La desconocida seguridad jurídica que debemos tener en internet

13 enero, 2016

Una jornada del Grupo SPRI muestra lo que se debe hacer para evitar sanciones cuando se lanza cualquier plataforma en la red. El experto Jorge Campanillas advierte de que hay que registrar las marcas para vender productos y servicios, cumplir la ley de protección de datos y explicitar claramente las condiciones de contratación.

La seguridad jurídica es una de las grandes desconocidas en el desarrollo de internet, como se ha constatado en una jornada organizada por el Grupo SPRI, la agencia vasca de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, en el Polo de Innovación Garaia en Mondragon. Hay que registrar las marcas para vender productos y servicios, cumplir la ley de protección de datos, explicitar claramente las condiciones de contratación e incluso saber que las promociones comerciales masivas deben realizarse con direcciones ocultas.

El experto en seguridad jurídica en Internet Jorge Campanillas ha protagonizado la jornada, eminentemente práctica, en la que ha incidido en que el conocimiento de los aspectos jurídicos que afectan a cualquier proyecto web es vital para un buen funcionamiento en el mercado.

Campanillas, abogado fundador del despacho Iurismatica, ha puesto un ejemplo ilustrativo. “¿Se puede vender de todo? Una señora gallega registró ante notario que el Sol es suyo y trató de vender parcelas del Sol a través de la plataforma de pago EBay  pero EBay le cerró. Lo que vine detrás de esto son las condiciones de uso de una plataforma y el abuso de los titulares de la plataforma”.

El experto ha expuesto las dudas que existen cuando se quiere comercializar un producto por internet, relacionadas con la manera de protegerlo o evitar ser copiado. Ha asegurado que antes de lanzar cualquier producto por internet hay que registrar la marca. “Es muy caro protegerlo en todo el mundo. Pero en la Unión Europea, si se puede tener, pagando 900 euros en tasas, una protección de la marca”. Cualquier plataforma en la red tiene que cumplir la normativa del país, la del comercio electrónico, protección de datos, la de consumidores y usuarios y la de propiedad intelectual, ha añadido.

“Es importante la elección de la plataforma porque tiene gran relevancia donde están mis datos y las condiciones que me imponen. Y si es una plataforma propia, el acuerdo que tenemos con los desarrolladores. Una web es como una casa, debe estar todo bien regulado”.

Requisitos mínimos

Jorge Campanillas ha señalado que las webs que no se dedican a la compraventa necesitan cumplir igualmente una serie de requisitos. “Debes tener tu dirección, datos de contacto, registro mercantil o de asociaciones, o sea quién está detrás. Ha habido alguna multa por no tener estos datos. Y además el aviso legal+copyright”.

La jornada ha abordado también el uso de las cookies. “Si usas cookies técnicas no pasa nada pero si utiliza google analytics, se tienes que cumplir con la normativa de cookies que obliga a ese banner que informa y pide el consentimiento y además informar que cookies utiliza”. Aunque muchas veces se cargan ya las cookies antes del aviso, el experto ha incidido en que es necesario primero el previo consentimiento del usuario de esa web.

El almacenamiento de datos es otro gran desconocido para muchos. Campanillas señala que las empresas europeas deberían tener sus servidores en el continente pero si los tienen fuera de Europa deben hacer una transferencia internacional de datos para cumplir con la ley.

Ha alertado de que otra infracción es enviar un e mail con direcciones de otras personas sin copia oculta. “Las campañas de promoción comercial a través de wasap o email tienen que tener consentimiento de los destinatarios de las comunicaciones y también en telemarketing”.

El experto ha incidido en que, en la compraventa y contratación de productos y servicios, el cliente puede devolverlos sin indicar el motivo ninguna condición en 14 días y debe haber una garantía mínima de dos años. A modo de resumen ha resaltado que, para una correcta seguridad jurídica, una web de compraventa debería tener aviso legal, política de cookies, política de privacidad, condiciones de contratación (incluido formulario de desistimiento) y copyright. Asimismo, ha agregado, “debe contar con medidas de seguridad. Ante un agujero de seguridad, la normativa nos exige que informemos a la Agencia de Protección de Datos”.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow