EDemocracity, el blockchain aplicado a procesos participativos

8 noviembre, 2017

La plataforma usa esta tecnología para garantizar la seguridad y el anonimato.

 

La startup eDemocracity es una plataforma que permite realizar procesos participativos digitales, pensada tanto para administraciones públicas como para empresas. El sistema se basa en tecnología blockchain, permitiendo así realizar consultas mediante un proceso mucho más seguro, descentralizado y que garantiza el anonimato de los participantes. El proyecto, que está implementando su primer piloto, se ha desarrollado dentro del laboratorio industrial de blockchain creado por Tecnalia. Además, eDemocracity cuenta con Metaposta como colaborador, aportando tanto la aplicación web en la que se exponen y responden a las consultas, como la gestión de la identificación de cada participante.

 

Esta tecnología se hizo famosa por primera vez en el ámbito de las criptomonedas con la expansión de los bitcoins, pero su uso tiene infinidad de posibilidades, y una de ellas es el voto electrónico. “El blockchain funciona como un libro contable distribuido”, explica Miguel Ramos, CEO de eDemocracity, “en el campo del voto digital aporta sobre todo seguridad, porque se comprueba la identidad de cada participante, y en lugar de ser una solución centralizada, se distribuye en una serie de nodos que contienen una réplica completa de toda la base de datos”. El sistema integra, mediante la contribución de Metaposta, la capacidad de autenticar la identidad de las personas incluidas en un censo y a la vez garantizar la protección de los datos.

 

La intención de la startup es ofrecer la plataforma para la realización de consultas y procesos participativos. Su aplicación más directa es en el sector público, puesto que la participación ciudadana es una tendencia cada vez más extendida en muchas administraciones públicas, ligada la gobierno abierto. Sin embargo, también las empresas están interesadas en integrar sistemas de participación en sus organizaciones. “Estamos a punto de implementar el primer piloto en una empresa, y ya estamos en contacto con administraciones que quieren ver cómo podrían utilizar eDemocracity para procesos participativos con su ciudadanía”, explica Miguel Ramos.

 

La startup cuenta con Tecnalia como socio tecnológico y con Metaposta como colaborador, y se ha convertido en el primer caso de éxito desarrollado dentro de su laboratorio industrial de blockchain, puesto en marcha este año en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia.