El Gobierno Vasco presenta un Plan de Industria 2017-2020 que atiende el nuevo paradigma de la industria 4.0 y responde a las necesidades presentes de las pymes

16 octubre, 2017
La consejera Arantxa Tapia, en la presentación.

Este plan apuesta por una Euskadi más industrial en lo cuantitativo y cualitativo, con un tejido empresarial que compita en el nuevo paradigma de la industria 4.0. El plan incide en la necesidad de sensibilizar y extender la digitalización de las empresas, con dos proyectos como el Centro de CiberSeguridad y un Hub de Innovación Digital

Refuerza los instrumentos existentes de apoyo a las pymes, con la constitución de un nuevo fondo que se está diseñando para anclar los centros de decisión de las empresas. Prevé un presupuesto directo de 1.225 M de € para el período 2017-2020, además de los casi 1.000 M anuales en forma de avales y de otras figuras de financiación

 

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras ha presentado hoy ante la Comisión de Desarrollo Económico del Parlamento el nuevo Plan de Industrialización 2017-2020 con el deseo de dar un salto cualitativo en la continuidad de la política industrial iniciada en los años 80.

 

Se trata de uno de las principales iniciativas previstas en la planificación estratégica 2020 del Gobierno, y que se ha diseñado engarzado con una docena de planes cuya meta final es el desarrollo sostenible de la sociedad vasca, en el marco del Acuerdo de Gobierno suscrito entre el PNV y el PSE.

 

El Plan de Industria 2017-2020 se enmarca en el Programa Marco por el Empleo y la Reactivación Económica Euskadi 2020, y se ha elaborado en conexión directa con el conjunto de iniciativas del ámbito de la competitividad como son el Plan Vasco de Ciencia, Tecnología e innovación; la Estrategia energética 3E2030; el recién aprobado Plan de Emprendimiento 2020; el Plan de Internacionalización Empresarial; la Agenda Digital 2020; la Estrategia de Empleo, los planes de educación de FP y Plan Universitario, así como el Plan Director de Transporte Sostenible.

 

Contexto industrial favorable

Tras la implementación del Plan de Industria 2013-2016 se han analizado los resultados obtenidos así como los retos pendientes, sabedores de que la industria vasca se halla en un contexto plagado de oportunidades, con sus correspondientes amenazas, y teniendo detectadas las fortalezas y debilidades del tejido industrial, en su conjunto.

 

Tratándose de una industria en crecimiento, en un contexto económico favorable, con un crecimiento de las exportaciones durante los últimos años, Euskadi está resultando atractiva para las inversiones extranjeras. La actividad industrial continúa con una aportación muy significativa a la economía, y la estrategia Basque Industry 4.0 se ha hecho un hueco como referente en el conjunto de la industria internacional.

 

Por el contrario, la tasa de paro aún es más elevada de lo deseable, con unas cifras de empleo que en la industria han empezado a recuperarse en 2016. Un perfil productivo tradicional, con un desarrollo escaso de los servicios avanzados. Una caída de la inversión privada en I+D. Elevados costes laborales y energéticos para competir globalmente. Y evidentes necesidades básicas de gestión y formación en muchas empresas pequeñas.

 

Podemos concluir que Euskadi cuenta con un ecosistema industrial completo y bien posicionado, pero que necesita reforzarse y blindar su competitividad.

 

Más industria y Mejor industria con una Política industrial eficiente

Los grandes retos de la industria vasca, pasan por avanzar en condición de ser una industria generadora de riqueza (más actividad y más empleo); industria abierta (con un eje exclusivo de internacionalización); una industria avanzada (competitiva en la industria 4.0 con un esfuerzo adicional en la digitalización); y una industria que apuesta por las personas (más formación y mayor reconocimiento a las personas empresarias)

 

El Plan de Industrialización 2017-2020 cuenta con 3 objetivos estratégicos:

  • Más industria: que la industria vasca obtenga un mayor peso en la economía (que la industria alcance el 25% del PIB de la economía vasca)
  • Mejor industria: más calidad y mayor competitividad, en línea con el nuevo paradigma de la industria 4.0, donde la industria amplía su perímetro de actuación tendiendo a ser algo más que producción.
  • Política Industrial eficiente: Continuar modernizando y perfeccionando la política industrial del Gobierno, con programas avanzados y un uso cada vez más eficiente de los recursos públicos.

 

6 EJES + Eje Transversal en Industria 4.0

El Plan de Industrialización se va a implementar sobre 6 ejes de actuación, además de un séptimo eje transversal que hace referencia a la Industria 4.0

En todos y cada uno de los ejes se van a implementar programas y actuaciones que respondan a la urgencia y necesidad del presente, preparando corto y largo plazo de cada uno de los ámbitos.

