Joana Videgain: “Creer que todo es posible, clave para emprender”

2 mayo, 2018
Joana Videgain Lizar

Su ama de Bizkaia y su aita de Lapurdi. Joana Videgain nació y creció en Baiona hablando euskera y su desinterés por la lengua del país vecino le llevaron a formarse en un colegio 100% francés: “Creo que esa inmersión en una cultura y un idioma que no dominaba, fueron detonador para las decisiones que he tomado a lo largo de mi vida…”

Sus inquietudes le llevaron a vivir en varios países, donde ha adquirido una experiencia vital que ahora desea compartir en Euskadi y, seguro que le sobrarán oportunidades para hacerlo. En su maleta no faltan excelentes y disruptivas ideas, metodología para acompañar buenos proyectos y pasión por todo lo que hace. El Emprendimiento Social es su mayor aliciente: “Me enamoré del concepto y a ello quiero dedicar el resto de mi vida…” J

 

Tus padres te ingresaron en un Colegio 100% francés y dices que ello condicionó tu futuro…

A los 11 anos pasé de un entorno muy familiar a otro extranjero; de repente me volví “la nueva, la extranjera”. Hasta hubo niños de mi aula que me preguntaban si en casa disponíamos de electricidad, cuántas ovejas tenía y en qué montaña vivía,.. pese a que en la realidad vivía a unas calles de sus casas. Desde ahí, decidí que tenia que ser portavoz de quienes no tenían voz o sufrían dificultades: dar la voz a quienes salen de “la norma” o son minoritarios…

¿Y a quién escuchamos más hoy en día? A la economía, a quienes tienen poder adquisitivo.
Por eso, a los 18 anos me fui a Paris para estudiar Business (Empresariales). Y desde entonces he estado viajando por el mundo: Paris, Rouen, Mexico, Monterrey, Budapest, Madrid, Managua y Houston!

 

Háblanos de esas primeras actividades, qué hiciste una vez finalizaste tus estudios.

El ultimo día de mi carrera, lloré. Quería ser estudiante de por vida y no tenia ni la menor idea de lo que quería hacer, así que busque oportunidades para trabajar en lengua extranjera y, como me gustaban las cifras, me reclutaron en Hungría de financiera. Como ‘controller’ no era mala, aprendí rápidamente y estaban muy contentos con mi trabajo pero, sentía que necesitaba más que eso; necesitaba dar un sentido a lo que hacía, tenia sed de conocer más cosas… Y como buena ‘milenial’ quería que lo que me diera de comer también tuviera un impacto positivo en el mundo. Con esa inquietud, con la primera oportunidad de la vida, viajé a México donde estudie la maestría y comencé como voluntaria en ‘Ashoka’, una ONG que apoya a emprendedores sociales. Ahí conocí el concepto de emprendimiento social y/o de impacto; o sea, emprender con el objetivo de mejorar la sociedad, el medioambiente, etc. Me enamoré del concepto y a ello quiero dedicar el resto de mi vida…J

 

En Managua y Ciudad de México, trabajaste con ‘Agora Partnerships’, una organización de apoyo al emprendimiento con impacto social

Así es. En Ashoka conocí a ‘Agora Partnerships’ y me invitaron a formar parte de su equipo de consultores para la aceleradora de negocios de emprendimiento social. ¡Fue una de las mejores experiencias de mi vida! Acompañe a varios emprendedores de Centroamérica y de México; desde escuelas para niños con autismo a organizaciones de apoyo a la comercialización de pequeños productores… Tenían muchas necesidades y muy distintas, como estrategias de modelo de negocio o financiación, pero al final lo que los emprendedores necesitaban era crearse un espacio de reflexión para definir lo que realmente querían: Eso nos pasa a todos, estamos tan absorbidos por el día a día que, pocas veces nos tomamos el tiempo para reflexionar sobre nuestras metas a cinco, diez o quince años y revisar como avanzamos.

 

Posteriormente viviste unos años en Houston; gran cambio tanto en el ámbito social como en el económico

De México me mude a Houston, que por suerte se encuentra a sólo 2 horas de vuelo desde DF. Allí conocí a gente con la misma inquietud y que justo comenzaban a crear ’Good Works Houston’, una ONG de apoyo a emprendedores sociales. También conocí a “serial entrepreneurs” y, al tiempo me invitaron a dirigir la Cámara de Comercio franco-Americana. Ha sido un trabajo increíble que me ha permitido explorar las conexiones entre grandes empresas y emprendedores, entre personas estudiantes y jubiladas, empleadas de grandes empresas y artistas. Mi rol también incluía el apoyo a empresas y a emprendedores franceses para implantarse en Houston. Me gusta ver la Cámara como un plataforma en la que entidades y empresas que nunca se conocerían, trabajan juntos para crear valor.

Una amiga ingeniera, me enseñó que mientras más complejo sea un sistema, cuantas más conexiones creamos entre puntos, mas resistente acaba siendo… Me parece que es muy cierto en los negocios y, todavía mas importante para la gente emprendedora donde la falta de recursos puede sustituirse por una red de apoyo; clientes, proveedores, inversores, instituciones y mentores que van a poder aportar inteligencia y Red. Cuanto más fuertes son las relaciones que se crean, mas resistente será la empresa.

 

¡Ideas muy interesantes! ¿Y qué más has aprendido en estos últimos anos? Llevas apenas unas semanas aquí y, lo primero que quieres conocer es el ecosistema emprendedor. ¿En qué consideras que puedes serle útil?

Me siento muy agradecida por haber conocido varios ecosistemas de emprendimientos: Houston, México, Nicaragua y, ahora me toca aprender lo mejor: el ecosistema de mi tierra!

Aprendí muchísimo en estos últimos anos! Y los podría resumir en tres frases

  • Everything is possible
  • Fail fast
  • It’s all about people

 

Everything is possible!
Siento que la cultura europea, en general, nos enseña siempre a poner limites; desde la escuela nos dicen “que no somos capaces, que no podemos hacer esto o aquello…” Y los europeos nos ponemos muchas barreras mentales que nos impiden avanzar porque admitimos esos erróneos preceptos sin cuestionarlos.

Al revés, en México y Estados Unidos, se tiene el sentimiento de que siempre se puede ir mas allá y, si encuentras obstáculos, tienes que aprender a rodearlos o saltarlos. Por esta actitud, ¡la gente sueña en grande! Pienso que creer que todo es posible es clave para emprender.

 

Fail fast!
Nunca he metido tanto la pata como en estos últimos anos: He cometido mil errores y he aprendido muchísimo de ello. El “fracaso” ha sido una herramienta de aprendizaje muy importante… Quien no intenta, no fracasa. Al final, lo importante es aceptar que te equivocaste y corregir rápidamente. Esa humildad y cuestionamiento son esenciales para ir avanzando.

Unos amigos mexicanos han creado el “Instituto del Fracaso” y las ‘fuck up nights’ que ahora se celebran en mas de 200 ciudades de todo el mundo. El concepto es que la gente presenta sus experiencias de fracasos en publico y lo que ha aprendido de ello: ¡Suele ser MUY divertido!. Sobre todo, ayuda a que como sociedad también aceptemos el fracaso como parte de la vida.

 

It’s all about people!
El éxito solo vendrá de una colaboración exitosa. Como antes lo he mencionado respecto al sistema complejo, no creo que sea posible trabajar en “silos” a largo plazo. Conocer, entender y apoyar a los colaboradores es clave. Todo el mundo se despierta con inquietudes distintas cada mañana, y entender cuáles son las prioridades de esas personas es clave para sacar lo mejor de cada quien. ¡Y a todo el mundo le encanta que alguien mas se preocupe por ellos!

 

Y yo tengo una debilidad para la gente emprendedora: ¡Me encanta trabajar con ellos! En general, son gente con mucha energía, ideas y positivismo,.. Y al estar cerca, también te llenas de esa energía positiva. Además, ¡es tan adictivo (o más) que el chocolate! Y por eso me gustaría conocer a emprendedores de la zona para ver cómo les puedo apoyar…

 

¡Sí, cuéntanos de qué forma consideras que puedes apoyar a las personas emprendedoras!

Por ejemplo, acompañando en estrategias de modelo de negocio: Trabajo con varias herramientas, como el ‘lean startup’, ‘business model canvas’, etc. Como soy financiera de formación, puedo aportar mucho en la creación y mantenimiento de modelos financieros.

Y por supuesto, en todo lo relacionado con las estrategias de internacionalización, especialmente a Francia, México y Estados Unidos. También, si alguien quiere ir a buscar oportunidades o vivir en aquellos países, yo estaría encantada de poder apoyar.

También estoy en el proceso de entender el ecosistema del emprendimiento vasco, que no tiene nada que ver con México o Houston. Hay muchas instituciones publicas de apoyo y acompañamiento de las personas emprendedoras; sin embargo, allá todo ese proceso es privado.

 

Identificar problemáticas de la Sociedad y trabajar por encontrar soluciones, es una muy buena oportunidad para emprender… Pero no es fácil. Has conocido numerosas experiencias de éxito y fracaso; quizá puedas mencionar algunas que puedan servirnos de referencia.

¡Hay tantos ejemplos buenos! Yo creo que hay que analizar las dificultades que vives ell día a día. Por ejemplo, en la ciudad de México, unos amigos se quejaban del trafico y de la contaminación. Partiendo de esta ralidad han creado Econduce, un sistema de ‘scooters’ eléctricos que te permiten llegar mas rápido y sin contaminar.

Otros que trabajaban con pequeños agricultores, se dieron cuenta que había muchos organismos que trabajaban en este ámbito pero, sin conocerse muy bien. Los agricultores no tenían información básica para comercializar a grandes clientes como WalMart y, además, las grandes cadenas no sabían como trabajar y comprar a pequeños productores… Así crearon la plataforma Nuup, que conecta las diferentes entidades (Instituciones financieras, ONGs, Empresas compradoras) para lograr que los pequeños productores logren vender mejor sus cosechas.

También tengo ejemplos de otros emprendimientos con los que trabajé y que desafortunadamente fracasaron pero, la mayoría de estas personas emprendedoras siguen con otros proyectos más fuertes y sólidos que tienen por objetivo resolver necesidades sociales.

Y a ti que ahora me lees, ¿qué es lo que te molesta del día a día? …¿Cuál podría ser una solución para resolverla? Podrían ser cosas muy sencillas y, también soluciones más elaboradas. Lo importante es dar el paso y no tener miedo a fracasar; no siempre acabas con el proyecto inicial… J

 

¿Desde tu visión exterior, cuáles crees que son las principales fortalezas de Euskadi?
¿Consideras que es un buen país para invertir, para emprender, para trabajar… para vivir? 

Todavía tengo mucho que aprender pero, desde una visión externa, Euskadi tiene muchas fortalezas:

  • Yo creo que la colaboración es clave y, pocas culturas son tan colaborativas como la vasca. La capacidad que tiene el País Vasco de crear clusters es única.
  • Es una población muy capacitada con empresas y universidades de prestigio mundial. Además, aquí tenemos una fama de ser muy trabajadores.
  • Atractivo culinario y turístico: La mayoría de los conocidos de Houston me tenían envidia por venir a vivir aquí, dada nuestra afamada cocina, las montañas, el mar, la cultura, los deportes,.. A lo mejor nos sobra un poco de lluvia; esto es clave para atraer a capital y gente.

Visita el perfil de Joana en Linkedin.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow