ES | EU


16 de junio de 2015


Mikel Garrido ha invertido durante años muchas energías, tiempo y dinero en la investigación y desarrollo de un producto, hasta ahora inexistente en el mercado, que abordase un grave problema que parecía no tener solución. El resultado es una innovación única, que resuelve a nivel mundial una necesidad y sensibilidad de cientos de miles de padres y madres en Europa: la seguridad de sus hijos cuando viajan en autobús. Así, la micropyme vasca Euraslog ha conseguido realizar el primer Sistema de Retención Infantil homologado exclusivo para autobuses; un reto que parecía imposible pero que, con enfoque y perseverancia, se ha superado

 

“Como no sabían que era imposible, lo hicieron…”

A ti sin embargo, te dijeron que era imposible y lo hiciste…

Desde un principio, expertos en el desarrollo de sistemas de retención infantil y del mundo del autobús, nos trasladaron que era imposible realizar un sistema para este tipo de medio de transporte. La tipología de la butacas, sus homologaciones, la dureza de las pruebas,.. Era “físicamente” imposible realizarlo. Pero tras más de cuatro años de trabajo, de incertidumbres, de estar a punto de tirar la toalla en dos ocasiones, hemos conseguido desarrollar el primer y único SRI homologado para autobús.

Gracias a las campañas de sensibilización, somos conscientes de que los SRI salvan vidas infantiles a diario en los automóviles; los datos son irrefutables. Sin embargo, nos cuesta entender que en los autobuses, nuestros menores continúan viajando sin ningún tipo de seguridad por esas mismas carreteras, autovías y autopistas donde desafortunadamente tienen lugar accidentes.

Nuestro producto, viene a resolver la necesidad de que este medio de transporte ofrezca seguridad real y se minimice con ello los riesgos para nuestros peques.

 

Llevas unos años, investigando, haciendo pruebas, invirtiendo,.. no ha sido fácil llegar hasta aquí

Nada fácil, partimos de aquel “imposible” que aseguraban los expertos a la dificultad añadida de que, por ser el primer y único producto, las pruebas y test de homologación han sido extremadamente duras; no se miraba con lupa sino, ¡con microscopio!

La inversión necesaria ha sido realmente alta, lo que ha llevado a tener que “rehipotecar” dos veces la vivienda habitual como aval para conseguir financiación; todo ello, ¡sólo en el proceso de homologación!. En un par de ocasiones, el proyecto pareció no tener más recorrido y estuvo a punto de cancelarse pero, una mezcla de perseverancia y de pánico por verte al borde de una ruina personal, me estimuló a continuar.

En estos momentos, el hecho de ser único a nivel global, está provocando que recibamos peticiones de información de todas las partes del mundo; todo Europa, Sudamérica, Asia, e incluso Estados Unidos, donde la normativa es diferente. Esta demanda demuestra que la necesidad no existe únicamente a nivel local sino, a nivel internacional.

 

Ahora existe una Ley; se está regulando la seguridad infantil; las familias tienen inquietud por el tema; existe un producto patentado y homologado… Parece que por fin los astros están alineados.

La ley, que es la misma que la del automóvil particular, hace obligatorio el uso de Sistemas de Retención Infantil homologados  “siempre” que se traslade a menores en carretera independientemente del vehículo a motor. Lo que ocurría es que en el autobús, al no poder instalar nada se decidió “mirar a otro lado” y permitir que incluso se viajara sin cinturones de seguridad.

Pero ahora ya existe un SRI  Homologado para autobuses, así que además de poder dar respuesta a la necesidad de que los menores viajen seguros, se puede y se debe cumplir la ley.

Reconocemos que este “imposible” ha pillado realmente por sorpresa a la administración, motivo por el que ya se nos ha contactado desde la DGT y Fiscalía General de Seguridad Vial para conocer el producto y en virtud de ello actuar. La propia DGT nos ha felicitado por el desarrollo del producto y nos ha reconocido que damos solución a un “enorme problema” con el que día a día debían enfrentarse, pudiéndose ahora responder a las miles de personas que exigen más seguridad en los autobuses tal y como marca la ley.

 

Formas parte de la Asociación Estatal de Seguridad Infantil y lleváis a cabo acciones de sensibilización que, seguramente, contribuyen a que esta temática se tome más en serio…

La Asociación ha permitido abrir algunas puertas que como pequeña empresa permanecían siempre cerradas. Ha conseguido que no sólo esta temática de la seguridad infantil en los autobuses tuviera repercusión; también ha catalizado otros asuntos en los que ahora trabajamos.