  • Apoyo al desarrollo y la competitividad de las pymes
  • Proyectos industriales estratégicos
  • Tecnología, innovación, industria avanzada
  • Internacionalización empresarial
  • Contexto para la competitividad
  • Personas formadas y empleo de calidad
  • Eje transversal: Industria 4.0

Un Plan especialmente sensible con la Digitalización y los servicios avanzados

El eje transversal de la Industria 4.0 pretende, entre otras acciones, potenciar la digitalización de la industria vasca, en términos de tecnologías y modelos de negocio, a través de la digitalización tanto de empresas como de las cadenas de valor; y preparar los perfiles profesionales relacionados con los servicios avanzados vinculados a la Industria 4.0

 

La pasada legislatura supuso un cambio de tendencia muy relevante en la sensibilización sobre la digitalización y la servitización de la industria vasca, bajo el paraguas del concepto Industria 4.0. Una parte considerable de nuestra industria está avanzando en este camino, y algunas empresas están abordando proyectos ambiciosos para posicionarse en el grupo de compañías líderes de su sector.

 

Pero aún queda un largo camino por recorrer. La digitalización de nuestras empresas manufactureras requiere tiempo, inversión y esfuerzo, y en este proceso debemos reducir la “brecha digital” entre las empresas más avanzadas y las más rezagadas.

 

Para lograrlo, será necesario dar un salto cualitativo en la confluencia entre industria, servicios y TICs, a nivel de sectores, empresas, equipos y perfiles profesionales.

 

Iniciativas destacadas

  • Salto cualitativo en internacionalización empresarial, que en este Plan adquiere entidad de “eje”.
  • Realineamiento de los instrumentos financieros con las nuevas necesidades de las empresas y las nuevas prioridades, incluyendo el impulso al crecimiento y arraigo de empresas vascas.
  • Crecimiento anual del 5% del presupuesto de I+D.
  • Potenciar la estrategia de atracción y retención de inversiones (Invest in the Basque Country de SPRI).
  • Plan de promoción industrial ligado a la movilidad eléctrica.
  • Impulsar al menos un nuevo proyecto empresarial de referencia en el ámbito de la Industria 4.0.
  • Consolidar el rol de los agentes tecnológicos en el desarrollo industrial de Euskadi.
  • Impulsar proyectos de cadenas de valor (empresa tractora + proveedores) de digitalización para combatir la brecha digital de las pymes, a priori mediante una adaptación del programa Basque Indusrty 4.0.
  • Establecer acuerdos con regiones punteras: Alemania (Industrie 4.0) y Escandinavia.
  • Potenciar la cooperación interempresarial e intersectorial.
  • Apuntalar la labor de apoyo a empresas en dificultades.
  • Aumentar el suelo industrial disponible, con un nuevo enfoque adaptado a los cambios del entorno.
  • Planes sectoriales de promoción energética e industrial en energía eólica, biomasa, geotermia, autoconsumo (incluyendo solar fotovoltaica) y energías oceánicas.
  • Impulsar el ajuste entre la oferta y la demanda laboral, a través de una actuación coordinada entre la política industrial, la política de educación y la política de empleo.

 

Presupuesto económico del Plan de Industrialización 2017-2020

El presupuesto de la Administración General y entes dependientes vinculado al alcance del Plan para 2017 es de aproximadamente 296 millones de euros, que se corresponde con todas las partidas asignadas a las líneas de actuación del Plan, tanto del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras como del resto de Departamentos implicados (exclusivamente en la parte que afecta a la política industrial).

 
ejes-plan-industrialización-2017-2020
 

NOTAS. Los ejes 2 y 3 se muestran agrupados debido a que las actuaciones de ambos ejes están vinculadas en muchos casos a los mismos programas o partidas presupuestarias.

 

 

Además de los recursos presupuestarios mencionados, el Plan de Industrialización contará con los siguientes recursos:

  • Una línea disponible de avales de hasta 600 millones / año.
  • La capacidad de financiación disponible en los fondos de Capital Riesgo y del Instituto Vasco de Finanzas, resultado de las dotaciones presupuestarias de años anteriores y la financiación de terceros.
  • Las partidas que el Gobierno del Estado, a través de fondos europeos, ponga a disposición de las Comunidades Autónomas para incentivar el desarrollo industrial.

 

Partiendo del presupuesto de 2017, la extrapolación del Plan al conjunto del periodo 2017-2020 supondría la asignación de un presupuesto directo total aproximado de 1.225 millones de euros, suponiendo un crecimiento anual general del 1,2% y del 5% en las partidas de innovación, de acuerdo con el compromiso adquirido en el Programa de Gobierno.

 

Presentación Plan de Industria 2017-2020

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow