mejores valores y activos del grupo.

Así, puede darse que las personas que ejercen adecuadamente el liderazgo, ni siquiera aparecen a veces en escena, cediendo el protagonismo de las acciones a otras personas del grupo, en función de la estrategia diseñada para cada caso.

En el ámbito del emprendizaje, las personas que tienen adecuadas cualidades para desarrollar el liderazgo en sus proyectos, saben cuidar los más pequeños detalles para que TODAS las personas del equipo, sientan el negocio con un interés excepcional que les lleva a trabajar de forma estimulante y motivadora orientada a objetivos grupales que favorecen los resultados. No van a desperdiciar sus energías en desarrollar su poder controlador, manipulador o dominante sobre las personas; al contrario, va a poner de manifiesto sus indicadores de sensibilidad, empatía, seguridad, integridad, justicia, coraje y sabiduría, sin por ello, perder puntos de prudencia, disciplina o respeto.

Emprendemos en tiempos complicados y, por ello, es importante trabajar con nuestro capital humano facilitándole respuestas que puedan también satisfacer sus necesidades.

Y, ¿cuáles son esas necesidades?

Cada quien tiene las suyas pero, las más comunes son:

  • -Seguridad laboral/profesional
  • -Sentimiento de pertenencia al grupo, al negocio, a las metas
  • -Reconocimiento personal y profesional
  • -Calidad de vida, conciliación
  • -Formación, desarrollo y…
  • -Cómo no,.. ¡el vil metal!

En su “libro de Oro” para el Liderazgo, Dale Carnegie, compañía internacional dedicada a la formación de personas, propone un buen número de consejos que se inician con las 9 primeras reglas:

1. No critique, no condene, ni se queje

2. Demuestre aprecio honrado y sincero

3. Despierte en los demás un deseo vehemente

4. Interésese sinceramente en los demás

5. Sonría

6. Recuerde que el nombre de una persona es, para ella, el sonido más dulce e importante en cualquier idioma

7. Sea buen oyente. Anime a las demás personas a que hablen de sí mismas

8. Hable siempre en términos de lo que le interese a la otra persona

9. Haga que la otra persona se sienta importante y hágalo sinceramente

¿Fácil?
No creas, ¡cuesta lo suyo!
Trabaja con tu gente y, estarás también favoreciendo la creación de un buen escenario para el Intraemprendimiento.

El Sistema Vasco de Emprendimiento puede ayudarte en tu recorrido.

Visita UP Euskadi y sigue nuestros contenidos; conocerás diferentes instrumentos que te ayudarán a mejorar tu actividad y tus resultados: información para la Creación de Negocios, Intraemprendizaje, Crecimiento y Consolidación de Empresas, así como convocatorias de Ayudas y Subvenciones, Encuentros de Trabajo, Eventos, Jornadas, Formación, Talleres y Agenda con otras Actividades que pueden ser de tu interés: http://www.spri.eus/es/up-euskadi