ES | EU


18 de julio de 2017


La denominada “cuarta revolución industrial” que se viene consumando en estos últimos años, apoyada por diferentes iniciativas institucionales como la de Basque Industry 4.0, requiere de cambios en la forma de entender los procesos y los actores involucrados.

Los emprendedores Andrés Navarro y David Oyarzun tienen claro que, para que las empresas vascas desplieguen con éxito los conceptos de la era 4.0, se debe crear un nuevo tejido industrial. Afirman que “la clave está en desarrollar un tejido puntero y con un alto nivel de especialización, que dé soporte a las propias compañías”. Precisamente, bajo esta premisa ha nacido NUAVIS, una startup vasca de base tecnológica que desarrolla soluciones integrales de visión artificial y realidad virtual y aumentada para el sector industrial.

NUAVIS se especializa en el desarrollo de aplicaciones que optimizan los procesos productivos que requieren de la mediación de un trabajador. En este contexto, los jóvenes emprendedores apuntan que “se han creado soluciones que supervisan de forma automática los procesos manuales de montaje con diferentes niveles de precisión”. Dichos niveles van desde el ensamblaje de componentes de automoción, hasta un sistema de supervisión de la correcta colocación de componentes en placas electrónicas en tiempo real, antes de que se realice el proceso de soldadura. Estas ayudas para la supervisión se construyen a partir de librerías software creadas plenamente por NUAVIS, de manera que “se encuentran en el estado del arte de tecnologías de visión artificial y realidad virtual, y se integran en el puesto de trabajo de manera transparente para el operario y para el proceso que realiza”, matizan los creadores de la startup. De este modo, NUAVIS advierte al trabajador de posibles errores antes de que el material avance en el proceso productivo y la solución ya no sea posible o encarezca demasiado los costes. Los beneficios de dicha detección precoz de errores redundan tanto a nivel puramente económico como de tiempo de producción.

Así las cosas, las opciones de adaptación de la tecnología de NUAVIS a diferentes entornos industriales son múltiples, dado que su cartera de soluciones incluye también aplicaciones contrastadas para el sector aeronáutico o el de máquina-herramienta. Y es que, a pesar de su corta vida, NUAVIS ya colabora con multinacionales del sector de la automoción y grandes empresas de electrónica y, también, de máquina-herramienta que están confiando en la excelencia técnica y profesionalidad de la joven startup vasca. Sin duda, la larga y reconocida trayectoria profesional de sus creadores en lo que a tecnologías de visión artificial y realidad virtual y aumentada se refiere avala a esta nueva empresa, que también cuenta con el respaldo de Bic Gipuzkoa a través del programa Ekintzaile-Txekintek, financiado por Gobierno Vasco/SPRI y la Diputación de Gipuzkoa.

En un futuro próximo, los pasos a seguir por NUAVIS van en la dirección del crecimiento orgánico y sostenible, siempre basándose en el apoyo a las necesidades del sector industrial y en el aporte real de nuevas tecnologías en las que se especializa. En este sentido, Andrés Navarro y David Oyarzun se muestran rotundos, ya que lo esencial es mantener el espíritu con el que ha nacido su empresa, el de “dar soporte al tejido industrial a través de la especialización, la innovación continua y la excelencia tecnológica”.

+info: www.nuavis.com