Experiencias de digitalización en grandes empresas vascas

miércoles, 11 de octubre de 2017

deusto-debate
Un momento de la jornada.

Responsables de CAF, Petronor, Siemens-Gamesa, Kutxabank y Tecnalia debaten sobre su relación con la digitalización y la Industria 4.0

 

Cuatro de las principales empresas vascas; CAF, Petronor, Kutxabank y Siemens-Gamesa; además del centro tecnológico Tecnalia, expusieron su experiencia en el ámbito de la digitalización y la Industria 4.0 en una mesa redonda organizada por la Universidad de Deusto y Accenture. Los responsables de estas compañías relataron cuáles fueron los motivos que les impulsaron a llevar a cabo la transformación digital de algunos de sus procesos y cuáles son los retos y las necesidades que observan de cara al futuro.

 

Desde CAF, su director Técnico Corporativo, Eduardo Gálvez, recalcaba que hace dos años iniciaron un diagnóstico de la situación para observar su grado interno de digitalización: “Vimos que dentro de nuestra empresa había muchas iniciativas, proyectos y aplicaciones de tecnologías digitales de Industria 4.0, pero no estaban introducidas en nuestros productos ni se abordaban en la parte de producción. Convivían sistemas de diseño digital complejos con otros obsoletos. Estaba todo bastante desorganizado, muy poco integrado y bastante fragmentado. Las diferentes iniciativas nacieron por pura inercia de necesidad de desarrollos tecnológicos en áreas determinadas”.

 

Una vez detectados los diferentes proyectos, desde CAF se impulsó un plan general de adecuación de la compañía hacia la digitalización de forma más integrada. “Centramos nuestro punto de partida en tres áreas y dos soportes: digitalización de productos, digitalización de procesos de gestión de información y procesos físicos y un tercer área es la apertura a nuevos modelos de negocio. Todo ello asegurando dos soportes: la buena gestión de la ciberseguridad y la creación de una base tecnológica que haga progresar este proceso”, exponía Eduardo Gálvez. Para el responsable de CAF, las empresas necesitan desarrollar una hoja de ruta para la digitalización y saber qué tecnologías se pueden aplicar a su sector y tener un impacto sobre su negocio.

 

Fernando Martínez Jorcano Eguiluz, director general Corporativo de Medios de Kutxabank, ponía en valor la necesidad de que las entidades financieras apuesten por la digitalización ya que la tendencia de los clientes ha cambiado y prefieren realizar operaciones a través de herramientas ‘online’: “Ahora mismo el cliente domina el proceso. Puede elegir dónde, cuándo y  cómo va a interactuar con nosotros. Antes tenía que acudir a una oficina, pero ahora puede realizar operaciones financieras en cualquier dispositivo, sea un ordenador, una tableta o su teléfono móvil”.

 

Definir estrategias

Según datos de Kutxabank, el 35 por ciento de sus clientes son de perfil digital. “En seis meses hemos tenido 40 millones de accesos a la banca móvil. En los cajeros no hay esas cifras. La contratación de productos en banca móvil ha crecido un 60 por ciento en los últimos 6 meses. Y otro dato importante de esta tendencia digital es que en los últimos dos años hemos contribuido al cuidado medioambiental mediante la eliminación del envío de 12 millones de cartas de papel a nuestros clientes. Gracias al correo electrónico, hemos evitado ese perjuicio medioambiental”, destacaba Fernando Martínez .

 

Petronor es una compañía que ha tenido que adaptarse a los cambios importantes que ha vivido su sector en los últimos años. Desde el año 2009 han cerrado 29 refinerías en toda Europa, el 25 por ciento del total, y esto ha obligado a la empresa a adaptar su producto, su producción y sus modelos de negocio, sin perder de vista conceptos como la digitalización y la Innovación. “En octubre de 2016 pusimos en marcha Petronor Innovación para canalizar todos los proyectos de innovación que se estaban desarrollando en nuestro seno. Tenemos que conseguir que la refinería siga siendo eficiente, pero sin descuidar otros proyectos o modelos de negocio que podemos llevar a cabo. Hay que definir una estrategia y, lo que es casi más importante, saber aterrizar esa estrategia en planes concretos”, enfatizaba Ainhoa Regil, directora de Digitalización en Petronor Innovación.

 

En el caso de Siemens-Gamesa, el proceso de digitalización llegó como una necesidad y casi sin darse cuenta como explicaba su director Industrial de Nacelles, Gorka Villa Solchaga: “El sector de las renovables nació con un carácter local. Tras actuar en un mercado tradicional llegó el momento de salir al extranjero. Eso aumentaba la complejidad de producto ya que los clientes eran diferentes y tenían necesidades distintas. Esto nos obligaba a aplicar un alto nivel de customización de los productos. Sin darnos cuenta, entramos en un proceso de digitalización para poder gestionar nuestro negocio y nuestros clientes. La digitalización la entendemos como una necesidad y una oportunidad”.

 

Por su parte, desde Tecnalia, el director de la División de Tecnologías, Joseba Laka, ponía en valor la aportación de los centros tecnológicos para ayudar a las empresas a encontrar las soluciones más adecuadas para sus procesos de digitalización: “Cualquier empresa que tenga una inquietud, sea del mundo de las TIC, más tradicional o relacionada con servicios financieros, trabajaremos con ella para encontrar una solución a sus demandas que sea viable”.

