ES | EU


02 de enero de 2016


Clucom es una aplicación orientada a mejorar la gestión, que simplifica e integra entre sí herramientas básicas para resolver tareas tan triviales como facturación, gestión del tiempo, proyectos, recursos, compras, informes, gestión de la relación con el cliente, documentación, etc. 

 

Está construida por Joseba Barrera, Sergio Oteiza y Carlos Escudero, en base a las necesidades de personas autónomas, micro y pequeñas empresas, por lo que simplifica estas herramientas en base a sus necesidades, permitiéndoles digitalizar la gestión sin necesidad de inversión en software, sin necesidad formación específica y sin costes adicionales como mantenimiento, integraciones,..

 

Existen muchas aplicaciones en el mercado y, sin embargo, habéis desarrollado una nueva para la gestión de autónomos, microempresas y PYMEs. ¿Qué la hace diferente y competitiva respecto a otras herramientas en el mercado? 

Existen muchas herramientas en el mercado orientadas a cumplir parcialmente las funcionalidades de Clucom, incluso gratuitas. La ventaja de Clucom es que integra, a nivel de datos, todas sus herramientas en una única plataforma y es totalmente online. Si utilizas herramientas de diferente padre y madre y quieres cruzar datos o integrarlas entre sí, te resultará imposible o muy costoso, aun teniendo un perfil TIC dentro de tu empresa, ya que su tiempo también cuesta dinero. Además, cuando algo es totalmente gratis, es que de alguna u otra manera ¡el producto eres tú!. Clucom ofrece todas sus herramientas a un coste bajo que las personas autónoma se pueden permitir todas sus herramientas, con la garantía de que el producto es Clucom y, no el usuario.

Por otro lado, hemos desarrollado Clucom con tecnologías ágiles basándonos en metodologías ágiles. Las tecnologías ágiles nos permiten desarrollar cambios y aplicarlos a todos nuestros clientes en entornos productivos de manera segura. Desarrollamos cambios semanalmente y los desplegamos con dos objetivos: Poder convertir las sugerencias de clientes en mejoras funcionales y correcciones, así como poder adaptarnos a otros mercados traduciéndolo a otros idiomas y adaptándolos a los entornos locales.

 

Gestionar proyectos, trato con clientes, facturación, agenda y recursos de la empresa… CRM y ERP unidos y fácilmente manejables para las personas.

Las medianas y grandes empresas digitalizan todos sus procesos y documentan digitalmente todo su negocio; gestión de proyectos, relación con los clientes, facturación, compras, gastos, etc.  Aún teniendo un coste muy elevado, no existen medianas ni grandes empresas sin ERPs, CRM o software de gestión documental o cuadro de mando. El porqué es evidente: El software les ofrece una clara ventaja competitiva y les cuesta menos de lo que realmente les aporta. Estas herramientas te ayudan a entender por dónde se escapa el dinero, dónde están los proyectos rentables, cómo pueden mejorar la productividad, y demás información actualizada y real.

Esto es algo que no está arraigado en la cultura de la pequeña empresa, debido entre otros factores al alto coste que supone el software en licencias y mantenimiento, además de la necesidad de formación y subcontratación de servicios externos. Las pequeñas empresas con cultura de gestión, utilizan herramientas ofimáticas para todo. Esto puede llegar a ser efectivo, pero es lento y tiene muchas limitaciones: Hay pérdidas de información; hay información replicada; los datos se guardan en equipos dentro de redes locales totalmente inseguras; realizar informes y acceder a indicadores es un trabajo tedioso; no hay acceso a la información desde fuera de la oficina; las fuentes de datos no están integradas entre sí…

 

Se trata por tanto de una herramienta integral para la gestión, que se adapta fácilmente a las necesidades reales de profesionales y empresas

Hasta ahora, el hecho de realizar las tareas de gestión a mano (mediante ofimática) estaba parcialmente justificado porque el software era caro, pero hoy día no se sostiene. El ‘cloud computing’ ha democratizado la tecnología de tal forma que, una personas autónoma que factura 30 euros la hora,  con ½ hora de su trabajo paga el coste mensual de una herramienta que le aporta valor, le ayuda a no cometer errores y le ahorra muchísimo tiempo y, por lo tanto, dinero.

¿Cuál es aquella factura que envíe a un cliente? ¿Cuánto me costó el equipo X? ¿Quién utilizó el vehículo el día en el que nos pusieron una multa? ¿Cuánto he ganado o perdido con ese proyecto? ¿En qué quedé en la última conversación con aquél cliente? ¿Cuántas ofertas le he enviado? ¿Podré permitirme hacer tal compra el mes que viene? ¿Cuánto IVA voy a pagar este trimestre?… Éstas y otras muchas, son preguntas del día a día que pueden tener respuesta. Si una empresa no utiliza ninguna herramienta, difícilmente las podrá contestar. Si utiliza hojas de cálculo, quizá pueda contestar alguna pero le costará tiempo, y en definitiva dinero. Con Clucom es instantáneo.

 

Todo en 1 y en la nube: Habéis tenido muy en cuenta la seguridad y la privacidad, pues la información en línea requiere tomar medidas especiales

La seguridad y la privacidad son prioritarias para nuestros clientes y por lo tanto para nosotros. Sobre la seguridad, hemos desarrollado Clucom con frameworks y tecnologías seguras como cifrado SSl y tomamos todas las medidas de seguridad necesarias que han sido verificadas por una empresa externa que ha estudiado nuestra plataforma y corrige periódicamente nuestras vulnerabilidades.