El pasado año conseguimos a través de “Change.org” que, en sólo 15 días, 50.000 personas firmasen  una petición pidiendo a la DGT más seguridad en el transporte escolar. Este éxito de participación, permitió que la entidad abriera el grupo de trabajo de seguridad vial de menores tras una década sin tratarlo; reunión en la que no sólo estuvimos presente, sino que presidimos.

 

Las instituciones vascas te están facilitando las cosas pero, seguro que aún hay más cosas que podrían ayudar al mejor desarrollo de este proyecto.

El Gobierno Vasco, y más exactamente “Trafiko”, ha mostrado un enorme interés por el producto, pues al igual que a la DGT, todos los años les llegan numerosas peticiones de padres y madres exigiendo más seguridad en el transporte escolar.

Pero como en el resto de administraciones ha pillado también por sorpresa: son conocedores de la ley actual que obliga su uso pero, tras tantos años sin que existiera nada, han tenido dificultades para decidir cómo actuar; son conscientes de que finalmente el sistema se va a tener que usar. En este sentido, la Administración Vasca es la que más y mejor ha avanzado sobre el asunto, planificando para el curso que viene acciones de comunicación y pasando a la acción, añadiendo en el pliego de condiciones para el transporte escolar un punto que llevaban años deseando incluir: “Obligatorio el uso de Sistemas de Retención Infantil Homologados”.

Ahora, lo que nos asusta es la cantidad de unidades que pueden ser necesarias servir. El hecho de ser el único producto homologado nos está generando peticiones de oferta para miles de unidades; sólo en Euskadi estamos hablando de 34.000 menores que a diario emplean el autobús como medio de transporte a su centro escolar. Estar convenientemente preparados para poder absorber esas cantidades es ahora nuestro mayor reto.

 

Por tanto, necesitas recursos económicos, alianzas estratégicas y operativas para fabricar y comercializar

No cabe duda, estamos hablando de fabricar miles de unidades y en tiempos, comercialmente hablando, asumibles. La inversión en estos momentos en fabricación es una pieza vital, conseguir pasar de una fabricación casi artesanal a tratar de automatizar lo máximo posible.

Esto requiere irremediablemente de inversión en maquinaria, personal, materiales.. Y aquí me encuentro dos maneras: o ir poco a poco y, a medida que se vaya vendiendo ir invirtiendo… o contar con inversión externa y alianzas que permitan dar respuesta desde un principio a esta desbordante demanda.

Mi objetivo es, además, que la producción se lleve a cabo en Euskadi y, concretamente a través de Lantegi Batuak, pues considero un valor añadido muy importante que la fabricación se lleve a cabo en nuestra tierra y, al tiempo, podamos contribuir al desarrollo social e integrador que el grupo ofrece.

 

También te dedicas a la formación y consultoría sobre la materia, ¿qué servicios ofreces, quiénes son tus perfiles de clientes?

En la temática de seguridad infantil aún hay mucho por hacer (por no decir todo). Vivimos en un mundo desarrollado para y por adultos, en donde múltiples entornos y circunstancias que para un adulto no suponen problemas, cuando los trasladamos al mundo del menor se convierten en múltiples peligros.

Somos un país ”post traumático”; es decir, que después de un accidente tratamos de buscar acciones para que no se repitan. Las acciones preventivas se llevan a cabo con posterioridad a los sucesos, o bien por normativas y obligatoriedad de riesgos laborales, prevención de incendios, edificios adaptados a personas discapacitadas, etc.  En el mundo de la seguridad infantil, sorprendentemente no existía nada.

Los servicios de asesoramiento y formación nos los solicitan desde una gran variedad de sectores muy diferentes entre ellos, pero todos altamente sensibilizados con ofrecer seguridad para los más pequeños. En estos momentos son grandes grupos los que han solicitado ya nuestra colaboración, especialmente en formación y auditoría, como El Corte Inglés, Eroski, Renault, Hertz, Gobierno Vasco, Tráfico o Ayuntamientos, por citar varios.

 

Por último, Mikel, tu experiencia bien puede ser un referente de perseverancia. Thomas Edison explicó que sus muchos fracasos antes de inventar la bombilla no eran tales: “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla…” Seguro que te animas a prestar consejo a otras personas emprendedoras.

También dijo Edison: “Una invención es un 1% de inspiración y un 99% de perseverancia”. Y siguiendo con citas célebres, aquí van otras dos:

“Siempre parece imposible hasta que se hace”, de Nelson Mandela.

“Las grandes obras no son llevadas a cabo por la fuerza, sino por la perseverancia…” de Samuel Johnson.

 

+info: www.euraslog.com