ES | EU


07 de julio de 2015


Llegó a Bilbao para cursar un MBA y decidió emprender como en su día lo hicieron numerosos vascos que, en tiempos de dificultades, viajaron a su Venezuela natal para salir adelante. Como ellos, Anaska combinó su espíritu luchador y creatividad para convertirlos en economía colaborativa en el mercado de la Innovación; el resultado, una eficaz plataforma que facilita la conexión entre expertos investigadores, emprendedores, empresas y startups, con empresas del sector aeronáutico que necesiten desarrollos tecnológicos.

 

 

Cuando comenzaste la actividad, escribiste en tu blog: “No hay momento ni lugar perfecto para emprender…”

Sí, es una reflexión que hago día da día. Los emprendedores siempre esperan para tener todo perfecto, cada detalle ajustado para poder salir y, quizá cuando salgan sea muy tarde. De esto me he dado cuenta en mis experiencias previas de emprendimiento, en Venezuela, mi país natal; empresas que hemos desarrollado con éxito pero que nos lanzamos al mercado sin tanta seguridad, tomando las medidas mínimas necesarias porque si no, se llega a “la parálisis por análisis” y nunca comienzas.

 

 

Y decidiste emprender en Euskadi. Tuviste que resolver “tu acertijo de las 5 W”. 
Las “5 w” son  “What, Who, When, Where, How”, son las preguntas que siempre me hago ante cualquier situación. Para mí, la más difícil es Where? o ¿Dónde?
Un día llegue a Bilbao para hacer un MBA. Hasta entonces, lo único que había oído hablar era del Athletic y me enamoró su orden, su seguridad, su gente,.. ésa personalidad que les caracteriza: correctos, luchadores, directos y claros, su amor a las raíces, a su trabajo y siempre queriendo ser los mejores. Me sentí como en casa, alineada a los valores de vida que tengo.

También considero que es como una retribución de la vida, pues en la época de los 40, 50 y 60, a Venezuela llegaron muchos vascos y aprovecharon aquellas tierras que entonces eran fértiles para formar empresas. Con tesón y trabajo duro, lograron salir adelante y, ahora nos toca a nosotros de vuelta a poner el grano de arena en estas tierras y contribuir también a su recuperación.

Más allá de lo emocional, considero que Euskadi tiene un gran tejido empresarial y, sobre todo en el sector aeronáutico. Además de una fuerte inversión en I+D+i, el 45%  de su población son profesionales y, por lo tanto, es una tierra fértil para el emprendimiento y la innovación.

 

 

Tu reto es la creación y proyección de una plataforma global de innovación tecnológica del sector aeronáutico. 

Sí, InnovAero es un gran reto, pero estamos en la ola del cambio de cómo se hace la innovación. La “Innovación Abierta” es una herramienta que con nuestra plataforma permite conectar expertos investigadores, emprendedores, empresas y startups, con empresas del sector aeronáutico que necesiten desarrollos tecnológicos. La hemos adaptado para cuidar todos los detalles de confidencialidad y de explotación de patentes que requiere el sector.

¿Qué fue lo que  detectamos y nos impulsó? Un análisis en el que contrastamos la realidad de que, para ser competitivos hay que innovar pero, para las pymes esto es el pez que se muerde la cola: no tienen el músculo para cargar con un departamento de innovación o para pagar grandes desarrollos a las consultoras, entonces los conectamos con innovadores o investigadores que estén desarrollando o quieran participar en esos proyectos, siempre cuidando las exigencias de calidad del sector. También detectamos que hay una cantidad de patentes que están guardadas y no se han comercializado porque no se ha conectado con quien realmente lo necesita.

Cabe destacar que en reuniones con grandes empresas como Airbus, nos han confirmado su necesidad de una plataforma como la nuestra en la que las compañías puedan lanzar sus necesidades de innovación y conseguir las empresas que quieran participar en estos desarrollos.

Es un sector potente, en constante crecimiento; nosotros somos su catalizador tecnológico.