Colaboración

En Tecnalia también quisieron destacar la relevancia de trasladar estos procesos de colaboración con las pymes que estructuran la mayoría del sector empresarial e industrial. “Debemos de mantener un equilibrio entre los servicios que ofrecemos para las empresas tractoras y los que hacemos para las pymes. Es muy importante fomentar la colaboración entre empresas de diferente tamaño y, al mismo tiempo, impulsar el intraemprendimiento para ayudar a ‘startups’ con modelos de negocio innovadores a que puedan desarrollarse”, según Joseba Laka.

 

Este aspecto de la colaboración entre empresas, centros tecnológicos, administraciones y centros de educación también fue valorado positivamente por  Eduardo Gálvez de CAF: “Para nosotros, la colaboración entre diferentes agentes es una auténtica palanca. A través de nuestra participación en proyectos como Basque Industry 4.0 y BIND 4.0 hemos desarrollado iniciativas con ‘startups’ centradas en campos como la realidad virtual, la realidad aumentada, la visión artificial o la electrónica modular. Es una forma de apoyar y traccionar a esas ‘startups’ y, al mismo tiempo, nos viene muy bien para tener un conocimiento de esas tecnologías y saber si pueden tener su aplicación en nuestros procesos”.

 

“No nos quedemos solo en el objetivo de la tecnología. Podemos poner un robot en una planta, pero si no tenemos capacidad de mantenerlo y desarrollarlo no sirve de nada. Los proyectos tienen que compaginar el cocimiento propio industrial que tenemos con la capacidad de detectar nuestras necesidades. Y para estos diagnósticos  de alto nivel nos tienen que ayudar nuestros ‘partners’. Ni podemos hacer solo lo que tenemos delante, ni hacer solo lo que nos dicen los gurús. Otro pilar fundamental son los clientes. Si sabemos lo que realmente quieren los clientes podemos adaptar las prestaciones, la calidad y los costes. También hay que crear espacios de encuentro con nuestra competencia y suministradores. Todo ello nos ayudará a avanzar”, remarcaba el director Técnico Corporativo de CAF.

 

Siemens-Gamesa también apuesta porque cada empresa formalice planes de digitalización centrados en sus necesidades y capacidades. En su caso, han prestado especial atención a los procesos de diseño de producto, ERP, explotación y analítica de datos. “Tenemos que tener en cuenta la complejidad de nuestro producto y las necesidades de los clientes de todas partes del mundo.  Contamos con 25.000 empleados repartidos en todo el mundo y suministramos parques a clientes en todo el mundo. El año pasado fabricamos más de 3.400 turbinas que se entregaron a 150 proyectos distintos en más de 30 países. Esto supone una alta complejidad logística y tener controlado el flujo de información es vital. Los clientes nos demandan cada vez más información. La integración con Siemens, uno de los líderes mundiales en digitalización, es fundamental para seguir innovando y dar pasos en todo lo relacionado con Industria 4.0”, explicaba Gorka Villa.

 

Tendencias tecnológicas

En un sentido similar se expresaba Ainhoa Regil de Petronor Innovación: “Petronor innovación quiere favorecer la colaboración con el resto de agentes. Colaboramos con BIND 4.0 y otros programas de Basque Industry 4.0. Hemos desarrollado conjuntamente proyectos piloto y líneas de trabajo para la optimización de procesos empleando tecnología ‘cloud’ y ‘open source’. Por otra parte, también es fundamental saber movilizar y articular el conocimiento interno desde la propia organización. Es muy importante tener una idea clara de la parte del negocio propio que interesa mantener y la parte de negocio que debe de crecer y evolucionar”.

 

Kutxabank también ha querido poner el foco en la necesidad de articular estrategias de transformación digital, pero sin olvidar otros modelos de negocio más tradicionales y todavía válidos. “Hemos realizado una aproximación metodológica sobre nuestra estrategia digital con diferentes líneas de actuación mirando al futuro. Hemos hecho muchos lanzamientos de banca móvil, hemos introducido la identificación con con huella dactilar, pagos con móvil…y ahora estamos embarcados en nuevos proyectos como renovar la plataforma de ‘analytics’, un piloto de ‘boarding’ digital para captar nuevos clientes sin presencia física, pruebas de concepto de  ‘blockchain’ para la identificación de clientes, migración a una ‘cloud’ híbrida…pero todo ello sin olvidar que tenemos clientes de todas las edades y de distinto perfil.

Somos conscientes de que hay muchos clientes analógicos y no los puedes apartar e ir solo a lo digital”, incidía Fernando Martínez.

 

Por último, para Tecnalia una de sus mayores preocupaciones es estar al tanto de todas las tecnologías que se están desarrollando y descubrir cuáles de ellas pueden suponer una mejora para el sector empresarial. “Observamos lo que se hace en el ámbito internacional desde el punto de vista tecnológico y lo que está ocurriendo en otros lugares del mundo y en otras escalas temporales. Tenemos una obsesión por la aplicabilidad de estas tecnologías mañana mismo, porque si no, no podremos trasladar a las empresas su valor. Hay que tener olfato para definir dónde ponemos nuestras apuestas de desarrollo tecnológico y para eso necesitamos el ‘input’ de las empresas y la universidades. Vemos mucho futuro en la posibilidad de aplicar técnicas de ‘deep learning’, vaticinaba Joseba Laka.

Artículos relacionados
También te puede interesar