ES | EU


24 de noviembre de 2014


El crowdfunding es hoy en día una de las más populares fórmulas utilizadas para la financiación de proyectos. A través de diferentes plataformas que tienen en la red Internet su mejor y más accesible operativa, las personas con inquietudes necesitadas de recursos económicos para sacar adelante sus iniciativas, presentan las características de sus ideas a potenciales inversores particulares. La naturaleza de estas iniciativas suele ser social, cultural y empresarial.

Algunas de las plataformas que existen en la actualidad han elaborado estudios propios acerca del perfil de los proyectos emprendedores y sus resultados; entre los denominadores comunes, destaca el bajo porcentaje de los proyectos presentados que alcanzan el mínimo presupuesto necesario para el inicio de la actividad; sólo entre el 15 y el 20 por ciento de ellos lo consiguen. Parece ser que uno de los principales motivos se encuentra en la escasa calidad de la elaboración de los proyectos y, fundamentalmente, su inadecuada presentación.


Según Gregorio López-Triviño, promotor de Lanzanos.com, “el crowdfunding es conseguir financiacion por medio de micromecenazgo; un poco de muchos sirve para conseguir sacar proyectos…” Y en palabras de Javier Martín, uno de los expertos sobre la materia que divulga sus ideas y experiencias a través del blog de StartUps y Negocios Loogic.com, el Crowdfunding “se basa en la idea de que personas con dinero, confían en personas con ideas y juntos trabajan para sacar un proyecto adelante“. Y para que se produzca el contacto entre ideas y dinero, las plataformas son el escaparate que además de mostrar y promocionar proyectos, facilitan los trámites de inyección económica a los proyectos seleccionados.

En su sencilla definición, Javier habla de CONFIANZA; y la confianza tiene muchos caminos pero, uno de los más importantes es la buena COMUNICACIÓN. Para conseguir los recursos necesarios, es imprescindible dar a conocer con la mayor concreción posible las ideas, trasladarlas acompañadas de los argumentos que contribuyan a hacerlas más sólidas y, por ello, conviene dedicar cierto tiempo y energías a la construcción de un buen relato que ayude a comunicar su viabilidad y futuro; sin duda, uno de los mayores retos al que deben enfrentarse las personas emprendedoras.

Cuando tu proyecto consiga generar confianza, estará ganando CREDIBILIDAD; y ésta facilita la obtención de CRÉDITO. No es casualidad que ambos términos tienen un mismo origen etimológico, ¿verdad?. La palabra “CRÉDITO” proviene del latín “credititus” (sustantivación del verbo credere: creer), que significa “cosa confiada”. Así, el significado en su origen significa confiar o tener confianza.

En UP Euskadi te facilitamos algunos contenidos que seguramente serán de tu INTERÉS:




*CROWDFUNDING, microfinanciación que ayuda a las personas emprendedoras
*¿Buscas RECURSOS económicos para tu negocio?
*Aprobado el proyecto de LEY que regula el Crowdfunding

Próximamente, en UP Euskadi vamos a presentarte las ideas y consejos de algunas de las personas que más experiencias han acumulado en el campo del Crowfunding y conoceremos la actividad y oportunidades de plataformas como Goteo.org.
Sigue los contenidos de Emprendimiento en nuestro Blog y, desayuna cada mañana con nuestros titulares emprendedores de Linkedin.