ES | EU


05 de noviembre de 2014


En estas semanas, buena parte del foco de atención económico e institucional de Euskadi se ha fijado en México, un país con el que históricamente se ha mantenido un continuo flujo de relaciones sociales y empresariales y que, en este momento, se configura como uno de los más importantes escenarios de oportunidades para las empresas vascas.

Con el fin de ayudar a explorar e identificar las potencialidades de este gran mercado norteamericano, las instituciones han acompañado a nuestras empresas en diferentes encuentros y negociaciones encaminadas a generar un buen posicionamiento en aquel mercado, todo ello en el marco de una Misión liderada por el propio Lehendakari Urkullu, su Consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, y el director de SPRI, Alex Arriola.

Energía, Automoción, Aeronáutica,.. son algunos de los sectores donde las oportunidades parecen ser más destacables y, no sólo para las medianas y grandes empresas que suelen operar en estos ámbitos, sino también para pequeños negocios y personas emprendedoras dispuestas a movilizar su talento hacia un destino necesitado de conocimientos tecnológicos, servicios auxiliares y compromiso con el desarrollo competitivo a largo plazo. Cabe destacar también la importante evolución de dos sectores que pueden resultar estratégicos para el emprendimiento, como son el ámbito de la Salud y el entorno educativo, donde además puede generarse un importante impacto social.

En lo que respecta al ecosistema emprendedor del país, México se compone de miles de negocios que cada día salen adelante sin apenas recursos, en una economía de subsistencia que favorece el ágil desarrollo de innovadoras ideas que nacen en la mejor incubadora posible: la adversidad, pues frecuentemente los momentos difíciles agudizan el ingenio creativo y promueven la cultura competitiva orientada a resultados.

Emprendedores que apoyan Emprendedores

Y para las personas emprendedoras cuyas ideas tienen una posible mayor escalabilidad y aplicación global, existen organizaciones que facilitan la aceleración y crecimiento de negocios donde otras personas emprendedoras facilitan su “expertise” y también su capital: es el caso de Naranya, que cuenta con tres ejes de actividad según explica su CEO, Arturo Galván, en un artículo publicado por Laura Vela para “DineroenImagen.com”.

En la aceleradora Naranya Labs, los emprendedores disponen de alojamiento y una red de acceso a mentores para ayudarlos a fortalecer su plan de negocio. Además la aceleradora les ayuda a librar lo que Galván llama “el Valle de la Muerte”, ese primer año donde nueve de cada 10 empresas “mueren por falta de recursos financieros, pero, sobre todo de mentoría, de acceso a networking y relaciones”.

Complementan la oferta de apoyo Naranya Knowledge, pensada para apoyar el conocimiento del ecosistema, y Naranya Ventures, un fondo de inversión, “diseñado para invertir en etapas tempranas, sobre todo después de ser aceleradas”. Los servicios de Naranya pueden ser demandados por emprendedores mexicanos y, también por personas con inquietudes de otros países que deseen instalarse allí. Del mismo modo, las empresas extranjeras pueden encontrar en este escenario talento y oportunidades con emprendedores que les ayuden a crecer sus negocios.

Actualmente, los fondos globales parecen tener mucho interés por México, sus empresas y emprendedores; el desarrollo socioeconómico del país, los cambios que se están produciendo en los últimos años y las importantes reformas que se van abordando, son un atractivo para inversores extranjeros que podrán facilitar la creación de más y mejores oportunidades para la creación, consolidación y proyección de negocios.