ES | EU


09 de agosto de 2016


Según la CNMC, la economía del intercambio “es un modelo económico basado en el intercambio entre particulares de bienes y servicios que permanecían ociosos o infrautilizados”, aunque también va ligada a una transformación más amplia en las organizaciones, que conlleva nuevas prácticas más horizontales y basadas en comunidades.  

Con la intención de exhibir y premiar estos modelos, los días 26 y 27 de octubre, se celebra en el Parc Tecnològic Barcelona Activa el encuentro ‘OuiShare Festival 2016’. El evento es organizado por la entidad sin ánimo de lucro OuiShare y tratará de acercar del impacto de la economía colaborativa en ámbitos tan amplios como los modelos productivos, el empoderamiento ciudadano, el emprendimiento social, las nuevas vías de financiación, el turismo, la educación y la sanidad… ¡Las candidaturas pueden presentarse hasta el 30 de septiembre!

 

La idea del consumo colaborativo nació hace unos años como alternativa a pequeña escala para compartir objetos o servicios entre particulares, aprovechando la red Internet como gran espacio de encuentro. Pero a día de hoy, la economía colaborativa ya se ha convertido en un modelo capaz de hacer tambalear el ‘status quo’ de muchos de los sectores económicos tradicionales; desde el turismo o el transporte, hasta el ocio y el consumo de bienes cotidianos.

 

Tal y como recoge el Instituto de la Innovación Social de ESADE, la economía colaborativa se caracteriza por la liberación de recursos y la mezcla de roles, donde ya no hay productor y consumidor pasivo: la ciudadanía puede consumir pero, también compartir, producir o financiar bienes y servicios.

 

Como en otras muchas partes del mundo, en Euskadi se han extendido también nuevas empresas y diferentes proyectos basados en el intercambio entre personas. En el ámbito de la movilidad, un grupo de emprendedores guipuzcoanos lanzó hace un par de años la plataforma ‘Areavan’, que permite a propietarios de caravanas y furgonetas alquilar sus vehículos cuando no los usan. A finales de 2014, también se puso en marcha la iniciativa ‘ComParko’, creada por una emprendedora de Bizkaia y que, en este caso, se dirige al alquiler de plazas vacías de aparcamiento entre particulares durante unas horas al día. Respecto a bienes de consumo, hay también ejemplos como el de ‘Micolet’, un portal de ropa para vender piezas seminuevas especializado en moda femenina, o la plataforma ‘Truke.eu’, creada con el apoyo de la Diputación Foral de Gipuzkoa para intercambiar, vender y regalar objetos.

 

+ Info: http://magazine.ouishare.net/es/2016/07/ouishare-fest-startups-convocatoria