 

 

Para sacar adelante InnovAero, probablemente vayas a necesitar tanto apoyos públicos como privados  

Bueno, actualmente cuento con un partner prescriptor en el sector que es HEGAN, el clúster aeronáutico del País Vasco que nos considera una herramienta para la innovación en sus empresas. Hace un mes hemos conseguido otro partner, BIZKAIA TALENT, con todos sus talentos de primera calidad para generar innovación.

A nivel de apoyos públicos, espero poder contar con la ayuda de la SPRI y BEAZ, ya que en estos momentos se encuentra abierta una ayuda para subvencionar proyectos innovadores. De igual manera, estamos en la búsqueda de financiación de inversores para sacar adelante esta plataforma y desarrollarla.

Ahora tenemos lo más difícil de encontrar, que son los clientes. Y por otro lado, las empresas que necesitan innovación, aproximadamente 60. Estamos en negociación para poder llegar a 100 con otros clusters y alrededor de 6.000 talentos, como investigadores, innovadores, emprendedores,.. esperando para interactuar con ellas.

Es un sector muy atractivo, en constante crecimiento y ávido de esta solución.

 

 

Te formaste en ingeniería mecánica; un ámbito que tradicionalmente siempre estuvo más vinculado a hombres que a mujeres. ¿Cómo te ha influido esta circunstancia?

Siempre, desde niña, he sentido una afinidad de andar con chicos; nos llevamos muy bien y considero que con ellos he aprendido muchas cosas, como por ejemplo a ser pragmática, y eso me ha ayudado en mi carrera y mi vida personal. Trabajé muchas veces como jefa de planta donde la única mujer era yo y tenía 70 hombres a mi cargo; los resultados eran sorprendentemente buenos. Logro conectar muy fácil con los hombres y me siento muy cómoda. Ahora, toda esa experiencia me ha ayudado a conectar en un sector predominantemente masculino, aunque nunca me he dejado detener por las diferencias, considero que las mujeres debemos abrirnos los espacios en los que queramos tener presencia.

 

 

Eres una persona activa en redes sociales; Twitter, Facebook, Linkedin… También formas parte de otras, como es el caso de la MET Community. ¿De qué manera facilita tu trabajo la gestión de las relaciones?

Me parece que las redes sociales son muy importantes y es una parte vital el campo digital. Te permiten ser global y me he formado para ello; ahora los profesionales deben ser integrales. Realizo networking digital, mi LinkedIn, mi twitter y mi blog, siempre están muy activos en todo lo que tiene que ver con innovación, aeronáutica y emprendimiento.

MET Community fue una iniciativa para mujeres emprendedoras que quieran ser mentorizadas; ha sido excelente el impacto de este programa en InnovAero, pero considero que hay más por hacer y me gustaría participar más de la mano con iniciativas para la conciliación familiar y para minimizar la brecha entre mujeres y hombres emprendedores.

Al ser extranjera partes desde cero, pero está en mí encontrar esos espacios y las oportunidades al participar en las redes. Darte a conocer, participar en este tipo de iniciativas,.. me está permitiendo ir conociendo personas y empresas para provocar sinergias, ya que es vital para mi sector.

 

 

Por último, Anaska, háblanos de la Visión de InnovAero. ¿Cómo ves la plataforma dentro de 5 años?

Considero que InnovAero es ahora algo innovador que le dará ventajas competitivas al sector y a las empresas que se encuentren en esta red al igual que sus investigadores, pero luego será una necesidad estar en ella. Estamos ante un cambio digital irreversible en la manera de hacer las cosas y la innovación es parte de ello: O se montan en la ola, o la ola se los lleva.

Sé que InnovAero marcará la referencia como punto de desarrollo de innovación, sinergias y alianzas, expandiéndose y adaptándose a otros sectores como la automoción, construcción y la salud. En el campo de la Salud, ya hemos tenido solicitudes para desarrollar una plataforma igual, porque existe una gran necesidad, lo hemos contrastado. InnovAero será la manera más eficiente de generar innovación a nivel global.

 

 

+info: http://innovaero.net