Nuevas tecnologías para la gestión y la formación de empleados

21 octubre, 2017

Gestionet apuesta por la Industria 4.0 aplicando la tecnología a los procesos de contratación, formación, gestión y fidelización de los trabajadores

 

Estamos acostumbrados a asimilar Industria 4.0 a la integración de nuevas tecnologías en los procesos de fabricación. La aplicación de robots, analítica de datos, inteligencia artificial, fabricación aditiva, sensórica, espacios ciber-físicos, etc., parece que está dirigida de forma inexorable a la optimización de los sistemas de fabricación, pero no nos podemos olvidar de otros aspectos en los que las tecnologías emergentes están ayudando al sector industrial. Un claro ejemplo es la búsqueda de nuevos modelos de negocio gracias a la servitización y también está adquiriendo cada vez más relevancia la utilización de herramientas tecnológicas para mejorar la formación y la capacitación de los trabajadores.

 

Otro nicho de negocio en auge es el de la aplicación de TICs en los procesos de contratación de empleados y en la propia gestión de las plantillas. La compañía Gestionet, con sede en Erandio y con oficinas en Colombia y en Perú, lleva más de 15 años en el mercado desarrollando herramientas para que las personas interioricen los valores de las empresas de una manera amigable utilizando entornos multimedia. Una primera línea de trabajo está orientada a la creación de simuladores para la formación de trabajadores en áreas como el medio ambiente o la eficiencia energética, mientras que un segundo nicho se centra en aplicar tecnologías de gamificación para labores de ‘marketing’, comunicación externa, fidelización de clientes o en recursos humanos.

 

Un ejemplo de uno de los últimos trabajos de Gestionet ha sido el desarrollo de una plataforma virtual en formato de juego (gamificación) en el que las personas que querían optar a un puesto de trabajo en una de las tiendas de la multinacional francesa Kiabi tenían que afrontar distintos retos. “A través de diferentes pruebas de este juego, nuestro algoritmo es capaz de detectar determinadas competencias laborales y filtrar a los candidatos adecuados para un determinado puesto”, explica Daniel González, director Creativo y de Proyectos de Gestionet. “Kiabi nos definió seis características que deberían de tener los candidatos y nosotros fuimos capaces de detectarlas gracias a su interacción con un juego que dura 20 minutos en el que hay que realizar determinadas actividades. Gracias a este desarrollo conseguimos filtrar 400 candidatos de un total de 5.000 que se presentaron. Esos 400 han realizado pruebas presenciales. Nuestra tecnología, en la que se mezclan ‘big data’, inteligencia artificial y videojuegos, ha permitido reducir mucho el trabajo al departamento de Recursos Humanos”.

 

Optimizar las plantillas

Más allá de este ejemplo, desde hace tres años en Gestionet también han reorientado su negocio hacia la Industria 4.0 pensando en la mejora de los trabajadores y la optimización de plantillas. Es el caso del proyecto desarrollado para la empresa Schaeffler de Elgoibar, como detalla Iñigo Ocariz, responsable del Departamento Comercial: “Esta compañía tiene distintas líneas de producción y trabajadores que tienen capacidades para manejar diferentes tipos de máquinas. Cada día, los empleados pierden bastante tiempo porque no saben en qué máquina o en qué línea les va a tocar trabajar. Las necesidades cambian cada día en función de la producción o la demanda de envíos. Nosotros hemos desarrollado una herramienta que es capaz de automatizar el proceso de asignación de trabajo el día antes, en función de las necesidades, utilizando inteligencia artificial. Esta herramienta asigna a cada trabajador su función cada día y le manda la información a su teléfono móvil, de tal forma que al llegar a la fábrica ya sabe a dónde tiene que dirigirse sin que se produzcan pérdidas de tiempo”.

 

Otro caso de éxito de Gestionet es un ‘software’ para la organización de cambios de turnos. “Generalmente en una empresa, cuando un empleado necesita cogerse un día libre tiene que comunicarlo al responsable de su área, este lo traslada al departamento de Recursos Humanos y allí ven qué trabajador puede sustituirlo, si es que posible. Nosotros hemos creado una ‘app’ para teléfonos móviles en el que el trabajador puede solicitar un día libre y, automáticamente, la aplicación le ofrece información sobre qué compañero le puede cubrir. Tras acordar con él esa sustitución, la propia ‘app’ traslada al departamento de Recursos Humanos la petición y la alternativa de sustitución y ellos se encargan de decidir si es viable el cambio o no. Gracias a ella, se ahorra mucho tiempo en burocracia”, recalca Ocariz

 

Patrones de comportamiento

Gestionet tiene en su porfolio de clientes a grandes empresas de nuestro entorno (como Banco Santander, BBVA, Iberdrola, Renfe, Armani, Ferrovial, Eroski, FNAC, Caixa Bank,…) y otras de Latinoamérica, gracias a las oficinas que mantiene en Colombia y Perú. Es el caso de Unilever, una compañía con 9.000 empleados en la que han desarrollado una plataforma interactiva para conocer el estado de ánimo y la motivación de sus trabajadores. “Se trata de un red social en formato gamificado en la que los empleados interactúan entre sí con ‘chats’, foros y juegos. Se plantean preguntas y problemas y los propios usuarios ofrecen posibles soluciones a sus jefes o compañeros. Observando esa manera de interactuar, patrones de comportamiento y gracias a la inteligencia artificial, somos capaces de analizar el estado de ánimo de las personas o su vinculación con la empresa. Esto para los responsables de Recursos Humanos es muy importante porque en Latinoamérica las personas tienen otra cultura respecto al trabajo y no existe tanto apego o vinculación como sucede aquí. Allí es normal que un empleado deje su trabajo o no vaya a trabajar un día. Gracias a esta plataforma es posible detectar esa falta de interés por seguir en la empresa y adoptar las medidas que sean más adecuadas”, relata Daniel González. Esta aplicación de tecnologías para la supervisión de empleados puede causar ciertas reticencias y se asemeja, en cierto modo, a lo que pudimos ver en la película ‘El Círculo’ (James Ponsoldt, 2017), pero tiene sin duda un valor intrínseco para los responsables de las compañías.

 

Desde Gestionet van a seguir ahondando en las posibilidades que las tecnologías relacionadas con la gamificación y la simulación ofrecen en la mejora de los trabajadores, aunque reconocen que quizás todavía falta algo de madurez en muchas empresas. “Vemos que la industria es algo reticente en este tipo de cuestiones. Percibimos que gran parte de esas reticencias están motivadas por los conocimientos digitales que creen que tienen los trabajadores de taller. Creen que estas personas pueden tener problemas a la hora de manejarse con las nuevas tecnologías. Nosotros creemos que no, que están perfectamente capacitadas para utilizar herramientas tecnológicas de estas características”, incide Iñigo Ocariz, responsable del Departamento Comercial de Gestionet.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow