Tecnologías de los videojuegos aplicadas a la Industria 4.0, nuevo espacio de oportunidad para las empresas vascas

11 mayo, 2017

La compañía Virtualware ofrece herramientas de supervisión de máquinas, visualización de datos y capacitación de profesionales basadas en las tecnologías de los videojuegos

Hace cuatro años eran muy pocas las personas que podían prever que las tecnologías ligadas a los videojuegos se iban a convertir en parte fundamental del concepto de Industria 4.0. Aunque ya existían numerosos simuladores o ‘serious games’, que se utilizaban en diferentes ámbitos como la simulación de pilotaje de vehículos o aviones, su aplicación en los procesos industriales era algo que no se contemplaba.

 

Los años han pasado y otras tecnologías más veteranas como la realidad virtual o la realidad aumentada han entrado de lleno en las factorías. De forma paralela, se han desarrollado nuevos conceptos como la gamificación aplicada a la formación de trabajadores y, todo ello, ha tenido como resultado nuevos modelos de negocio y una reorientación hacia la Fabricación Avanzada de muchas empresas que nacieron para crear videojuegos de ocio y apps.

 

Euskadi es un claro ejemplo de esto último. Once compañías forman parte del BasqueGame Lab, un laboratorio recientemente inaugurado en el Mercado del Ensanche de Bilbao, en el que muestran sus desarrollos relacionados con los videojuegos, pero destinados a su aplicación en el sector industrial. Una de estas empresas es Virtualware, posiblemente una de las firmas que más experiencia ha acumulado en los últimos años en el desarrollo de productos de realidad virtual o realidad aumentada para sectores como la salud, el turismo o la industria. Desde la localidad vizcaína de Basauri han ido creciendo y expandido sus oficinas a México, Colombia o Chile.

 

Unai Extremo es el CEO de Virtualware y uno de los socios fundadores de la compañía. Recuerda el contexto en el que la empresa decidió embarcarse en el desarrollo de ‘serious games’ para el sector productivo: “Hace cuatro años realizamos una reflexión interna sobre qué podíamos aportar a la Industria 4.0 a través de nuestra tecnología y nuestra experiencia en campos como la realidad aumentada, la realidad virtual y las tecnologías inmersivas. Estuvimos viendo el potencial que tenían estas tecnologías y desarrollamos diferentes tipos de productos o soluciones que pueden ayudar en el ámbito industrial”. “En la actualidad, creemos que la transformación digital en la industria va a ser clave. Estamos en un momento de digitalización en el que los procesos industriales están generando mucha información y nosotros hemos desarrollado herramientas que permiten aportar valor a esos datos. Todavía estamos pilotando o testando este tipo de herramientas y es posible que algunas no sean del todo válidas. Puede ser que haya ciertos desarrollos que desaparezcan porque no agreguen el valor esperado, pero con el tiempo vendrán otros. Con todo, lo que sí estamos notando es que las empresas quieren probar todo lo que tiene que ver con realidad virtual y aumentada”, apunta el CEO de la compañía vasca.

 

Fábricas virtuales

En la actualidad, Virtualware está trabajando en diferentes ámbitos relacionados con supervisión de máquinas, tecnologías de visualización de datos y capacitación de profesionales. “Nos centramos en tres ámbitos en lo que tiene que ver con la Industria 4.0. Por una lado, implementamos soluciones para la visualización de datos. En la fabrica cada vez se generan más datos, más información de los procesos, y existe una mayor necesidad por parte de los responsables de producción de poder tomar decisiones de una manera adecuada, sencilla y rápida. En este sentido, hemos desarrollado tecnologías de visualización e interacción avanzadas basadas en realidad aumentada en fábrica para que los supervisores en planta puedan ver en tiempo real cómo está su producción, cómo están funcionando sus máquinas y que esa información o datos estén conectados a los sistemas de gestión ERP para ofrecer soluciones en tiempo real. No realizamos inteligencia sobre datos o ‘big data’. Simplemente nos conectamos a las máquinas, capturamos la información y hacemos visualizaciones interactivas, más intuitivas, que permiten adoptar decisiones rápidas. También hemos creado sistemas ‘Twin factory’ o plantas gemelas virtuales, que nos permiten conectarnos en remoto desde cualquier parte para ver qué está ocurriendo”.

 

“Otro de los ámbitos en el que estamos trabajando es en la capacitación de los trabajadores. En la Industria 4.0 cada vez son mayores las necesidades de formación y capacitación de los operarios en planta. Cada vez tienen que utilizar más tecnología y nosotros les ofrecemos sistemas de realidad virtual y aumentada para que aprendan, de manera sencilla, su manejo. Por ejemplo, en las factorías son muy frecuentes las células de fabricación para realizar un proceso determinado. Nosotros somos capaces de diseñar células de fabricación virtuales. Replicar las células físicas para que el trabajador pueda aprender o practicar el manejo de una máquina es costoso y hace falta disponer de personas capacitadas para impartir los cursos de capacitación. Gracias a las células de fabricación virtuales, podemos recrear de manera virtual el mismo entorno, las diferentes máquinas o robots y ofrecer esa información de una manera interactiva sin que haga falta que ningún experto esté con el trabajador. El ahorro en costes es grande y la formación es muy completa”, asegura Extremo.

 

La realidad aumentada también tiene usos más que interesantes en aspectos como el mantenimiento de las máquinas. “Estamos desarrollando proyectos relacionados con la asistencia inteligente a los sistemas de mantenimiento mediante técnicas de realidad aumentada o virtual para asistir de manera avanzada a operarios. Por ejemplo, gracias a dispositivos como Hololens, unas gafas de realidad mixta desarrolladas por Microsoft, un experto puede guiar de forma remota, desde cualquier parte del mundo, a un operario en tareas de reparación o mantenimiento de una máquina, con el ahorro de costes que ello supone. Gracias a estos sistemas, tanto el experto remoto como el operario pueden visualizar la máquina y sus puntos críticos al mismo tiempo, lo que permite la asistencia avanzada de cualquier operación”, explica el responsable de Virtualware.

 

Tecnologías más baratas

Las empresas vascas, pero también las de otros mercados del mundo en los que trabaja Virtualware, como México o Colombia, tienen cada vez más claro que la aplicación de nuevas tecnologías en los procesos industriales van a permitir mejoras en la calidad de los productos, abaratar los costes de producción y contar con trabajadores más preparados para afrontar los retos que supone la digitalización. En apenas tres años, los responsables de las empresas han dejado de considerar la realidad virtual o aumentada como tecnologías solamente para el ocio según reconoce Unai Extremo: “Llevamos años notando que acercarse al entorno industrial con discursos de tecnologías relacionadas con la gamificación, videojuegos o realidad virtual es más sencillo. Por una parte, tenemos evidencias de que este tipo de tecnologías bien aplicadas en el sector industrial pueden agregar valor. La realidad aumentada es muy relevante en este sentido. Por otra lado, en este tiempo ha habido un ‘boom’ de informaciones y casos positivos de uso de la gamificación, la realidad virtual y la realidad aumentada. A esto hay que sumarle un abaratamiento muy grande en los últimos meses del equipamiento tecnológico necesario para poder desarrollar proyectos. Hoy es muy común que en un evento sobre Industria 4.0 se hable de la importancia de la realidad aumentada o la realidad virtual”.

 

En este contexto de dar a conocer, aún más si cabe, las posibilidades de las tecnologías de los videojuegos en el sector industrial ha nacido recientemente BasqueGame Lab. Impulsado por la asociación de empresas de videojuegos vascas, BasqueGame, que preside el propio Unai Extremo, y el Clúster GAIA, su objetivo es acercar a las empresas casos de éxito relacionados con los ‘serious games’ la realidad virtual o aumentada o la gamificación. “Queremos mostrar como la aplicación de estas tecnologías puede generar valor en determinados ámbitos industriales. BasqueGame Lab nace con la idea de ser un espacio en el que las compañías que todavía no se han acercado a estas tecnologías puedan descubrir casos de empresas como la suya que ya los están aplicando y conocer su experiencia”, incide el CEO de Virtualware.

 

La tecnología de los videojuegos aplicada a la Industria 4.0 es un nuevo espacio de oportunidad para las empresas vascas. Se pudo comprobar en la pasada edición de la Hannover Messe, en la que el estand del Gobierno Vasco invitó a cinco de estas compañías para mostrar en el principal escaparate internacional del sector los desarrollos que se están realizando y posicionar a Euskadi como un referente en este ámbito.

 

 

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow