ES | EU


06 de diciembre de 2015


Su proyecto es un proyecto de creación de marca, BANHÜS®, que diseña y fabrica accesorios -hoy en día para la mujer- donde la calidad y la innovación son su filosofía. Tamara apuesta por “diseños que perduren en el tiempo, con valor añadido y que vayan más allá de lo convencional”. Como directora creativa de la marca, “diseño por instinto y, como mujer, soy capaz de ponerme en la piel de otras y saber qué necesidades, más allá de lo estético, quiero cubrir con mis diseños…”

Ahora, Tamara está comenzando a consolidar su negocio; requiere apoyo para aumentar la visibilidad de su trabajo y aceleración para tomar posiciones en el mercado; su carácter proactivo piensa en clave de co-emprendimiento, cooperación empresarial e intraemprendimiento.

 

Tamara, comenzaste en 2011 el desarrollo de tu propia idea de negocio, diseñar y fabricar accesorios para la mujer.

No partíamos de ser una marca conocida y la diferenciación nos la iban a dar nuestros diseños. Por eso, apostamos por desarrollar un nuevo concepto de bolso, GIACINTA®. Las mujeres desempeñamos muchos roles; somos madres, trabajadoras, nos gusta viajar y nos gusta vestir bien. Los días se alargan y las horas del días se nos hacen pocas. En muchas ocasiones no vemos el momento de cambiar de bolso, y podemos estar días y días con el mismo; esto es lo que viene a resolver Giacinta, un bolso al que vestimos y que nos permite no tener que cambiar nuestras pertenencias a otro. Podemos llevar el mismo bolso todos los días de la semana y, sin embargo que éste sea distinto.

¿Por qué invertir en un bolso de alta calidad y que, debido a sus materiales, colores… tenemos que dejarlos aparcados en nuestro armario según la temporada en la que estemos? Con nuestros bolsos, eso ya no es una desventaja.

 

Creas tus productos para seducir y emocionar, por su belleza y funcionalidad…. 

Giacinta es el primer bolso combinable, convertible e intercambiable. Consta de dos partes; un Box o contenedor y un Pakket o asas que lo envuelven. En unos simples pasos, puedes fácilmente modificar su diseño: Monocolor, bicolor, asa larga, asa corta… Todo cambia y tú decides.

Es el bolso exponencial; cuantas más piezas se tengan, más combinaciones se pueden realizar. Los artículos se pueden comprar por separado, pero hemos creado un pack al que llamamos “Giacinta Due”, que está formado por tres piezas para que nuestras clientas puedan formar dos bolsos desde su primera compra. Sin embargo si esta misma cliente comprara un segundo Giacinta Due, no tendrá cuatro bolsos, sino ocho, ¡ocho combinaciones distintas!

En la actualidad, se pueden realizar más de 300 combinaciones distintas en dos acabados, oro y paladio.

 

El resultado son productos que combinan modernidad y tradición, innovación y artesanía; productos diseñados aquí y fabricados aquí.

Nuestros diseños son 100% Made in Spain, diseño, materiales y fabricación. Para nosotros era muy importante mantener la coherencia de lo que queremos ofrecer. Sin embargo, ¿cómo conseguir que maestros artesanos se interesaran en fabricar nuestros bolsos, cuando estos llevan un plus que es la innovación?… Durante un tiempo visitamos diferentes fábricas de artesanos por todo el país. Era importante encontrar las personas adecuadas, que mimaran el producto como se merecía para que llegará con el mejor acabado a nuestras clientas. Finalmente, cuando encontramos la que reunía este requisito, les contamos nuestra idea, firmamos un contrato de confidencialidad y nos pusimos a trabajar. Era una maravilla ver a cada quien en una fase distinta de la fabricación, con una habilidad y un cariño irreprochable.

 

A primera vista, los productos parecen muy simples pero, sin embargo, detrás de cada uno de ellos hay muchas horas de investigación de materiales, formas, acabados… 

Para mí era muy importante que a simple vista tuviera aspecto de ser un buen bolso. Tenía que gustar por su diseño, por lo que se podía ver. Después vendría la sorpresa de saber las posibilidades que ofrecía. Partí de un diseño inicial de dos piezas, un Box y un Pakket. Sin embargo ,me pareció que ampliar la colección de artículos para poder ser combinados entre sí era importante; tenía que demostrar que técnicamente era posible intercambiar los diferentes modelos de cada pieza y no dejarlo para un futuro. Estaba en juego la credibilidad de que funcionaría con otros diseños; con nuevos modelos y nuevas piezas que pasaban a formar parte del universo Giacinta, como los broches. Estos recubren las piezas de unión que quedan a la vista con algunos modelos de Pakket, y que como pequeñas joyas, forman también parte de su estética. Y éste fue nuestro gran reto, conseguir que se colocaran y quitarán fácilmente, pero que no se cayeran. Meses y meses de prueba-error para conseguir finalmente los apropiados.

Nuestras clientas deben percibir que lo que ellas están comprando les ofrece más de lo que esperan. Un packaging especial, con un mensaje dedicado. Y por supuesto, que su bolso es único: cada artículo tiene su certificado de autenticidad numerado.

 

En este recorrido emprendedor, desde 2011 a esta parte, te has apoyado en algunas entidades e instituciones… ¿Qué ha supuesto todo ello para el desarrollo de tu proyecto?

Cada proyecto exige una serie de procesos comunes a todas las empresas. Sin embargo, cuando tu proyecto es de generación de marca a través de un producto innovador, hay una serie de etapas que hacen que todo se dilate en el tiempo y que, por supuesto, se traduzca en inversiones más fuertes: Registro de marca y de patente en la OEPM, compra de materiales de alta calidad para la fabricación de tus diseños, soportar una estructura de empresa durante el tiempo de la investigación y desarrollo de tus diseños… Y todo se traduce en una gran inversión que, en nuestro caso y hasta la fecha, hemos cubierto con recursos propios.

También hemos optado a varias ayudas y programas. En el inicio, la ayuda que la Diputación de Bizkaia ofrece por la creación de empresa fue un gran apoyo económico y de formación. De formación porque, para poder optar a dicha ayuda, te exigen realizar un curso que viene a durar 3 meses. Te ayudan a redactar tu plan de negocio y a abrirte los ojos ante cuestiones que quizá no te habías parado a pensar, marketing, finanzas…

Por otro lado, optamos a los programas “+Digitala” y “Cheque e-commerce” de la SPRI para el desarrollo de nuestra web. En este caso, estuvo bien en el momento en el que lo recibimos, pero la era online está muy viva, avanza muy rápido y en muy poco tiempo tienes que volver a invertir en nuevos diseños para mantenerte en la ola. En la actualidad intentamos controlar todos los contenidos de nuestra web y su funcionamiento, para en la medida de lo posible, poder encargarnos nosotros mismos de transmitir una imagen lo más actualizada posible. No es fácil y nos exige una dedicación de muchas horas.

Pero no sólo las ayudas son económicas. Innobasque nos forma con sus “Brunch & Learn” o los “Martes de Innobasque”. La SPRI realiza jornadas con otros países, como Intergune+ que nos orientan en cómo funciona el comercio internacional. Junto con la Cámara de Comercio de Bilbao, el apoyo a la internacionalización es muy bueno, aunque debo decir que no suficiente. También está la EEN (Enterprise Europe Network). Gracias a un contacto que ellos gestionaron, desde hace varios meses nuestra marca y diseños forman parte de una plataforma holandesa que apoya a nuevas marcas de lujo.

 

Y también, sabemos que para salir adelante cuentas con la ayuda de otras personas emprendedoras y empresas.

Desde 2014 pertenezco a una comunidad de mujeres empresarias, “MET Community”, cuya fundadora es de Bilbao. Es un red internacional con un lema muy motivador: “Ayudando me Ayudo”. Y es así como funcionamos. Siempre pensando dar lo mejor de nosotras en beneficio de otras personas que puedan necesitarlo. Me hubiera gustado formar parte de ella cuando empecé, porque quizá muchos errores los hubiera evitado.

Cuando, como en mi caso no cuentas con un gran equipo, no puedes recluirte en tu día a día de negocio y no ver más allá. El ecosistema emprendedor es muy grande y la relación con otras empresarias y empresarios, es de vital importancia. Es lo que hoy tan extendido está, el networking, relaciones con personas de otros sectores y áreas que te complementan y que amplían tus capacidades para actuar según la situación. Lógicamente esto exige de una dedicación que tienes que estar dispuesto a dar, porque en muchos casos es fuera del horario que te has marcado como jornada, y hace que estas se hagan interminables. Podría enumerar muchas situaciones en las que mi círculo de contactos ha sido muy importante y de gran apoyo.

 

En un entorno ya tan globalizado, no tiene que ser nada fácil competir. ¿Te has planteado nuevas fórmulas de cooperación como, el co-emprendimiento, el intraemprendimiento, los consorcios…? 

Me parece que son muy interesantes cualquiera de estas formulas. Me mantengo despierta y muy activa en este sentido. Creo que puedo aportar mucho a otros proyectos y que, a su vez, otras personas pueden aportar al mío. Considero que la experiencia que he adquirido todos estos años puede ser aplicable a otros ámbitos y he conocido a personas con las que me encantaría trabajar en algún momento; diseñadoras, emprendedoras, empresarias, que estoy segura que me complementarían perfectamente. También me gustaría poder colaborar o trabajar en una empresa más grande para poder dar rienda suelta a toda mi creatividad en proyectos de alto calado.

 

Visita: www.banhus.es