Respecto a protección de datos, cumplimos con la legislación como responsables del tratamiento de datos de nivel medio, y pronto ofreceremos lo mismo para datos de nivel alto.

Respecto a la seguridad, posibles clientes tienen miedo a alojar sus documentos y datos en la nube en una aplicación cloud como Clucom que cumple con todos los estándares, pero inconscientemente utilizan herramientas de alojamiento online que incumplen las leyes de privacidad, entre otras cosas porque alojan sus datos en servidores fuera del espacio económico europeo. Otra práctica común en las pymes es alojar datos en servidores o equipos ubicados en redes locales con salida a Internet que nadie se encarga de monitorizar. ¿Acaso un equipo con conexión a la red no está en la nube? En el ámbito más privado, la mayor parte de nosotros llevamos un dispositivo repleto de información personal conectado 24h a Internet en nuestro bolsillo, y desde el que conectamos a nuestra banca online o nuestro sistema de salud. El riesgo siempre existe, pero si alguien quiere robar información de tu empresa, tratándose de una PYME, sería más fácil ir a la puerta de tu oficina y saltarse tu WIFI.

 

Y también, las empresas y profesionales podrán trabajar en Euskera, Gallego y Catalán.

Sí, no existen herramientas de este tipo en las 3 lenguas co-oficiales. Creíamos que era importante implementarla desde un principio en modo multilingüe y, así lo hicimos.

 

Evidentemente, el precio importa; y es importante que el cliente no deba pagar por funcionalidades que no necesita.

Como he comentado, el software de gestión es caro porque está orientado a empresas con cultura de gestión, que son las que generalmente tienen estructuras más complejas. Cuando tratas de desplegar este software en una pequeña empresa, le sobra el 80%; por lo tanto, está pagando de ese software el 100% cuando sólo utiliza el 20%.  Clucom ofrece más o menos todo lo que necesitan pero de forma simplificada y configurable, de tal manera que una persona con conocimientos básicos de gestión puede utilizarlo a un nivel, y una empresa un poco más avanzada en esta materia a otro superior. Intentamos darles lo que necesitan y, si les hace falta más, hemos habilitado un canal a través del cual pueden darnos su feedback. Hay usuarios que nos reportan sus necesidades y las implementamos y desplegamos para todos los clientes, con la gran ventaja de que el resto puede también utilizar estas mejoras.

 

Iniciasteis vuestro proyecto en Design Kabi, lo cual os ha permitido establecer sinergias con otras personas emprendedoras.

Desde nuestro punto de vista, Design Kabi es una iniciativa ejemplar. Emprender es duro, es dedicarle mucho esfuerzo y a veces dinero a algo que no te va a reportar beneficios a corto  plazo. Estar rodeado de otras personas emprendedoras te ayuda a digerir esto, y Design Kabi te ofrece un espacio lleno de proyectos que está más o menos en el mismo punto que tú. Te ofrecen un espacio en el que te rodeas de gente despierta con quienes involuntariamente surgen sinergias y con quienes acabas colaborando de una u otra manera. A nosotros nos ha venido muy bien, hemos colaborado con otros proyectos y otros han colaborado con nosotros. Hay perfiles profesionales muy distintos, con muy alto nivel de expertis en materias que desconocemos. Entiendo que el objetivo es que nos complementemos entre nosotros.

Al margen de esto, BEAZ te ofrece unas instalaciones espectaculares y, además, técnicos que te asesoran, te dan charlas, te forman, te ayudan en la difusión, etc. En unos días se termina nuestra estancia allí y, sin tener cerrado al 100% nuestro nuevo destino, estamos seguros de que lo vamos a echar de menos. Además, BEAZ nos está ayudando a buscar una nueva ubicación física. Creo que es indispensable para todo proyecto emprendedor de base tecnológica en Bizkaia entrar en contacto con BEAZ, y por supuesto, queremos dar las gracias desde aquí a todo su equipo.

 

Y también habéis recibido otros apoyos para salir adelante con el proyecto.

Si, hemos participado en un programa de emprendimiento en CEIA Araba. Además, a través del propio CEIA hemos accedido a financiación de la SPRI para poner en marcha el proyecto. De alguna manera CEIA nos tutela, es gente con mucha experiencia con la que tenemos un trato cercano. Les pedimos asesoramiento, les consultamos cuando tenemos dudas y la respuesta siempre es rápida y buena. Además, a través de CEIA hemos conocido a mucha gente: nuestros actuales clientes, empresas que nos han ayudado tecnológicamente, SECOT, etc.

A través de SPRI, conseguimos acceder a financiación del programa Ekintzaile. Acudimos con una maqueta funcional a la defensa del proyecto y suponemos que les gustó, porque nos concedieron financiación. Fue un hito para el proyecto, no sólo por el dinero, sino porque SPRI creyó en el proyecto y eso nos hacía pensar que realmente tendría una demanda en el mercado. Hace poco también estuvimos en Intergune para identificar nuevas posibles oportunidades.

Por último, acabaremos dando las gracias también a Tecnalia, que coordina el proyecto ELAN. Gracias a ellos hemos conocido el mercado peruano de cerca y hemos entrado en contacto con empresas de aquel país que están interesadas en comercializar Clucom en Perú y otros países de Latinoamérica. Es complejo plantearse estos hitos a corto plazo y somos prudentes, pero las tecnologías que tenemos y utilizamos juegan en nuestro favor.

 

+info: www.clucom.com