ES | EU


24 de junio de 2014


COOPERAR EN TIEMPOS REVUELTOS. COOPERAR PARA EMPRENDER = COOPERAR PARA GANAR. (I)

12 razones para cooperar y abordar la difícil situación que atravesamos las personas emprendedoras

 

Las personas emprendedoras nos desenvolvemos en un entorno cambiante, lleno de oportunidades y amenazas, que nos obliga a la incesante búsqueda de ventajas competitivas que permanezcan en el tiempo, la creación de valor y el logro de un equilibro que nos consolide en el mercado.

 

La difícil coyuntura que atravesamos, la globalización, la vertiginosa velocidad de las nuevas tecnologías, la madurez de los mercados y su inestabilidad, nuevas capacidades y conocimientos… generan cambios en la forma de ser, hacer y parecer para competir, llevándonos a reorientar la forma de dirigir nuestros negocios y rediseñando, tantas veces como sea necesario, nuestra estructura, objetivos, estrategia, productos y servicios.

 

Esta necesidad de competitividad se verá dificultada si cada persona debe enfrentarse de forma solitaria a todos los retos y desafíos que se presentan. Se trata de un obstáculo que puede representar un desestímulo a su esfuerzo y provocar así un fracaso.

Hoy, competir adecuadamente no sólo depende de tus recursos y capacidades, sino también del tipo de relaciones que seamos capaces de establecer con otras personas, empresas y organizaciones, así como nuestra forma de COOPERAR con ellas y COEMPRENDER.

 

La crisis, afortunadamente, está favoreciendo el aumento de las relaciones de cooperación, estimulando el desarrollo de encuentros que faciliten el intercambio de experiencias, ideas, fines y trabajo. Este tipo de encuentros, también llamados de Networking, son probablemente la mejor y más eficaz herramienta para fortalecer la Competitividad, con la que se pueden establecer las formas más adecuadas para que la cooperación se manifieste con todo su potencial posible y se consigan alcanzar las metas planificadas por cada empresa, a futuro respaldadas por las sinergias de otros profesionales y empresas que, con similares objetivos, se complementarán de forma eficaz y competitiva.

 

Cooperar es un sencillo verbo de origen latino, “cooperari” cuyo significado, según el DRAE es “Obrar juntamente con otra u otras personas para un mismo fin”. Y un verbo tan sencillo, sin embargo, es a veces muy difícil de conjugar y, como cualquier actividad dirigida al negocio, tiene sus conceptos, herramientas y técnicas fortalecer la competitividad de las actividades empresariales y minimizar sus riesgos.

 

La cooperación puede tener diferentes orígenes pero, fundamentalmente, encontramos dos: por naturaleza y por funcionalidad.

 

Por naturaleza:

 

-1. Cooperación basada en la Complementariedad:

Cada parte aporta algo que falta a otra u otras: fabricantes de muebles, lámparas y cortinas, se unen para capta hoteles como clientes.

 

-2. Cooperación Gremial:

Productores del mismo sector, competidores entre sí, unen sus productos o servicios con el fin de conseguir una mayor y mejor oferta: dos negocios de informática amplían su Catálogo de equipos, programas, y potenciales clientes, ahorrando también grandes costes.

 

-3. Producciones Paralelas:

Un fabricante de americanas, otro de pantalones y un tercero de camisas, crean una colección con una nueva marca.

 

-4. Integración Vertical:

Una hilatura, una tejeduría y una fábrica de confección, se alían para obtener importantes economías por integración vertical de todo el proceso textil

 

Por su funcionalidad

 

-5. Cooperación para la Venta:

Dos negocios crean un website compartido dotado de una tienda virtual. Reparten gastos y aumentan el poder de atracción del sitio al unir los productos de ambos.

 

-6. Cooperación para la Distribución:

Dos o más negocios abordan un nuevo mercado reduciendo gastos de comercialización: una bodega de Tintos Jóvenes, otra de Crianzas y un elaborador de Patxaran, unen sus esfuerzos comerciales.

 

-7. Cooperación Tecnológica:

Empresas que unen parte de sus recursos para desarrollar una investigación costosa en colaboración con una universidad. Los resultados de la investigación, si triunfa es una patente a nombre de ambas de la que se reparten el área de aplicación.

 

-8. Cooperación para las Compras:

Varias empresas comercializadoras se unen para adquirir juntas los envases que utilizan. Obtienen excelentes condiciones de precio, servicio y forma de pago.

 

-9. Cooperación para Producir:

Empresas que se sitúan una a continuación de otra en la cadena de valor, cooperan para ofrecer un producto ensamblado en vez de los componentes sueltos.

 

-10. Cooperación financiera:

Una empresa, fuera de su región, coopera con otra empresa del destino con capital al 50%; una aportará Tecnología (lo que se fabricará) y la socia Mercado (conocimiento del mismo y clientes en activo).

 

-11. Cooperación de Administración:

Negocios que montan un servicio común para atender las necesidades comunes de Gestión, Recursos Humanos, Nóminas, Formación, etc.

 

-12. Informática:

Varias empresas crean un servicio central de informática y acceden a servicios comunes. El servicio básico es financiado por igual y, los desarrollos específicos, abonados en función de horas, materiales…