ES | EU


30 de abril de 2016


“Nakusarbe Koop. Soziet. Txikia”, es la evolución de un proyecto que surge hace diez años y que nace para la divulgación de la ciencia y la cultura, promocionando la investigación y el conocimiento e interés por el medio natural y el medio marino. 

Mila Márquez de la Herrán y Alberto Santolaria de Castro, promueven un grupo multidisciplinar del mundo de la ciencia, la comunicación y la cultura, que ha creído necesario aportar una visión más global de la sociedad en general, integrando conceptos como la responsabilidad social dentro de la empresa y la responsabilidad personal de cada quien con nuestro propio entorno.

 

 

Os habéis tomado muy en serio el respeto a nuestro entorno…

A través de audiovisuales realizados para la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), la Autoridad Portuaria de Bilbao, la Diputación Foral de Bizkaia y para el Centro de Biodiversidad de Torre Madariaga, hemos podido constatar la disminución paulatina de las praderas submarinas de Euskadi, al igual que está sucediendo en todo el planeta como consecuencia del cambio climático originado por acciones antrópicas.

El mar lo es todo. Es donde surge la vida en este planeta, y es el pulso que mide su estado de salud. Pero también es el sumidero donde van a parar muchas de nuestras acciones. La población actual utiliza recursos naturales del tamaño de 1,5 planetas Tierra. Y el océano, vasto a los ojos limitados de un neófito, asume toda esta colosal devastación. Para el año 2050 habrá más plástico que peces… Por este motivo nos preocupa el futuro que estamos dejando a las generaciones venideras…

Nuestro objetivo principal en todos los proyectos que realizamos es informar y sensibilizar a la ciudadanía para crear una sociedad más integradora en la que todos cuentan y hoy, mas que nunca, está en nuestras manos el futuro de nuestra civilización.

 

 

¡Cada acción cuenta!

Nuestra misión, desde el inicio, ha sido buscar la colaboración e implicación de todos los actores de la sociedad, tanto públicos como privados. Porque todos estamos interconectados y, al igual que ocurre en la naturaleza, todas las personas estamos unidas en una gran cadena: si un eslabón falla… el resto también.

La desaparición de pequeñas especies en el mar provoca grandes cambios en la cadena alimenticia. La transformación de la economía en un mundo globalizado inmerso en un cambio de era también está haciendo que muchas empresas desaparezcan: por eso creemos indispensable que colaboremos entre todas las partes implicadas.

 

 

¿Y cómo contribuís a que la sociedad entienda y atienda este planeta?

La naturaleza es de todos; es nuestro hogar, es como diría Félix Rodríguez de la Fuente, nuestra particular “tronca hueca del lirón careto” y su protección no es solo labor de activistas del medio ambiente. En las manos de cada persona está aportar, por eso nuestro mayor empeño es informar y divulgar enseñando cómo las pequeñas acciones cuentan.

A través de audiovisuales, charlas y conferencias acercamos el medioambiente a las aulas, centros culturales, asociaciones y empresas, entre otros, enseñando la conexión entre los diferentes ecosistemas. Nos convertimos en verdaderos embajadores del medio que nos rodea (en especial del medio marino, ese gran desconocido) y hacemos a las demás personas partícipes de su entorno, para que lo comprendan mejor y aprendan a respetarlo e integrarlo en su vida y por extensión en su empresa. “Solo se protege lo que se ama y solo se ama lo que se conoce”.

 

 

Underwater Basque Country, Agua Sin Plástico Salud,.. ¿son iniciativas de emprendimiento colaborativo en favor del medio ambiente?

Underwater Basque Country es una iniciativa para descubrir la biodiversidad del ecosistema submarino de Euskadi que, a través de audiovisuales, espectáculos y colaborando con profesionales del mundo de la música y la cultura trata de mostrar la riqueza biológica de las aguas que bañan las costas del Cantábrico en general y las de Euskadi en particular.

Sin embargo, Agua Sin Plásticos Salud es un proyecto con el que pasar a la acción, más práctico y concreto, donde creamos soluciones específicas para reducir la huella de carbono y en el que puede participar cualquier empresa que quiera contribuir sobre todo en la problemática del agua y la generación de residuos. Es nuestra forma de emprender en verde, demostrando que acciones ligadas a la divulgación y sensibilización ambiental pueden además ser autosuficientes, e incluso aportar beneficios económicos en forma de creación de empleo o de aumentar la capacidad emprendedora de las personas implicadas.

 

 

Y queréis seguir emprendiendo y colaborando para hacernos la vida más fácil y saludable…

En un mercado laboral tan cambiante, creemos que sólo las empresas que sepan apoyarse y colaborar entre ellas van a ser capaces de salir adelante. Nos gustaría conectar con empresas y profesionales que quieran unirse a esta ola de cooperación buscando el beneficio, por supuesto, pero sin anteponerlo al bien común. Estamos centrados en buscar empresas que quieran sumarse a esta misión de reducir la huella de carbono y apuesten por un tratamiento integral de la empresa, con ética y responsabilidad, y que quieran seguir formándose y aprendiendo para mejorar continuamente.

 

 

Vuestro trabajo ha sido reconocido en varias ocasiones

A través de la Asociación realizamos un documental titulado “Aguas Portuarias, Refugios de vida”, sobre la riqueza biológica de las aguas de del Puerto de Bilbao. Fue reconocido con la Barandilla de Plata en el 35º Ciclo Internacional de Cine Submarino de San Sebastián por su gran contenido biológico, por dar a conocer una zona tan cercana y desconocida, a pesar de las dificultades de grabar en estas aguas, y por realizarse en euskera.

Así mismo, presentamos un proyecto de empresa en 2008 tratando de incorporar la responsabilidad social, sobre todo desde el punto de vista medioambiental y de cooperación entre los distintos elementos de la empresa, en un momento que hablar de estos temas no estaba precisamente en la agenda de prioridades de mejora de las empresas. Pero nuestro trabajo, aún así, fue reconocido con el Premio Lur Barriak en Leioa, por su punto de vista innovador, global e integrador.

 

 

Esta entrevista la leerán personas emprendedoras, empresas, representantes de entidades, instituciones,.. ¿Queréis enviarles un mensaje?

Creemos firmemente en que las instituciones y empresas que no sean medioambientalmente sostenibles, con implicación directa y real en su entorno social y que no incluyan a sus trabajadores como una parte vital en la gestión de la empresa, no sobrevivirán. Además, desde la Unión Europa, se van a aplicar normativas a una velocidad mayor de la conocida para frenar los efectos devastadores del cambio climático y que se han ratificado recientemente en Paris y Nueva York, que obligarán a empresas y gobiernos a reducir su huella de carbono de forma acelerada.

Dejemos de hablar de crisis: entramos en una nueva era, la Era del Conocimiento, donde el modelo colaborativo y la aportación del talento de cada uno va a imponerse: ¿Por qué no empezar desde ahora e implantar en nuestra empresa unas políticas más respetuosas, integrando la responsabilidad social como un aspecto prioritario y colaborando con otras empresas y entidades para que se unan a esta gran ola? Es época de cambios… Aprovechemos para renovarnos y salir con más fuerza al mercado, pero de una manera más consciente.

 

 

+info: www.nakusarbe.com