ES | EU


16 de mayo de 2017


La bilbaína empresa de videojuegos RELEVO, acaba de lanzar un nuevo título: “Baboon!”, disponible para PS4 y que ya puede encontrarse en las tiendas ‘Game’. Conversamos con Jon Cortázar acerca de la gran acogida que está teniendo y se muestra prudente: “Aún es pronto para ver resultados de ventas del producto, pero estamos realmente contentos con las reacciones de los medios internacionales, que han valorado muy positivamente el juego en términos de originalidad y diversión…”

Durante más de un año, una veintena de personas ha estado trabajando para dar vida a ‘Tumbili’, un pequeño mono incapaz de saltar pero que se impulsa gracias a un arsenal de bombas con diferentes características… Mucho trabajo en el camino que ahora comienza a ofrecer su mejor resultado: “El feedback que los usuarios nos van dando con el juego es muy positivo, así que de momento, no podemos más que estar contentos!”

 

Relevo lleva en marcha sólo unos años, pero ya habéis logrado trabajar con marcas muy potentes del sector de los videojuegos, como la japonesa ‘Yugenstudio’ o la propia ‘PlayStation’. ¿Cómo se consiguen semejantes compañeros de viaje en tan poco tiempo?

Trabajando mucho, poniendo en valor los productos y mirando siempre hacia adelante, buscando siempre vías de colaboración. Si hay forma de trabajar en equipo y formar una relación en la que todos ganemos, ahí estaremos para formar alianzas y tratar de llegar más lejos gracias a ellas.

 

“Baboon!” o “Mindtaker” son los nombres que más se han escuchado en relación con Relevo durante los últimos meses. ¿Cuáles de vuestros anteriores trabajos deberían estar incluido en vuestro top 5?

Tenemos “British Bob Jumping Craze”, que es un divertido juego casual gratuito para móviles; está disponible tanto en plataformas ‘Android’ como ‘iOS’. También está “La Corona Encantada”, nuestro primer juego, que obtuvo una muy buena acogida entre los aficionados a los juegos retro. Y tenemos “Battle for Asciion”, un original juego de naves donde todos los gráficos están hechos con caracteres del teclado. Pero vamos, es muy difícil marcar unas preferencias; al final siempre te llevas una parte buena de cada uno de los desarrollos.
Muchos adolescentes aficionados a los juegos fantasean con crear su propio estudio, pero muy pocos terminan dando el paso definitivo. ¿Cómo surge, en tu caso, la idea de fundar ‘Relevo’?

Siempre he estado vinculado en lo profesional al sector de la comunicación, y desarrollando en paralelo juegos a nivel freelance y también como afición. Tengo una agencia de publicidad desde hace años con mi socio y, viendo que podíamos ofrecer videojuegos como pieza de comunicación para clientes, empezamos a explotarlo a nivel profesional como nueva línea de negocio. Poco a poco, los desarrollos fueron siendo de más importancia hasta que empezamos ya a trabajar en producto propio y constituimos la nueva sociedad. Digamos que una cosa llevó a la otra y decidimos tirarnos a la piscina…
Desde 2009 habéis desarrollado con éxito más de 17 títulos, una cifra superior a la habitual. ¿Qué diferencia a ‘Relevo’ de otras empresas del sector?

En Relevo tenemos varias líneas de negocio. Las principales son los productos de encargo, realizados a terceros, así como los productos propios. Muchas de esas producciones forman parte de encargos de desarrollo más rápido y controlado y con menos riesgos. Lo bueno es que todos esos productos para terceros nos proveen de aprendizaje y experiencia para aplicarla en nuestro producto propio, además de ayudar a autofinanciarnos como es lógico. Aparte, también creamos juegos para ordenadores de los años 80, porque nos gusta, es todo un reto, y nos posiciona como un estudio diferente que va al corazón mismo de la “jugabilidad” sin necesitar potencia gráfica ni de proceso para ello.

 

El gaming es sin duda un valor al alza en el mercado patrio que combina los avances tecnológicos con el talento creativo. ¿Crees que recibe las ayudas públicas necesarias, o aún se tiene la idea del videojuego como hobby en lugar de como un negocio serio?

Hay programas de ayudas donde el videojuego de entretenimiento tiene cabida. Nosotros, por ejemplo, formamos parte de programas de internacionalización de ‘Bilbao Ekintza’, así como de los programas de ‘Bizkaia Creativa’ de BEAZ, donde tenemos muchísimo apoyo, incluso en forma de ayudas. Creo que cada vez se va viendo más al videojuego como un negocio al que hay que tomarse en serio.

 

Después de “Baboon!”, “Mindtaker” y el misterioso “Project 8”, ¿hay algún proyecto en “lista de espera” aguardando que llegue su momento? Si pudieras elegir, ¿qué clase de juego te apetecería hacer?

Nuestra cartera de futuros proyectos es enorme, pero están ahí esperando a poder disponer de los recursos necesarios para ser acometidos con garantías. Más allá de Project 8, que ya es irnos a mediados de 2018, la cosa no está clara, aunque nos gustaría desarrollar una aventura gráfica de corte clásico. ¡Tenemos una historia esbozada pero, de momento, tendrá que esperar!

 

La creación de un videojuego parece un proceso particularmente difícil porque debe combinar técnica, narración, efectos audiovisuales… ¿Podrías compartir con nosotros alguna anécdota sobre vuestro proceso creativo?

Nos gusta partir de una idea principal de mecánicas de juego y luego vestirla con una historia, ir creando los personajes y todo su universo en torno a dichas mecánicas de juego. Lo primero que solemos hacer es buscar un nombre para el juego, ya que al darle ya un título parece como que se hace más real y ayuda a interiorizar el producto. A partir de ahí, se van desgranando todas las diferentes facetas para el juego hasta que va conformándose por completo. ¡Es una tarea emocionante y muy creativa! Luego llega el momento de la producción y tener que enfrentarte a los problemas de desarrollo, pero es el proceso creativo el más disfrutable y donde en Relevo nos encontramos más cómodos.

 

+info: http://www.relevovideogames.com

Baboon reverso ps4