ES | EU


23 de junio de 2014


COOPERAR EN TIEMPOS REVUELTOS. COOPERAR PARA EMPRENDER = COOPERAR PARA GANAR. (II)

8 modelos de cooperación para abordar la difícil situación que atravesamos las personas emprendedoras

 

Los procesos de cooperación entre personas emprendedoras pueden ser muy variados; el principal ingrediente para su futuro éxito es, sin duda alguna, el convencimiento previo a establecer relaciones Ganar-Ganar. Es evidente que, nadie coopera para ir a peor o para perder pero, desafortunadamente, puede ocurrir si no atendemos esta mínima observación.

 

Para Co-Emprender, también es muy importante identificar adecuadamente el tipo de cooperación que mejor se adapte a las circunstancias de las partes y, como hemos visto anteriormente, ser conscientes de las razones que nos llevan a ponerla en marcha, bien sea por propia naturaleza o por motivo de su conveniente funcionalidad.

 

Así, realizaremos una cuidadosa selección del modelo a seguir, con el objetivo de poner en marcha aquéllos que posibiliten el fortalecimiento de la competitividad por medio de la cooperación. Veamos algunos de los más comunes:

1. Joint-Venture o empresa conjunta

Surge entre dos personas emprendedoras o empresas que, conjuntamente, crean una tercera para el desarrollo de una actividad.

 

2. Subcontratación

Una empresa encarga a otra parte o la totalidad de un servicio. Actúan como contratista y auxiliar o subcontratista pero, en muchos casos, además del simple compromiso de producción, pueden llevarse a cabo acuerdos de cooperación en el diseño, los procesos, la gestión de la calidad, etc.

 

3. Licencias

La licencia es una fórmula por la que un negocio, le permite a otro la posibilidad poder de utilizar sus derechos de propiedad industrial, a cambio de las correspondientes contraprestaciones económicas. Estos derechos incluyen las patentes, marcas comerciales, los diseños, el know-how, derechos de autor, etc.

 

4. Spin-off o enjambre

Este modelo surge cuando una empresa promueve, facilita y apoya la creación de otra a un equipo de personas trabajadoras integrantes de su propia plantilla, convirtiéndose en trabajadoras por cuenta propia y empresarias.

 

5. Franquicia

Es un acuerdo por el que un negocio cede a otros el derecho a comercializar o fabricar productos o servicios ya acreditados y exitosos, marcando las pautas convenientes y acompañando desde la puesta en marcha hasta el propio día a día.

 

6. Acuerdos básicos de cooperación

Alianzas en las que se abordan objetivos comunes que, frecuentemente, se sellan mediante el intercambio de acciones de forma testimonial (menos de un 5%)

 

7. Consorcios

Su objetivo es llevar a cabo trabajos o proyectos comunes en los que las partes mantienen su independencia y, a través de un órgano de coordinación, establecen estrategias y operativas conjuntas. Son fórmulas muy utilizadas para la exportación.

 

8. Redes

Es un tipo de cooperación que se caracteriza porque suelen contar con un elevado número de participantes y, a través de encuentros de networking, se provocan múltiples acuerdos y diferentes tipos de cooperación. También conectan personas emprendedoras con empresas consolidadas, entidades e instituciones.

 

Sea cual sea la razón por la que vayas a cooperar, analiza bien las necesidades y establece los objetivos a corto, medio y largo plazo, siempre encaminados a que tu emprendimiento se consolide y resulte competitivo. Por ultimo, sé positivo y no tengas miedo a establecer acuerdos con “la competencia”; seguramente, entre ambas partes un suméis el 0,000001% de cuota del mercado; entonces, ¿por qué no encontráis cómo cooperar y sumar esfuerzos para multiplicar resultados?

 

Visita cada semana UP Euskadi o suscríbete a su boletín informativo y conoce qué jornadas, eventos, cursos,.. pueden ayudarte no sólo a alimentar tu conocimiento sino, también a identificar personas y empresas para cooperar y coemprender.